El país aún ‘raspará la olla’ para subsistir

Al Gobierno le falta alrededor de unos 900 millones de dólares de financiamiento para cubrir su necesidad de dinero este año, un dinero que no se podrá conseguir fácilmente. Es uno de los puntos que se resaltaron ayer en una reunión de ejecutivos empresariales con dos analistas económicos, Walter Spurrier y Alberto Acosta, los dos son parte Análisis Semanal, del grupo Spurrier.

Una de las inquietudes del sector empresarial todavía es si el Gobierno logrará que el Fondo Monetario Internacional (FMI) le facilite el dinero que le falta, porque las medidas económicas tomadas hacen que el proceso de recuperación sea lento y ese es uno de los puntos por los que el ente no facilite el financiamiento.

Lo pone en el horizonte la necesidad de un ajuste mayor. Los expositores destacaron que el país todavía vive ‘raspando la olla’, por la dependencia que tiene de financiamiento.

Aunque el Gobierno trabaja arduamente para poner en orden las finanzas públicas, el proceso de recuperación económico es lento y no es como soplar y hacer botellas.

Un ejemplo, después de eliminar el tope del 40 % del Producto Interno Bruto de endeudamiento para obtener el dinero que le falta para cubrir el presupuesto anual, por lo menos pasarán unos 10 años para poder regresar al límite legal de endeudamiento (40 % del PIB).

Entre los planes del Gobiernos está obtener nuevo financiamiento de China. Aunque las opciones para obtener dólares se están reduciendo y el tiempo se está acabando. Porque a partir del 2020 empieza el vencimiento de unos bonos soberanos, y ese es uno de los apuros del Estado, según los analistas económicos.

Ese pago va a crecer en el 2022, 2024, 2026 y 2028. Es decir, que hay toda una década con fuertes vencimientos de los bonos soberanos.

Entonces la meta es pagar cumplidamente ello para tener la puerta abierta al crédito; paga unos bonos y emite otros, de esa manera honra las obligaciones.

Por lo tanto, a partir del 2019 se deben esperar más ajustes económicos. Se especula a nivel internacional sobre un posible incremento del Impuesto al Valor Agregado (IVA), se habla de un 3 %, que podría rendir 1,5 % del PIB. Estos son comentarios de bancos de inversión.

Otro tema que también se conversa es de una modificación en el arancel de ciertos bienes. Pero en este tema las posibilidades de que se den son leves, sin embargo se debe saber todo lo que se habla alrededor de qué vendrá en el nuevo año. Alberto Acosta resaltó que el Gobierno ha rechazado la idea de implementar nuevosaranceles. Pero hay una necesidad de dinero y es posible que se recurra a ello si no queda otra alternativa. Recordó que el Gobierno en el pasado dio paso atrás en la idea de que los aranceles de las importaciones lleguen a tope permitido por laOrganización Mundial del Comercio (OMC).

El Gobierno también quiere buscar mecanismo de concesión. Una de las vacas lecheras es laempresa de telecomunicaciones CNT, porque con socio privado podría obtener ganancias anticipadas de ese activo.

Entre las medidas ya anunciadas está la liquidación de algunas empresas públicas que generan pérdidas, como Ecuador Estratégico, la Cementera y Yachay.

Se espera una reducción en las plazas de trabajo en el sector público. Se dice que hay unos 60.000 contratos ocasionales y que es posible que no se renovará la mitad.

Acosta resaltó que en la reducción de los gastos no habrá ahorro, porque lo que pasará es que ese dinero se mueve para cubrir otras necesidades u obligaciones.

“Se busca evitar la recesión”

En una entrevista concedida a Bloomberg, el ministro de Economía y Finanzas, RichardMartínez, destacó que la gestión económica del presidente Lenín Moreno se refleja en hechos y no solo en palabras, lo que es fundamental para retomar la confianza de los inversionistas con el país. Aseguró que el ordenamiento presupuestario y la transparencia de las cifras económicas del Ecuador son una buena señal para atraer a los inversionistas internacionales. Señaló que las decisiones económicas que está implementando el Gobierno han permitido reducir el déficit fiscal al 4,1 % al finalizar este año y al 3,2 % para el 2019.

Explicó que las correcciones fiscales deben ejecutarse de manera ordenada para evitar una recesión fuerte y que será necesario asumir nuevo financiamiento.

Agregó que una de las opciones crediticias será China y no descartó recurrir el próximo año a los mercados de capitales.

El ministro reiteró que el Ecuador cumplirá con todas sus obligaciones y compromisos financieros con todos sus acreedores.

Con información de El Expresó y Republica Del Banano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s