Verónica Espinosa y Augusto Barrera niegan que renunciaran a las carteras de Salud y Senescyt

La ministra de Salud, Verónica Espinosa, y el secretario de Educación Superior, Augusto Barrera, descartaron su salida de las dos entidades de estado que lideran.

Lo confirmaron este viernes 9 de marzo del 2017, en las instalaciones del ECU 911, en Quito. El secretario de Educación Superior y consejero del área social, Augusto Barrera, aprovechó el espacio para aclarar que no saldrá de Senescyt.

El argumento –detalló– es que cumple “dos importantes responsabilidades”. La primera está relacionada con la coordinación del trabajo en el área social. Es decir su rol de consejo, designado por el presidente Lenín Moreno.

La segunda función es estar a la cabeza de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt). “Estoy a cargo en un momento delicado, en una de las secretarías más complejas, que es la de educación superior.

De manera que, no he tenido ningún tipo de criterio del Presidente (Moreno) y de mi parte estoy cumpliendo las funciones”. La ministra de Salud, Verónica Espinosa, explicó una situación similar. Ella rechazó el pedido que hicieron días atrás integrantes del Partido Social Cristiano (PSC).

Ellos solicitaron su salida de la cartera de Estado. “Enhorabuena yo no trabajo para el Partido Social Cristiano. El único que puede pedir mi permanencia o remoción es el Presidente de la República”. Espinosa, además, sostuvo que seguirán trabajando de forma activa por la salud en el país. “No podemos permitir que se desestabilicen instituciones importantes como la de salud”.

La funcionaria también se refirió al tema de una supuesta deuda del Ministerio de Salud a hospitales privados. “Rechazo categóricamente que haya una deuda de más de USD 250 millones de parte del Ministerio, que hay impagos que afectan la sostenibilidad.

Estamos al día de los pagos regulares”. Este mes –dijo– se cancelará a hospitales de Guayaquil más de USD 12 millones. Estos son los pagos correspondientes a febrero. En los últimos años solo en hospitales de Guayaquil, el Ministerio pagó USD 590 millones por atenciones a la red.

Con información del Comercio y Republica Del Banano

‘El sistema de salud está colapsado’, dice alcalde Jaime Nebot

Directivos de hospitales de la Junta de Beneficencia, Solca y del León Becerra, la tarde de ayer, revelaron las cifras que les adeudan entes estatales, durante un foro en la Universidad Espíritu Santo.

“El sistema de salud general que depende del Ministerio de Salud (MSP) está colapsado”, indicó esta semana el alcalde Jaime Nebot, quien estuvo en ese foro y reiteró la difícil situación.

En la cita de ayer, Sixto Cuesta, del Consejo Directivo de Solca, dijo que se les adeuda $ 120 millones por atención a pacientes derivados del MSP (hay montos arrastrados desde 2009) y el IESS. Además, el Estado les adeuda $ 17 millones por asignación presupuestaria.

Óscar Orrantia, de la Junta Beneficencia, ratificó “problemas serios” en cuatro hospitales por deudas estatales de $ 112 millones. “Aparentemente las cosas van a mejorar, pero no podemos seguir así”, dijo. (I)

Con información de el Universo y Republica Del Banano

Gobierno de Moreno debe a hospitales la suma $ 258 millones

La derivación de pacientes provenientes del sistema público para que usen los servicios del hospital León Becerra, a fin de buscar liquidez, y la implementación de una mesa de diálogo para evaluar los valores pendientes reclamados son parte de los planteamientos que se barajan para encontrar solución a la grave crisis de iliquidez que afronta ese centro.

El hospital, regentado por la Sociedad Protectora de la Infancia, tiene problemas económicos que se ligan a pagos pendientes que debería cancelar el Ministerio de Salud. Ese rubro ascendería a $ 7,2 millones. El IESS les debe $ 1,8 millones.

Ello ha ocasionado que haya pagos pendientes de sueldos a 270 empleados y hasta un año al menos a 100 proveedores, desabastecimiento de insumos y disminución en la oferta de servicios a los 20.000 pacientes que se atienden cada año.

Dichos montos reclamados por el hospital fueron dispuestos por el Congreso en el 2006. Cada mes se debía desembolsar unos $ 80.000 que aumentarían cada año. Entre el 2014 y 2017 no han sido asignados, según Ricardo Koenig, presidente de la Sociedad Protectora.

Espinosa estuvo para participar en la inauguración de una unidad de cuidados intensivos para adultos en ese hospital. Allí, la ministra entregó un reconocimiento a Usama Hamdan, presidente de la fundación Global Smile, que ha enviado misiones de atenciones.

