A Jorge Yunda lo pescaron con las manos en la masa

No hay duda: Jorge Yunda es experto en crear espejismos. Juzgue usted: nadie sabía que él, que fue asambleísta correísta y pudo armar un emporio mediático, consideraba mañoso el concurso de frecuencias hecho por el correísmo en 2016, en el cual su grupo postuló, mediante 12 empresas, para 46 frecuencias: 42 de radio y 4 de televisión.

Yunda es persona de efectos retardados, pero muy oportunos: solo ahora, cuando la Contraloría leyó el informe del examen especial que hizo al proceso de concesión de frecuencias, él dice que en ese concurso se actuó con órdenes y afinidades para favorecer a los lacayos y perjudicar a aquellos que eran críticos o hacían, según sus palabras, oposición. Incluso se condolió con Diego Oquendo que fue perjudicado, según reconoció, en la segunda parte del concurso…

Yunda dijo a El Telégrafo no saber por qué la Contraloría lo menciona en el informe. Según él no es concesionario desde 2007, en el 2016 dejó de ser accionista de una empresa de comunicación y tampoco participó en el concurso… En la rueda de prensa dijo, no obstante, conocer el informe. Lo cual sería legalmente imposible si no fuera porque está involucrado en la investigación. Y la Contraloría lo involucra directamente con su número de cédula. Con la información del Banco Internacional y el Banco de Pichincha, se oyó durante la lectura del informe, los auditores comprobaron que de las 12 empresas relacionadas con el Grupo Canela, en diez están autorizadas, para manejar sus cuentas, familiares del asambleísta: son su madre y su hermana si se siguen los números de cédula dados durante la lectura. Entre esas empresas están Telecanela Tv. Costera, Radio Colón, Radioeventos, Gamboa Comunicación, Sonido y Energía Sonoenergía, Canela Piel del Ecuador… Las empresas del Grupo de Yunda también comparten cuatro personas que prestan sus servicios contables.

La composición accionaria dio igualmente pistas a la Contraloría para sacar conclusiones sobre el grupo mediático de Jorge Yunda. Los accionistas de Radio Canela son familiares suyos. Los auditores hablan de parentesco en primer y segundo grado de consanguinidad. En la parte administrativa, según datos que fueron extraídos de la Superintendencia de Compañías, vuelven a figurar la madre de Yunda como Presidenta de la compañía y la hermana como Gerente General.

El borrador del informe que fue leído durante un par de horas, refiere la misma relación de parentesco, en primero y segundo grado de consanguinidad, en Telecanela. Según el número de cédula leído, la Contraloría hace referencia a un hijo de Yunda.

La relación entre las empresas no se limita a los familiares. Incluye a los socios. En el informe se alude a accionistas de una decena de empresas que no declaran bienes inmuebles o cuyos avalúos no llegan a 11 000 dólares. La Contraloría se encontró con otras curiosidades: socios que tienen relación de dependencia con empresas del grupo Canela y cuyos salarios están entre el mínimo fijado por la ley y alrededor de 700 dólares. La misma relación de dependencia se encontró entre los gerentes de las empresas del grupo Canela con otras empresas.

Ante la prensa Jorge Yunda no dijo que de las 46 frecuencias solicitadas por su grupo, 37 fueron calificadas y pasaron a la segunda etapa en el Cordicom. El asambleísta puede ahora pavonearse ante las cámaras afirmando que no recibió frecuencias. El hecho cierto, según dice la Contraloria en el informe, es que tres empresas del grupo Yunda lograron la frecuencia pedida: Canela Piel del Ecuador, Sonido y Energía Sonoenegía y JH Radio FM. Las demás quedaron en suspenso como consecuencia de la denuncia de irregularidades formulada por Fundamedios y medios digitales como 4P. El entonces candidato Lenín Moreno pidió parar el concurso.

Jorge Yunda se defiende creando espejismos en serie: no concursó, pero sus empresas sí. Reta a los periodistas a que pregunten en la Contraloría si sus familiares recibieron frecuencias en este concurso; pero no dice que muchas otras de las 34 calificadas hubieran sido suyas si el concurso no se hubiera paralizado. Solo ahora critica el concurso calificándolo de mañoso. Incluso se da aires de resistencia y ética ante el autoritarismo que forjaba concursos, tildando a los beneficiarios de lacayos.

No hay duda: Yunda es experto en crear espejismos. Porque a la luz del informe de la Contraloría se puede decir que entre los lacayos (es su término) estuvo él y que también él, como Ángel González, dueño de diario El Comercio, montó un esquema de ocultamiento para sumar 46 frecuencias a su grupo mediático. Un hecho no solo inaudito sino ilegal. Esta vez el tiro le salió por la culata.

Fuente: Conexiones 4P, El Telégrafo, República del Banano

jorge- republica del banano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s