Partido Socialista, preocupado por Ley de Fomento o TROLE 3: “Se proponen incentivos sin condiciones a grandes empresas”

El Partido Socialista expresó su preocupación por la orientación general del proyecto de Ley de Fomento, que entra a segunda debate en la Asamblea Nacional, pues, a criterio de la agrupación, la normativa “modifica los parámetros del modelo de desarrollo contenidos en la Constitución de Montecristi”. Pide, además, escuchar a todos y actuar en beneficio del interés común. “No sólo a los que tienen voz y hablan con fuerza desde arriba”, señaló.

A continuación difundimos el comunicado de prensa en su totalidad:

Como es conocimiento público el Ministerio de Economía presentó en la Asamblea Nacional la “Ley Orgánica para el Fomento Productivo, Atracción De Inversiones. Generación de Empleo y Estabilidad y Equilibrio Fiscal.

Frente a ello, la asambleísta socialista. Silvia Salgado ha actuado en coherencia con la decisión del Comité Ejecutivo del Partido Socialista y realizó una serie de comentarios y propuestas alternativas que se remitieron a la Comisión de Desarrollo Económico, que es la encargada de procesar el debate legislativo.

Dichas propuestas fueron diseñadas con el horizonte de mejorar la Ley, reforzar el sentido de un proyecto progresista y asegurar la gobernabilidad del Presidente Lenín Moreno. Para ello contamos con la colaboración de un equipo técnico transversal de varios sectores progresistas con destacados economistas, abogados y otras especialidades.

Reconocemos la importancia de alcanzar un acuerdo nacional sobre qué reformas promover para enfrentar el presente escenario económico. Sin embargo, el Partido Socialista expresa su preocupación por la orientación general del proyecto de Ley que modifica los parámetros del modelo de desarrollo contenidos en la Constitución de Montecristi.

Creemos que para alcanzar acuerdos nacionales es necesario escuchar a todos y en beneficio del interés común. No sólo a los que tienen voz y hablan con fuerza desde arriba. Para un gobierno progresista lo más importante es escuchar a los de abajo: a las pequeñas y medianas empresas, a las organizaciones de trabajadores, a los autónomos y emprendedores, a quienes participan en la economía informal.

En tiempos económicos complejos no podemos pasar el peso de la crisis a las capas medias y sectores populares. No debemos dejar desamparados a los ecuatorianos que menos tienen. Y esto por dos razones. Primero, porque es deber del Estado proteger a todos sus ciudadanos, brindar política social para reducir la pobreza y la desigualdad. Segundo, porque la mejor forma de dinamizar la economía es incentivar la capacidad adquisitiva de la población, generar empleo y estimular la producción nacional. Es decir, distribuir para crecer.

Es verdad que necesitamos unas cuentas estatales sostenibles. La crisis económica que atravesó el Ecuador nos exige ser más austeros y eficientes en el gasto público. Pero la eficiencia y austeridad no pueden ser confundidos con el duro ajuste neoliberal que destruye al Estado, debilita a los servicios públicos básicos quebrantando derechos e impidiendo cubrir necesidades básicas. Cuidado que por querer eliminar grasa recortemos músculo.

Igualmente, es sustancial entender que la reactivación económica exige corresponsabilidad. La sociedad ecuatoriana necesita que los grandes empresarios no sólo reciban beneficios sino que se comprometan a generar empleo de calidad, mejoren su productividad, inviertan en tecnología e innovación y retornen al Ecuador sus capitales.

Por lo expuesto, el PSE considera que el proyecto debe ser sustancialmente replanteado y alertamos de algunos problemas que presenta:

¡. En relación a los llamados incentivos: Se proponen incentivos sin condiciones a las grandes empresas, al capital financiero y a la inversión extranjera. No queda claro cómo se garantizará la generación de empleo y el ingreso de nuevas inversiones. No se crean incentivos de igual proporción a los sectores de la economía popular y solidaria ni de la agricultura. Como sería el acceso al crédito en mejores condiciones.

2. Sobre la remisión tributaria: La remisión va a generar menores ingresos económicos al Estado y no queda claro cómo se van a sustituir esos ingresos para el financiamiento de salud, educación, universidad gratuita. Puede crear discriminación al favorecer sólo a las grandes empresas sin incluir a los otros actores productivos.

3. Sobre las nuevas reglas macrofiscales: Las reglas propuestas son muy rígidas y de difícil cumplimiento. Aceptar el déficit primario cero y un techo de la deuda en el 40% del PIB constituyen una camisa de fuerza que restringe el margen de acción del Estado en la economía: especialmente en liquidez, deuda e inversión. Proponen una fuerte reducción de las cuentas estatales -el llamado ajuste fiscal- de cerca de 4 mil millones de déficit y 17 mil millones de deuda. Por ello se propuso reconocer el techo de la deuda en relación a la existente (60o/o del PIB) y que la disminución del déficit no involucre al gasto social. Un drástico ajuste afectará el consumo interno (despido de trabajadores, disminución de sueldos, rebaja de compras del Estado, menor inversión pública) y todo ello repercutirá negativamente en el crecimiento económico.

Hemos propuesto se rebajen las tasas de interés de la banca para una real reactivación productiva. Especialmente se requiere dirigir el crédito a las microempresas y a pequeños productores del sector agrícola. Las tasas de interés se han mantenido excesivamente elevadas frente a las vigentes en los mercados financieros internacionales. Lo que significa que por cada 1% de interés adicional, los intermediarios financieros extraen de la economía 335 millones de dólares en un año, dinero que es pagado por quienes solicitan el crédito. Esto encarece los costos de producción, con la consecuente pérdida de competitividad local frente a los productos importados e inhibiendo las nuevas inversiones.

Hacemos un llamado al Gobierno Nacional a extender el diálogo. Que se escuche también a los sectores progresistas, a las medianas y pequeñas empresas, a los trabajadores organizados, al sector agrícola.

Con información del Partido Socialista, Republica Del Banano y Ecuadorinmediato

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s