En EE.UU. investigan reunión de Paul Manafort y Presidente de Ecuador en 2017

Indagan si en la cita se habló de Julian Assange

El equipo del fiscal especial sobre la trama rusa, Robert Mueller, ha estado investigando una reunión entre Paul Manafort, ex jefe de campaña de Trump, y el presidente de Ecuador Lenín Moreno, que se llevó a cabo en Quito durante 2017, además de preguntar específicamente si WikiLeaks o su fundador Julian Assange fueron tema de discusión en el encuentro, según le dijo a CNN una fuente con conocimiento personal sobre el tema.

En noviembre de 2017, la agencia de noticias The Associated Press informó que Moreno reconoció públicamente su reunión con Manafort y con un grupo de empresarios chinos que querían privatizar la empresa eléctrica del país. El mandatario de Ecuador indico que la propuesta fue rechazada.

En la mañana de este martes, el diario The Guardian reportó que Manafort se reunió en secreto múltiples veces con Assange dentro de la embajada de Ecuador en Londres, incluso cuando ya era una figura principal en la campaña de Trump. El periódico, citando fuentes, indicó que Manafort se encontró con el fundador de WikiLeaks en 2013, 2015 y la primavera de 2016.

Manafort respondió a la publicación de The Guardian negando la historia y señalando que era “totalmente falsa y difamatoria”. En su declaración añadió que nunca se reunió con “Julian Assange ni con nadie vinculado a él”. “Nunca he sido contactado por nadie conectado a WikiLeaks, ni directa ni indirectamente. Nunca he buscado a Assange o a WikiLeaks para ningún asunto. Estamos considerando todas las opciones legales contra The Guardian, que procedió con esta historia incluso después de ser notificado por mis representantes de que era falsa”, insistió.

Tanto WikiLeaks como Manafort ocupan un lugar destacado en la investigación del fiscal especial Robert Mueller acerca de la intromisión rusa durante las elecciones de 2016 y de si la campaña de Trump se conspiró con Moscú. En un documento judicial presentado este lunes, Mueller acusó a Manafort de mentirles a los investigadores meses después de aceptar colaborar con la oficina del fiscal especial.

The Guardian señaló que no resulta claro “por qué Manafort quería ver a Assange y qué se discutió”.

Citando a una “fuente de buena posición”, el diario informó que Manafort se reunió con Assange alrededor de marzo de 2016, apenas unos meses antes de que WikiLeaks publicara los correos electrónicos demócratas que, se cree, fueron robados por agentes de inteligencia rusos.

Manafort, añadió el periódico, negó cualquier participación en el hackeo de los correos y sus abogados no quisieron responder las preguntas de The Guardian sobre las visitas. Jennifer Robinson, asesora de Assange en Gran Bretaña, le dijo a CNN que “tales reuniones no ocurrieron”. Y agregó: “No hemos tenido ningún contacto con la investigación de Mueller”.

WikiLeaks también negó la historia poco después de su publicación.

“Recuerden este día cuando le permitió a un mentiroso serial destruir totalmente la reputación del periódico. @wikileaks está dispuesto a apostar con The Guardian un millón de dólares y la cabeza de su editor a que Manafort nunca se reunió con Assange”, publicó en Twitter.

Barry J. Pollack, un abogado de Assange quien se encontraba este martes en una corte federal de Virginia por un asunto no relacionado, dijo que no “sabía si eso era preciso o no” cuando se le preguntó por las reuniones detalladas en el informe.

El diario también informó que un documento interno escrito por la agencia de inteligencia de Ecuador y visto por The Guardian contiene el nombre de Manafort en una lista de invitados “bien conocidos” en la embajada durante 2013. La lista, según el periódico, también menciona a “rusos”.

Durante más de un año, Manafort ha estado en el centro de varios cabos sin atar en la investigación de Mueller. Él había estado en la sala de la reunión en la Torre Trump con los rusos que dijeron tener información incriminatoria sobre Hillary Clinton; y supuestamente ofreció sesiones informativas privadas sobre la campaña a un oligarca ruso con quien estaba endeudado, de acuerdo al diario The Washington Post.

Manafort se declaró culpable de conspiración y manipulación de testigos el pasado 14 de septiembre, casi un año después de que fue acusado por primera vez y condenado por un jurado en un caso separado pero relacionado con ocho delitos fiscales y bancarios.

Fuente: CNN/Ecuadorinmediato, República del Banano

justicia_republica del banano.jpg

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s