El salario de Espinosa en Asamblea de la ONU será pagado con fondos del pueblo ecuatoriano

La actual canciller de Ecuador, María Fernanda Espinosa, quien el martes 5 de junio del 2018 fue designada presidenta de la 73 sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, anunció que está en proceso de desvincularse de la Cartera de Estado.

En una entrevista con Telediario, la funcionaria señaló que hoy miércoles 6 de junio del 2018 se reunirá con el presidente Lenín Moreno para iniciar el proceso de transición. “Estoy precisamente en ese proceso… esta es una función muy importante para nuestro país, pero que requiere un trabajo inmediato. Ya el día de mañana (miércoles) tendré una reunión con el Presidente para planificar el proceso de transición. Yo tendré ya una oficina en Naciones Unidas para los equipos de transición, esto es una gran operación y que empieza el día de mañana”, reveló Espinosa.

En una elección secreta que dividió a Latinoamérica, Espinosa obtuvo un total de 128 votos, incluido el de Venezuela y otros países “bolivarianos”, mientras su rival, la embajadora de Honduras ante la ONU, Mary Elizabeth Flores, de 44 años, recogió 62. Espinosa, quien ejerció altos cargos en el gobierno de Rafael Correa y que hoy se desempeña como canciller del gobierno de Lenín Moreno, reemplazará al eslovaco Miroslav Lajcak en el cargo más bien ceremonial pero que carga un gran prestigio por su visibilidad mundial. Su mandato durará un año y comenzará en septiembre.

Sobre su reemplazo en la Cancillería, el secretario nacional de Comunicación, Andrés Michelena, informó hoy en Radio Pública que el Presidente de la República tiene ya un nombre y lo anunciará quizás la próxima semana.

Sin embargo, uno de los temas que genera reacción en sectores políticos de oposición y de exdiplomáticos ecuatorianos es la posibilidad de que Ecuador continúe pagando los salarios de María Fernanda Espinosa mientras desempeña esa representación internacional en Nueva York.

El excanciller Heinz Moeller explicó a EL COMERCIO que Ecuador, al ser el país proponente de ese cargo, deberá asumir gastos como viáticos, domicilio y otros costos. “El cargo es para ella, es a nivel personal”.

De hecho, según el documento oficial el presidente de la Asamblea General de la ONU (PGA) no es un empleado de la ONU y no percibe un salario de las Naciones Unidas. Señala que el salario es un asunto para el gobierno del país que nomina esta representación, en este caso Ecuador. “La Misión Permanente del país patrocinador generalmente proporciona el alojamiento del Presidente de la Asamblea General en Nueva York, el transporte de la ONU y proporciona un auto y conductor al PGA para actividades oficiales en Nueva York”. Sobre este asunto, el Gobierno ecuatoriano aún no se ha pronunciado.

Con información de El Comercio y Republica Del Banano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s