#ArticuloBananero| El poder detrás del poder

Los titiriteros del manejo económico y político están afinando sus destrezas para dar el golpe final. Cuidan que los hilos de colores no se enreden para que los títeres sigan las directrices según su voluntad calculada y según el lucro. Porque al final, de eso se trata y no del bienestar colectivo. De lo contrario, dada nuestra riqueza, ya hubiésemos alcanzado mayor desarrollo y mayor equidad. 
  El escenario está listo. Solo que esta vez, el mago no ha sacado el conejo del sombrero, tampoco ha sacado a un radiodifusor o ex director de empresas en paraísos fiscales, o a un evasor de impuestos quien solo paga USD 46.86 anuales al fisco en este régimen; sino que nada menos como un inadvertido vicepresidente y, muy probablemente, si es que la audacia y la audiencia permite el truco, como el posible Presidente destinado al olvido, como aquella sombra lejana del señor Alarcón. Así como el puesto le cayó del “cielo”, se irá rapidísimo por la misma puerta trasera que entró. Por esta razón, carece de legitimidad. Según el trato que se ha dado a este cargo no es necesario tener conocimiento a fondo, sino más bien, tener suerte, ser joven, empresario y de buena cuna. En una palabra: para figuretear. 
  Tampoco esto es nuevo. El doctor Francisco Herrera Aráuz, hace referencia a nuestra historia de pactos políticos en su último artículo “Ecuador y el poder como trapiche y los “políticos bagazos”. Detecta que detrás de los títeres políticos “hay un grupo poderoso en lo económico-político-social, que pareciera controlar el manejo del poder. La forma como lo hace es conocida bajo la “negociación política” que incluye desde apoyos notorios, entrega de cuotas o empleos, manejo clientelar de las masas, hasta llegar al chantaje y, o la destrucción del que se prestó para este cuadro dantesco”. Bien se dice, y esto es prueba, que ganar elecciones presidenciales no significa tener el poder. El poder está en la voluntad de los titiriteros.
Pero el ensamblaje del truco requiere el encubrimiento de los medios de comunicación. Estos, por un lado, dictan la consigna de aplaudir los supuestos aciertos del gobierno y, por el otro, de censurar lo que podría significar una afrenta. Para este fin, despliegan a afanosos periodistas dispuestos a exhibir los dotes de su malabarismo. Cada uno con su particularidad y consigna. Uno, embargado por el resentimiento, se convierte en el “hacedor de Reyes” y llama al elegido a dedo a asumir rol de presidente interino, mientras trastabilla sin acertar una sola palabra clara, como si por el rencor estuviese condenado a revolver arena en su boca. Hay también el insepulto, el que se apresura a coronar presidentes y que cuando acierta en denunciar el abuso de millonarios cobros indebidos, su reclamo se desvanece en el olvido. Otra, sin objetividad, descalifica los méritos del régimen anterior y con incansable fijación se le escapa el desliz freudiano enunciando el nombre de Correa como si fuese cruz pesada. Otros, ya sin decoro, solapan las sandeces de su auspiciador y no se atreven a cuestionar los exabruptos de tinte esotérico. Amén a la imparcialidad, amén el bienestar colectivo de una sociedad informada.
  Pero bien sabemos que el letargo no durará mucho. Hay chispas, que al darse en esta coyuntura explosiva, amenazan a ser el ejemplo para otros pueblos azotados por las mismas políticas económicas neoliberales. En Francia vemos a un pueblo levantado, protestando contra medidas económicas que reducen el poder de compra y que sentencian a millares a la pobreza. Incluso, en los EE.UU., 44 ex senadores se alzan rechazando contra las mentiras, contra el peligro de que el señor Trump nos lleve al fatal despeñadero.
  Entonces, surge la esperanza de mejores días; la esperanza de que esa chispa logre animar a nuestra gente, quienes ven un futuro político, social y económicamente incierto. Porque no es una lucha por mayor distribución de la riqueza, aunque aún necesaria, esta vez, es por defender los derechos conquistados.
Luis Alfredo Castillo
Prensa República Del Banano
Anuncios

Un comentario sobre “#ArticuloBananero| El poder detrás del poder

  1. felicitaciones señor periodista es grato leer artículos que nos hacen entender y ver la triste realidad de nuestro país y nos están quitando las vendas que tan ciegamente nos mantenían cegados de la verdad y la justicia gracias y mil beses gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s