El gobierno ensaya un nuevo ‘parche’

La tarea sigue pendiente. Tras 19 meses de gobierno, el presidente Lenín Moreno todavía no orquesta un plan económico que se cumpla cada mes. Al menos esa es la visión de sectores de la oposición que acusan a las autoridades de colocar ‘parches’ en la economía nacional.

La última medida de recortar el subsidio a los combustibles es un ejemplo. A mediados de año se anunció la revisión del precio de la gasolina súper y se ofreció mantener los costos de otros derivados como la gasolina extra y la ecopaís. Cinco meses después, esos productos serán más caros.

Para los grupos políticos, la medida anunciada por el ministro de Economía y Finanzas, RichardMartínez, no solo es impopular sino que evidencia el continuo ‘ensayo’ de las autoridades. El Partido Social Cristiano (PSC), por ejemplo, destaca que lo que se obtiene elevando el costo de la gasolina es menor a lo que el Estado sigue gastando. La promesa de austeridad, dijo la bancada, no se evidencia en la realidad.

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, incluso puso cifras a la teoría. La reducción de 400 millones de dólares por la eliminación del subsidio equivale al 50 % de lo que se gasta mensualmente en sueldos y salarios del sector público.

A CREO tampoco le convencen las medidas económicas gubernamentales. Guillermo Lassoseñaló que el plan no está apegado a la reducción del gasto. “El gasto público sigue intacto. Se habla de financiamiento, pero no se especifican las fuentes de dicho financiamiento”, destacó.

Las dos tiendas políticas consideran que la fórmula gubernamental de obtener recursos con impuestos o eliminando subsidios no es correcta. “Cuando el pueblo subsidia al Estado está bien, pero cuando el Estado compensa al pueblo por su exacción continua está mal”, indicó el PSC en un comunicado oficial.

En un escenario poco usual, el pensamiento del Partido Social Cristiano y el de CREO coinciden con los sindicalistas. Los grupos sociales también rechazaron el “nuevo golpe” a la economía de las familias ecuatorianas.

Los colectivos incluso anuncian protestas en las calles. Los líderes gremiales temen que las medidas adoptadas tengan como destino el acercamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la contratación de más deuda pública.

Como es habitual, en las ruedas de prensa de sindicatos se acusó al gobierno de adoptar medidas “neoliberales”. También acusaron a Moreno y su equipo de tomar decisiones negativas en época navideña para reducir la reacción de los ciudadanos perjudicados.

Dichas medidas obligaron a la conformación de la Asamblea Nacional Ciudadana por la Dignidad y los Derechos. En el grupo están integrantes de la Red de Maestros, trabajadores de la salud, del transporte, de Petroamazonas, autónomos y comerciantes minoristas, de la Asamblea Ciudadana Plaza del Teatro, organizaciones vecinales, estudiantesuniversitarios, el Movimiento de Profesionales Cristianos Militantes por la Vida, pescadores artesanales y diversas organizaciones de mujeres.

Incluso el sector privado rechaza el anuncio. Según el gobierno, la reducción de subsidios no afectará a los taxistas porque se aplicarán compensaciones. Eso obliga a empresas como Uber a revisar el impacto que tendrá la medida en sus socios. La evaluación determinará qué hará la empresa transnacional en el país.

¿Qué dice el gobierno ante la ola de críticas? El presidente Moreno aseguró ayer que durante “40 años se han evadido cierto tipo de decisiones que había que tomar indefectiblemente y nosotros las hemos tomado”. Además se reunió con gremios de transportistas para ofrecer compensaciones.

El consejero presidencial, Santiago Cuesta, explicó que se entregará un subsidio mensual a los taxistas de 50 dólares. Esos sectores, sin embargo, tampoco están convencidos. Sus representantes dijeron que no quieren que se les pague un subsidio, sino que la compensación sea de manera inmediata en las estaciones de gasolina.

Las posturas

Hay un plan económico

Según el ministro Richard Martínez, las decisiones son parte del programa económico de cuatro pilares. “Primero: la sostenibilidad fiscal. Segundo: la protección social, la equidad y la igualdad de oportunidades. Tercero: la reactivación productiva, empleo y competitividad. Cuarto: la transparencia y el manejo eficiente de los recursos públicos”.

El plan es neoliberal

Para los sectores sociales, estudiantiles y de trabajadores, el último anuncio del gobierno de Lenín Moreno completa un rompecabezas que beneficia a los empresarios y a los que más recursos tienen. Los afectados son los integrantes de las clases populares que tienen que lidiar con el desempleo y la falta de recursos.

Con información de Expreso y Republica Del Banano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s