Pablo Romero: SENAIN no tuvo participación en secuestro a Fernando Balda en Colombia ni en ningún lugar del mundo

Reveló que actual Fiscal Paúl Pérez era quien “autorizaba interceptaciones telefónicas” en SENAIN

En sus primeras declaraciones, Pablo Romero, ex Secretario de Inteligencia Nacional (SENAIN), y vinculado al caso de presunto secuestro de Fernando Balda, aseguró que ni él ni la SENAIN tienen vínculos con el rapto del político ecuatoriano. Aseguró que existe una confusión “propiciada y con malévola intención desde la Fiscalía General del Estado y de los interesados en desviar o apuntar los cañones para otro lado”, precisando que la institución de la que se habla estaría vinculada con el delito es la Dirección Nacional de Inteligencia de la Policía Nacional.

En mayo del año pasado salió de Ecuador “de manera legal, ordenada”, permaneciendo desde esa época en España. Romero comentó que el domingo pasado, en horas de la tarde, fue detenido unas pocas horas por solicitud de la Fiscalía del Ecuador por el presunto rapto de Fernando Balda.

“Sin embargo, presentamos una apelación a la Audiencia Nacional de España, en donde se demostró las irregularidades del proceso, que existe una persecución política; de inmediato, fue aceptado el recurso que presentamos con mis abogados”, detalló e indicó que, al momento, se ha iniciado un proceso en su contra que durará 30 días para extraditarlo a Ecuador.

“La Fiscalía tendrá que documentar y probar las acusaciones y nosotros demostrar que somos inocentes, por lo tanto, mantener nuestra libertad”, agregó.

Acerca de la participación de la SENAIN en la ubicación y presunto rapto de Fernando Balda en Colombia, Romero respondió: “La Secretaría de Inteligencia no tuvo nunca una participación en búsqueda de información, ubicación, en apresamiento al ciudadano Fernando Balda en Bogotá ni en ningún lugar del mundo”.

“Esa famosa operación Wilson, que ha sido mencionada, justamente he leído una declaración del Fiscal General encargado, que ha reportado que, a su vez, el Contralor ha enviado un informe, indicando que la operación Wilson no existe, como lo dijimos desde el inicio”, mencionó.

Pablo Romero precisó que existe una confusión “propiciada y con malévola intención desde la Fiscalía General del Estado y de los interesados en desviar o apuntar los cañones para otro lado”.

“En Ecuador, existe la Secretaría de Inteligencia, de la cual fui Secretario en ese periodo corto, 2012, y existen los sistemas de inteligencia de varias instituciones, exactamente de 8, pero voy a referirme a 2: la inteligencia militar, una de las más importantes del país y la inteligencia policial, llamada Dirección General de Inteligencia”, detalló.

Afirmó que los uniformados vinculados al caso Balda “pertenecen a la Dirección de inteligencia policial y esos cheques fueron girados por la Dirección de inteligencia policial, son entidades diferentes, autónomas, administrativa y financieramente”.

La Secretaría de Inteligencia, como órgano rector de los subsistemas de inteligencia, les entrega fondos en periodos de acuerdo a cómo lo gastan.

“Ellos gastan, elaboran sus justificativos, y cada trimestre se hace un oficio, el Secretario de Inteligencia envía a la Contraloría (…) en uno de esos anexos, según lo que entiendo, no he visto, de la Dirección Nacional de Inteligencia, aparentemente consta una operación con ese califico (Secuestro) los cheques que están en esa carpeta son cheques girados por la cuenta de la Dirección Nacional de Inteligencia de la Policía Nacional”, agregó en declaraciones para radio Estrella.

Indicó que Fernando Balda tiene un blog en internet, en el que narra “con lujo de detalles, apoyado en fuentes de medios de comunicación de Colombia y Ecuador” los hechos del 5 julio y del 12 de agosto.

“Nunca, en su blog, durante el año 2012 hasta la fecha, él ha sido capaz de vincular, mencionar el nombre de la Secretaría de Inteligencia o el mío en estos intentos de secuestro que ha sufrido en Bogotá, recién ahora, no sabemos por qué razones, pretende vincularme y lo ha hecho en la acusación particular”, acotó.

Al ser consultado sobre si recuerda al actual Fiscal General del Estado encargado, Paúl Pérez, como funcionario de la SENAIN, Pablo Romero aseveró: “Él era una de las manos derechas del ex fiscal Galo Chiriboga y lo nombró fiscal para asuntos tecnológicos en la Secretaría de Inteligencia”.

“Era la persona que autorizaba las interceptaciones telefónicas que eran emitidas o solicitadas por la función judicial, cuando salí en marzo del 2014, él siguió trabajando ahí y tengo entendido que estuvo trabajando hasta el año 2016, me extraña que, en su hoja de vida, no menciona esa faceta de trabajo”, reprochó.

Soy un perseguido político, agregó Romero, quien mencionó que los hechos ocurrieron en agosto del 2012 y prescribieron en agosto del 2017.

“Es una tema de alianzas políticas y de componendas, en enero del 2018, el ex Fiscal destituido, Carlos Baca, activa después de haber estar 6 años esa denuncia, sin haber sido tocada ¿por qué la activan este momento? Por desatar esta guerra, por defenderse frente a las acusaciones de los compadres: Presidente de la Asamblea ya destituido y el Contralor también ya destituido”.

Con información de radio Estrella, Republica Del Banano y Ecuadorinmediato

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s