En el último año, sueldos y salarios aumentaron en un 3,5% en gobierno de Moreno

El presupuesto de este año alcanza los 34.853 millones de dólares, es decir, un 34% del Producto Interno Bruto (PIB) del país. Los sueldos y salarios, con 9.538 millones; la compra de bienes y servicios, con 2.863 millones; y el subsidio a los combustibles, con 3.107 millones, representan el 74% de todos los gastos corrientes.

Por esto, Jaime Carrera, miembro del Observatorio de la Política Fiscal, recalcó que un paso ineludible para generar confianza, y hacer efectivo el cambio en el manejo económico, será una reducción sustancial del presupuesto de salarios de la burocracia en el próximo año. Este ahorro no debería ser menor a 1.000 millones de dólares.

Sin embargo, el reto se presenta difícil para el Gobierno debido a que en el último año, el gasto en sueldos públicos aumentó un 3,5%; mientras el gasto en bienes y servicios creció un 6%. Así, comparando enero-septiembre 2017 y 2018, los salarios pasaron de 6.503 millones de dólares a 6.729 millones y las compras públicas de 1.453 millones a 1.540 millones.

“Es crucial que las autoridades, en el presupuesto 2019, dejen claro el nivel real de funcionarios que salieron y saldrán del sector público. Hasta el momento no compaginan los anuncios de desvinculaciones por cumplimiento de contratos temporales, con un aumento del gasto”, puntualizó Carrera.

Por su parte, Silvana Vallejo, directora del Servicio de Contratación Pública (Sercop), aseveró que este año ya se han hecho reducciones importantes tanto en gastos de inversión, por 7%; y gastos corrientes por alrededor del 20%. “La asignación presupuestaria es decisión final de Finanzas. Lo importante es que estamos trabajando en mejorar la calidad del gasto”, enfatizó.

Tendencia a subir 
Según una primera estimación de Fausto Ortiz, exministro de Finanzas, incluso en un escenario optimista, donde los gastos de salarios y bienes y servicios se mantengan iguales a los de este año, en el próximo periodo el gasto total aumentará en más de 1.000 millones, y podría pasar de 28.967,5 millones a 30.268,5 millones de dólares.

EL DATO
El gasto corriente aumentó en lo que va del año 4,9 %; mientras los gastos de capital e inversión disminuyeron 16,6 %.
Uno de los impactos más grandes será, sin duda, el pago del 40% del aporte patronal al IESS, el cual podría llegar a un mínimo de 1.800 millones, y un valor superior a los 2.000 millones.

Richard Martínez, ministro de Finanzas, reconoció que el ajuste del gasto corriente es crucial para la reducción del déficit. “La proforma 2019 se encamina a ello, pese a que se deben considerar otras obligaciones estatales, incluyendo el aporte del 40% a las pensiones jubilares, que sumará más de  1.500 millones de dólares”, concluyó.

Otro gasto que está creciendo es el del subsidio por los combustibles importados. En lo que va de 2018, este gasto llegó a los 1.215 millones de dólares, y superó a los desembolsos totales que por ese concepto se hicieron en todo 2017, y que llegaron a 1.123 millones. (JS)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s