“Tenemos un mecanismo de relacionamiento (derivación de pacientes) que permitirá flujo de liquidez al hospital y vamos a cumplir con todos los análisis legales administrativos y lo vamos a resolver… estamos acompañando en una situación complicada, el ministerio no va a dejar que una institución tan valiosa cierre”, dijo.

Koenig reiteró la gravedad de la situación e indicó que a más tardar en dos semanas esperan que culminen las mesas de diálogo para la verificación de la deuda. Con esto, podrían cancelar tres meses de sueldos pendientes a trabajadores.

Y no es el único hospital que tiene deudas por cobrar a entidades estatales. La Junta de Beneficencia, que regenta hospitales como Luis Vernaza, debe cobrar $ 112 millones y Solca tiene valores por cobrar de $137 millones, según dijeron directivos que estuvieron en un foro en una universidad.

Y no es el único hospital que tiene deudas por cobrar a entidades estatales. La Junta de Beneficencia, que regenta hospitales como Luis Vernaza, debe cobrar $ 112 millones y Solca tiene valores por cobrar de $137 millones, según dijeron directivos que estuvieron en un foro en una universidad.

$ 9 millones reclama el hospital León Becerra. El MSP le debería $ 7,2 millones y el IESS, $ 1,8 millones.

Con información de el Universo y Republica Del Banano

Bancada correista quiere la renuncia de José Serrano e investigación de Baca

Audio debía ser judicializado y no expuesto a medios, afirmó

El asambleísta de Revolución Ciudadana, Esteban Melo, informó que su movimiento apoya la renuncia y la investigación del Presidente de la Asamblea, José Serrano y del Fiscal Carlos Baca Mancheno tras el polémico audio que se difundió semanas atrás. “No debe haber amarre ni troncha”, exigió.

Acerca de la comparecencia del Fiscal General y el Presidente de la Asamblea Nacional el día de hoy, el asambleísta Esteban Melo reitera que todos los legisladores se mantienen a la expectativa de sus declaraciones, debido a que sus acciones han afectado a la institucionalidad del Estado.

“Todos hemos visto cómo se filtraron unos audios, en los cuales hablaron cómo afectar la institucionalidad del Estado. Lo primero es escuchar sus comparecencias y tener el principio de inocencia ante todo, que se defiendan; pero ambos han perdido la capacidad moral para ostentar esos cargos”, dijo.

Por este motivo explicó que la posición de la bancada de la Revolución Ciudadana apoya la renuncia y la investigación del Presidente de la Asamblea, José Serrano, y del Fiscal Carlos Baca Mancheno.

“Nosotros hemos señalado que José Serrano debería renunciar y se debería iniciar un proceso de investigación contra el Fiscal General, no pueden pasar estas cosas en el país debe haber legalidad, no debe haber amarre ni troncha. Baca tenía que judicializar el audio, no tenía que exponerlo a los medios de comunicación, esto sería una falta a sus funciones y un causal para Juicio Político”, indicó.

Para concluir su intervención, el legislador, Esteban Melo, cuestionó a la justicia ecuatoriana, ya que así como se han dado a conocer que varias autoridades buscaban la salida del Fiscal, lo mismo pudo suceder con el ex vicepresidente, Jorge Glas: “Ahora nos preguntamos si la caída de Jorge Glas no se dio por un acuerdo, hay que recordar que el ex vicepresidente fue condenado sin pruebas y le aplicaron una Ley derogada y que no está en vigencia”.

Marcha en Quito: “Que se vayan todos” “Fuera corrupto fuera”

“Siento vergüenza de ser ecuatoriano por todo lo que está sucediendo con estos ladrones”, afirmó un manifestante

Con banderas del Ecuador, carteles en contra de la corrupción y consignas que pedían la salida de autoridades vinculadas con estos casos, centenares de manifestantes se congregaron en la avenida Shyris, al norte de Quito, durante la tarde y noche del jueves 8 de marzo.

Además, pedían que se investigue al presidente de la Asamblea, José Serrano, y al Fiscal General, Carlos Baca, por el polémico audio que fue difundido. Anunciaron que continuarán con estos plantones hasta que sean escuchados. “Que se vayan todos”, piden los marchantes.

“Fuera Corruptos Fuera”, era la consigna que más gritaba los casi 300 manifestantes que se convocaron a través de redes sociales y que avanzaron por la avenida Amazonas y Naciones Unidas.

La marcha responde a los últimos acontecimientos que involucran al presidente de la Asamblea, José Serrano, al Fiscal Carlos Baca y al ex contralor prófugo de la justicia, Carlos Pólit.

