#ArticuloBananero| La mano extendida de Mefistófeles

Sería descabellado pensar que si el señor Guillermo Lasso fuese elegido como presidente, él empezaría a gobernar al país poniendo en marcha el programa político y económico de Rafael Correa. Sería igualmente inaudito pensar que la mayoría de los actores políticos, incluyendo los medios públicos y privados, se alinearían para dar el golpe mortal contra el obstinado neoliberalismo. ¡Sería un delirio! Pero… lo descabellado en el Ecuador se ha hecho posible.

Hoy, después de un año de gobierno, o falta de gobierno, por parte de Lenin Moreno, se ha hecho lo impensable por medio de la traición. Hoy la derecha empresarial, sin ser elegida, se complace en encuadrar políticas apegadas a sus intereses voraces. Son políticas económicas ya trilladas, fracasadas en dar salida a la gente de la pobreza; sin embargo, se dio lo contrario, la exacerbaron. Uno de reojo se pregunta, ¿cuántos de sus ministros habrían votado por él? No olvidemos que Lucio Gutierrez, hoy sombra política de mal recuerdo, también traicionó a su electorado. Él terminó mal, a pesar de haber prometido “morir en el intento”.

El 24 de mayo del 2017 fue el día en que la apariencia, preñada de traición, coronó en el corazón del Estado ecuatoriano. Era el día de la transición democrática del poder de un presidente a otro por voluntad popular. El 51,16% del electorado había encargado el destino del país para que avance en la ampliación del bienestar social. Fue el día en el que se sellaba con solemnidad un deber, una amistad fraterna de diez años. Se sintió el apretón de manos y se lo creyó sincero. Pero… como se suele decir…”el amor se acaba cuando la traición empieza” y….así sucedió en muy poco tiempo. La gobernabilidad fluida que parecía garantizarse, no se dio. ¡Fue una mano extendida de Mefistófeles! Ya se había urdido la traición. Los compadres ya se habían repartido la patria. Lo que restaba era seguir arremetiendo contra todo lo que olía a Correa. El fraude ya estaba fraguado.

El daño no solo pasa por la afrenta contra Rafael Correa, que en sí es impresentable, sino por la burla a la lealtad de los que confiaron en Moreno. Su compromiso se debía a sus mandantes. Pero su accionar es diametralmente opuesto a lo que se esperaba. Esto es traición. Y por tal, Moreno pasará a la historia con el mismo desdén que guardamos para los detestables: Judas Iscariote, Marco Junio Brutus, Augusto Pinochet, Michel Temer …

Moreno ha posicionado la idea que lo que hace, lo hace por nosotros, para nuestro bien. ¡No le creemos! Sabemos que está siendo dirigido por pérfidos intereses económicos detrás del telón. Por algo Dante, en su Divina Comedia, pensó en esta jauría de facinerosos y los condenó al noveno círculo del infierno, al inmenso lago de hielo. Allí, aparentaron aquéllos, lo mismo que siguen aparentando estos: ser honestos … cuando en realidad, conscientes y fríos de corazón, son fraude, son traidores, son de ponzoña venenosa porque, la experiencia nos enseña, que el mentiroso cuando se ve descubierto, se enoja y se hace la víctima.

La traición categóricamente es repudiada. No nos gustaría que se nos haga lo mismo; esto es, que un supuesto compañero dé otra cara impensada. De este modo, se orquestó la traición ya programada para recobrar las relaciones de poder a la que las élites tradicionales estaban acostumbradas. La traición crea un ambiente de desconfianza e incertidumbre. Tarde o temprano el traidor traicionará a todos.

La ética nos exige a reaccionar contra el doble discurso. Un momento Rafael Correa fue adjetivado con plétoras de alabanzas, de adulación y en otro momento es denostado y culpado de todos los males hasta volverse costumbre para, sutilmente, escudarse en la flagrante inoperancia de este régimen. ¿Podrá dormir? ¿Acaso se olvidó que la presidencia es efímera? ¿Acaso se le olvidó que el infierno, escribe el papa Juan Pablo Segundo, es un “estado de la conciencia del hombre y no un lugar físico”?

Fuente: Prensa Republica Del Banano

Datos del Articulista:

Luis Alfredo Castillo

Ecuatoriano residente en Canadá

Estudió Ciencias Políticas y estudios latinoamericanos en la Universidad de York

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s