#ArticuloBananero| ¿Y quién apunta ahora?

Señor presidente, todos los dedos apuntan que su gestión pierde credibilidad; la confianza que le fue encomendada se precipita en caída de 50 puntos en menos de un año. Es decir, el 70 % de la población, según la encuestadora, Perfiles de Opinión, devela que su legitimidad se ha ido desgastando. Su discurso de culpar a otros cansó.  Más bien, a puesto de manifiesto su dudosa capacidad. Después de año y medio, la mentira y el engaño se hacen palpables. Por tal, la gente ya no le cree.

  La caída de su alta aceptación que bordeaba el 80%, empezó cuando usted dio los  primeros indicios, al extender la mano tendida del “diálogo”, que su política económica se anclaba en el fallido modelo neoliberal, es decir, con un plan de gobierno ajeno, a pesar que por años usted había exaltado las bondades del plan económico del régimen anterior y del que fue parte. Y el manto de la mentira empezó a minar su imaginación, declarando, pese al análisis contrario de dos ex ministros de economía, de que el pais estaba sobre endeudado; de que la refinería de Esmeraldas estaba a punto de explotar; de que por culpa de la insensibilidad y irresponsabilidad, los correistas se lo habían “llevado todo”. Mientras tanto, con sórdido descaro, fuera del país usted contradice las mentiras que dijo dentro: “tenemos una de las mejores infraestructuras viales de Sudamérica, centrales hidroeléctricas, y gran porcentaje de energía renovable”. Usted, señor presidente, acaba de confesarlo en China. ¿Mintió ayer o miente hoy?

   El tiempo se ha encargado a develar sus mentiras. Sin embargo, los votantes le dieron el beneficio de la duda y usted se aprovechó. Convocó a una consulta, de cancha inclinada e inconstitucional, y ganó para, así, empezar con el explícito encargo de destruir lo logrado. La meta era cerrar el paso para que nunca más se asomara Rafael Correa en la palestra política. 

  Pero el tiempo ha develado la mentira. Como también sucede con la ahora onerosa distinción de su presidencia de tener dos vicepresidentes destituidos, el uno electo y la otra a dedo. Es tan burda la des institucionalidad del país, tal el atropello, que queda la clara sospecha que esto no es arbitrio del azar. Que esto puede obedecer a objetivos calculados: como el de suplantar a una vicepresidenta, para que claramente pueda tener el camino allanado para ejercer la presidencia. 

   No olvidemos que en innumerables ocasiones usted mismo, señor Moreno, ha declarado que solo se quedaría en función por no más de dos años.  Además, como co-relato, y esto sin augurio de mala fe, bien podría ser que después de su anunciado viaje a Japón, el próximo enero, usted escoja no seguir en su función, por opción o como excusa. De ahí viene, el evidente frote de manos, el apuro, sus ansias de hacer que las cosas que deberían seguir un debido proceso, pasen a segundo plano, en craso estilo de nuestro subdesarrollo. No nos sorprendería ver a un presidente como el vocero del PSC, y ¿por qué no?, para coronar, allanar el camino para que, finalmente, Jaime Nebot asuma la presidencia y, por extensión, la rápida implementación del modelo económico neoliberal, encarnada en el trofeo final: la privatización. 

  De concretarse, su plan maquiavélico se habría concretado. Pero, como el cuento de terrores de Edgar Alan Poe, “El barril de amontillado”, no hay crimen perfecto. A pesar de que el crimen fue perpetrado, todo se llega a saber. Hoy vemos al ciudadano común cuestionar la legitimidad y la constitucionalidad de los cargos del ex Fiscal y del Contralor. Y así … el descontento cunde a nivel nacional. Es bien sabido que para desmontar monstruosidades, que a veces adquieren auras de intocables, solo un mal movimiento, solo un pequeño desnivel, un pequeño desliz … para que de pronto todo se le vaya abajo. Y eso, señor presidente, no es nuevo en el Ecuador.
Luis Alfredo Castillo 
Prensa República Del Banano
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s