Por ello, el titular de la Legislatura y el de la Fiscalía tendrán que comparecer, este viernes, en la Asamblea sobre todo con respecto al audio difundido por el Fiscal en una rueda de prensa. Además, luego de sus explicaciones, el Pleno de la Asamblea debatirá si se inicia, o no, un proceso de destitución, en el caso de Serrano, y un juicio político contra el Fiscal.

Sin embargo, los manifestantes decidieron salir a expresar su rechazo a todos estos actos de corrupción que afectan al país. Además, pidieron que el expresidente Rafael Correa responda a la justicia y que varias autoridades en funciones sean destituidas.

“Todo lo que está sucediendo es una vergüenza.

Yo, personalmente, siento vergüenza de ser ecuatoriano por todo lo que está sucediendo, con todos esos ladrones”, afirmó Ernesto Suárez, uno de los marchantes. Este sentir, es compartido con la mayoría de los merchantes por lo que dicen que no van a permitir que esta situación continúe.

Viviana Bonilla se desafiliará de Alianza PAIS

“Asalto a la Asamblea está en marcha, en la que no se ponen de acuerdo es en el reparto”, denunció

La Vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Viviana Bonilla, anunció su desafiliación del movimiento Alianza PAIS. Su salida se debe a un tema de coherencia con sus ideas, según explicó en su cuenta en Twitter. “Son tantos que no entran en la camioneta”, dijo la legisladora, quien aclaró que no se sumará a ninguna bancada y actuará como independiente.

La noche de este jueves 8 de marzo, anunció que se desafiliará del Movimiento Alianza PAIS, pero continuará en su curul bajo la etiqueta de independiente.

En un comunicado difundido en sus redes sociales, Bonilla aclaró que no será parte “de ningún partido conformado o en proceso de formación”. Sin embargo, mencionó que apoyará las propuestas que considere sean beneficiosas para el Ecuador.

“Son tantos que no entran en la camioneta. Las prácticas socialcristianas que combatimos, hoy se las acepta como normales en el mundo sin escrúpulos del ‘todo vale’ de la política ecuatoriana’, dijo.

Su salida se debe a un tema de coherencia con sus ideas, según explicó.

‘En la coherencia con mis ideas, en la defensa del Estado de Derecho y en la reivindicación de la política como un espacio para el servicio público, siempre me encontrarán’, acotó.

Denunció que un ‘asalto a la Asamblea está en marcha, en la que no se ponen de acuerdo es en el reparto’.

‘No será únicamente por la ventana sino partiendo todas sus estructuras, debilitando al punto que solo la dejarán como apariencia de democracia’, indicó.

Para Bonilla, ‘es cuestión de tiempo para que el país evidencie el costo del respeto a la institucionalidad’.

‘Adecentar la política puede leerse como un imposible pero en ese objetivo centro mi accionar, con transparencia, con frontalidad, hablando claro y siempre con la verdad’, sostuvo.

Bonilla, quien funge como primera vicepresidenta de la Asamblea Nacional, fue señalada por el Partido Social Cristiano como una persona afín al correísmo, que habría servido como alianza entre los partidarios de Rafael Correa con el Movimiento CREO para la destitución de José Serrano.

Con información de Ecuador TV y Twitter Viviana Bonilla

Vicuña solicita dar un paso al costado a José Serrano

Para Segunda Mandataria, quien no cumpla con aquello no debería formar parte de un movimiento que pretende reivindicar transparencia en política

La vicepresidenta de la República, María Alejandra Vicuña, indicó que, en el marco del debido proceso, el gobierno tomará las acciones respectivas para reivindicar la ética. En ese sentido, afirmó que quienes no respondan a la “revolución ética”, deben dar un paso al costado al referirse a la situación del presidente de la Asamblea Nacional, José Serrano.

“Insisto ante la medida en la que se tomen acciones contundentes y claras y siempre consecuentes con lo que pregonamos que es la revolución ética y la transparencia en la función pública. Ese ha sido nuestro accionar y si es que cualquier compañero, más allá de este caso puntual, no actúa apegado a estos principios, deberá dar un paso al costado y no formar parte de un movimiento que pretende reivindicar la ética en la política y en la función pública”, indicó.

Haciendo énfasis en que ese siempre ha sido el compromiso con el país. “El día de mañana van a comparecer, como así resolvió la Función Legislativa, y tengan la seguridad de que las acciones que se tomarán, serán siempre responsables y, sobre todo, consecuentes con lo que manifiesto”.

