#ArticuloBananero| Pondremos nuevamente la casa en orden

  La  mayoría de los ecuatorianos no tuvo ni la más remota idea de que se vería abocada a las calles, protestando contra un gobierno servil a las élites de turno y completamente distinto por el que votaron, como ahora abiertamente lo están haciendo. La sensación es como si de pronto hubiésemos regresado al ambiente autoritario de los 80 y, más precisamente, a los diez tumultuosos años de confrontación e inestabilidad política, aquella del festín del robo de los diez años antes de la revolución ciudadana. Si hubiésemos deseado tal regreso, hubiésemos votado sea por Guillermo Lasso o por Cintya Viteri, que es lo mismo que hacerlo por Jaime Nebot.
  De haberse respetado la voluntad popular, en el gobierno de la continuidad, si hubiésemos tenido que dar solución a alguna posible vicisitud, hubiese sido por ensanchar y profundizar el horizonte hacia nuevos derechos, esto es, haciendo a la Constitución más viva, más humana, reflejada en el buen vivir de su gente. Es decir, al contrario de lo que está pasando hoy, nos viésemos en plena gestión de afianzar el poder popular, de profundizar los logros sociales y de dejar atrás los desaciertos. Si se hubiese seguido el programa por el que se votó, estuviésemos dirimiendo en cómo lograr mayor representatividad de las bases en los ministerios, y esta vez sí, ya depurados de instintos lentejeros, con rostros que reflejen la verdadera semblanza del Ecuador. 
  Los difíciles años de despegue en cuanto a infraestructura básica ya estaban dando réditos reales, ya teníamos superados los primeros peldaños cruciales para el desarrollo: vialidad, auto suficiencia de energía, proyectos multipropósito y, más que todo, la indisoluble fe de que sí se podía planificar, poner los recursos con conocimiento y con acierto para lograr objetivos. Es decir, la vía al desarrollo se la avizoraba ya más asequible.
  Sin embargo, ¡no fue así! Hemos sido testigos del inédito y de la descomunal insensatez de desbaratar vertiginosamente las principales estructuras del poder. Más parece que este régimen en vez de evitar el resentimiento del pueblo, lo azuza, lo induce con políticas económicas que exacerban el desamparo de un Estado de Bienestar. En vez de aumentar, hemos restado. De ese modo Moreno y las élites crean las condiciones o pretextos para, primero, justificar un cambio de gobierno y, segundo, para llevar a cabo la privatización, que no es otra cosa que la usurpación de la riqueza nacional. Ya no son meras suposiciones. Está claro que ya alistan la bienvenida del Fondo Monetario Internacional, cumpliendo así las condiciones requeridas como la no alza de salarios, la próxima subida del IVA y la venta de algunos sectores estratégicos del Estado, que por sensible no quieren revelar. En sí es un anticipo de lo que vendría de ser elegidos nuestros patriarcas que halan los hilos del poder a su antojo.

   Por eso nos encontramos en la lucha contra políticos ya vencidos como son los señores Lasso y Nebot y todos los intereses económicos neoliberales que representan. Por eso el desencanto va creciendo, en varias tendencias y edades, en grupos de profesionales y en organizaciones sociales. Por eso, compelidos, ya se los escucha, con letreros y canciones, exigiendo “que se vayan todos”. 
  La revolución es permanente, es un proceso dinámico. Por consiguiente, es de esperar tales choques, tales retrocesos. Daremos dos pasos adelante, uno atrás. A lo largo del proceso, que sabemos es cuesta arriba, será largo y manchado de persecución. Pero, la perseverancia, nuestra robusta aliada, en la lucha inevitable, vencerá. 
Es la hora de definición. El dilema: se queda o se va Moreno. Ambos escenarios benefician a los PSC y CREO. El pueblo pierde si nos quedamos ahí. Hay que apuntalar la mira más allá de la presidencia de Sonnenholzner. Tenemos que pasar por la muerte cruzada y llamar a una Asamblea Constituyente, cuando las condiciones nos sean favorables. Así pondremos nuevamente la casa en orden. 
Luis Alfredo Castillo
Prensa República Del Banano
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s