Presidente Moreno: “No, no, no dude, en verdad, no soy un socialista”

“La única forma de construir el accionar del gobierno es dirigiéndose a los más pobres del país, eso es socialismo”, mencionó

El presidente de la República, Lenín Moreno, declaró oficialmente inaugurado el Centro de Salud tipo C “Ciudad Victoria”, en la ciudad de Guayaquil, en este marco, recalcó que él no es un socialista de aquellos que “matan, alcahuetean crímenes, secuestran, son intolerantes, no respetan la libertad de expresión”.
“Por ahí oigo que hay una persona de importancia internacional, que dice que duda que yo sea un socialista”, dijo el Mandatario y recalcó: “No, no, no dude, en verdad, no soy un socialista”.

“No soy de los socialistas si es que los socialistas matan, si los socialistas alcahuetean crímenes, si los socialistas secuestran, si los socialistas son intolerantes, si no respetan la libertad de expresión, si no respetan los derechos humanos, que me saquen de la lista”, señaló el Presidente ecuatoriano.

Y recalcó que él es de los socialistas que consideran que “la única forma de construir el accionar del gobierno es dirigiéndose a los más pobres del país, eso es socialismo”.

Aunque no dijo a quién se refería, el mes pasado, el ex Presidente de Uruguay, José Mujica, recalcó: “No sé si Moreno sigue siendo de izquierda, tengo mis severas dudas; está todo en tela de juicio, es doloroso y lamentable lo que está ocurriendo en Ecuador, porque fue elegido por el propio partido del expresidente Rafael Correa (2007-2017)’, reflexionó.

El exmandatario dijo sentirse ‘muy lastimado’ por los últimos acontecimientos políticos en Ecuador que involucran a Correa y a Moreno.

‘Me parece sencillamente horrible lo que está pasando; si efectivamente es una persecución política [contra Correa], no tiene nombre; igualmente lo del secuestro me pareció toda una novela; para mí es un capítulo negro de las divisiones que existen en la propia izquierda’, afirmó.

Con información de Ecuavisa, Republica Del Banano y Ecuadorinmediato

La Justicia belga condenó a un periodista de Ecuador que amenazó a Rafael Correa

La justicia belga condenó este martes a un periodista ecuatoriano por amenazar al expresidente del Ecuador Rafael Correa y a su hija en la localidad belga donde reside desde su retirada del poder en 2017.

El tribunal de primera instancia del Brabante Valón, provincia situada al sur de la región de Bruselas, consideró a Ramiro Cueva culpable de un delito de amenazas, pero suspendió la ejecución de la pena al no contar con antecedentes en Bélgica.

El tribunal condenó a Cueva por los insultos y amenazas que pronunció contra el presidente Correa y reconoció que Cueva mintió“, indicó el abogado de la acusación, Christophe Marchand, al término de la audiencia celebrada en Nivelles.

“Los hechos se remontan al 8 de julio, cuando el acusado habría intimidado al ex jefe de Estado de Ecuador y a su hija en Lovaina la Nueva, donde residen, al llevarse repetidamente la mano a la cintura haciendo ver que llevaba un arma.”

La juez estima en el fallo, que Cueva “buscó manifiestamente intimidar” y “crear un sentimiento de inquietud” en los demandantes, independientemente de si el acusado llevaba una arma.

El tribunal se basa en el testimonio de testigos y en la revisión de videos filmados por Cueva y por Correa. En uno de ellos, el periodista, que fue controlado al intentar huir, mostraría que no portaba un arma, sino su billetera.

Pese la “gravedad de los hechos” y las explicaciones “poco creíbles” del acusado, que dijo haberse encontrado casualmente con el ex mandatario, la juez suspende la ejecución de la pena por tres años, si no reincide.

El  tribunal considera además que se trata de un incidente “aislado” y estima también la ausencia de antecedentes en Bélgica de Cueva, residente en Ecuador, y su voluntad de enmendarse.

La magistrada, que descarta el delito de “agresión con lesiones” que pedía la acusación, le impone además a Cueva el pago de USD 1.145 en total a los demandantes y otros USD 504 por los gastos del juicio.

Por este caso, una juez ecuatoriana emitió en julio una orden de prisión nacional contra el expresidente y pidió su extradición a Interpol, que todavía debe pronunciarse.

Con información de AFP