“Alianza PAIS se ha pronunciado y, de hecho, está en el marco de un debido proceso como corresponde en cualquier organización política, en este caso, en la Comisión de Ética. El que haga los descargos respectivos sobre un tema que ha concitado la preocupación, la molestia e incertidumbre en la opinión pública, pero que es responsable del movimiento hacerlo y también de la Función Legislativa”, comentó.

El inflador de la deuda externa o sucretización, Hurtado, se alía con Lasso

“En cada conversación uno aprende algo nuevo con Osvaldo Hurtado. No solo ha sido presidente, es un gran ciudadano”, señaló líder de CREO

El ex Presidente de la República, Osvaldo Hurtado, estuvo presente en el evento de alianza del colectivo Demócratas por el Cambio, que incluye a los militantes de la desaparecida Democracia Cristiana y Democracia Popular, se adhirieron ayer al movimiento Creando Oportunidades (CREO), liderado por Guillermo Lasso.

El dirigente de la nueva agrupación, Juan Manuel Fuertes, comentó que el proceso se inició en el 2016 y que de a poco fue adquiriendo forma.

Según un diario local, la Democracia Cristiana se unió formalmente al movimiento CREO.

“Compartimos la visión del ser humano, coincidimos en los valores y en los principios que han encontrado en el liderazgo de Guillermo Lasso, la muestra de una lucha contra el totalitarismo y la corrupción”, dijo Fuertes.

Verónica Cando, militante de la Democracia Cristiana del Ecuador, señaló que asumen el reto de dar un relevo a la política”.

“Pero como un camino para cambiar la historia. Queremos unir la energía de la juventud, con la paciencia de la experiencia, para tomar las decisiones necesarias que requiere el país”, explicó.

En el sitio estaba el ex presidente Osvaldo Hurtado, quien, con un abrazo, cerró el discurso que dio el ex candidato presidencial, Guillermo Lasso, sobre él: ‘En cada conversación uno aprende algo nuevo con Osvaldo Hurtado. No solo ha sido presidente, es un gran ciudadano”.

Al evento también llegaron el exministro de Gobierno, Vladimiro Álvarez, el empresario quiteño Juan Carlos Holguín, Eduardo del Pozo, vicealcalde de la capital, los asambleístas de la Unidad por el Cambio, entre otros.

Más de 1000 personas conforman las filas de la Democracia Cristiana del Ecuador y ahora militarán oficialmente en el movimiento Creo.

Uno de sus primeros retos será encarar las seccionales del 2019.

Durante el gobierno de Hurtado, como recuerdo de su mayor política pública (1981 -1984), convirtió las deudas de dólares de algunos agentes económicos privados contratadas fuera del país, a deudas en sucres con el Banco Central del Ecuador, por lo que el Banco asumió el compromiso de pago en dólares frente a los acreedores internacionales, de esta manera las deudas externas privadas pasaron a engrosar la deuda pública externa. Fue un proceso de especialización de deudas privadas más conocida como “sucretización” de la deuda ecuatoriana, que generó elevados perjuicios al Estado ecuatoriano, por un monto acumulado de US.$ 4.462 millones.

Con información de Ecuadorinmediato y Republica Del Banano

Moreno se endeuda con $100 millones más de lo habitual, por credito del BID

Gobierno podrá decidir en qué rubros invertirá dinero adicional

Ayer se reunió el Presidente de la República, Lenín Moreno, con una delegación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Tras la cita, se conoció que la entidad financiera incrementará USD$100 millones a la línea de préstamos ecuatoriana. El dinero podrá ser usado en lo que el Gobierno Central considere, siendo así catalogada la decisión como “un voto de confianza” de la institución.

El Mandatario recordó que el Banco tiene como propósito apoyar el desarrollo de los países, en temas sensibles de la sociedad, “aquellos que son los que más inciden en el progreso y bienestar de los habitantes”.

La ministra de Industrias y Productividad, Eva García, informó que el BID ha expresado su voluntad de acompañar al Gobierno Nacional en varios de sus proyectos, especialmente en aquellos relacionados con políticas de desarrollo, los orientados a las minorías y a temas de género; así como los que buscarán mejorar la recaudación fiscal.

El Banco Interamericano de Desarrollo mantiene una línea de crédito de alrededor de USD 500 millones para el país, y tras el diálogo, se incrementará en USD 100 millones, con la facilidad de que este rubro sea usado en el ámbito que el Ejecutivo lo considere pertinente, lo que implica “un voto de confianza” del organismo hacia Ecuador, destacó la ministra García.

A la cita acudieron Rafael de la Cruz, gerente general del Departamento de Países Andinos del BID; James Scriven, gerente general de BID Investmen; y Fernando Quevedo, representante del BID en Ecuador y la canciller María Fernanda Espinosa.