Una contienda electoral que pinta complicada

Difícil para todos. Para el elector, para los candidatos e incluso para las autoridades. La gran cantidad de aspirantes para una dignidad, en el caso de las alcaldías de Guayaquil y Quito, abre varios frentes en los que el número puede convertirse en un talón de Aquiles.

Los electores. Pilar fundamental de todo proceso electoral se verá en la complicada tarea de elegir a uno de entre un abanico de nombres para el próximo 24 de marzo: 15 en el caso de la Alcaldíade Guayaquil y 17 en la de Quito. Esto sin contar las papeletas para las prefecturas que también contarán con un nutrido número de binomios. Esto quiere decir, que los votantes estarán expuestos durante los 45 días de campaña a un sinnúmero de propuestas y planteamientos de los candidatos en todos los frentes, sean o no de sus competencias(seguridad, tránsito, empleo, áreas de recreación, vialidad rural, consumo de drogas, por citar algunos) para luego tomar una decisión.

Los candidatos. Otra cara. La primera lectura es que la gran cantidad de postulantes dividirá al electorado, en otras palabras, menos porción del pastel para cada uno. No hay mayor inconveniente sobre el universo de electores decididos, el problema está en los indecisos. A esa población apuntan los candidatos durante la campaña electoral y mientras más son, menos posibilidades existen de captar ese voto… bueno, depende de las estrategias de campaña y de convencimiento que adopte el aspirante.

Y para convencer necesitan comunicar; y para comunicar necesitan a los medios de comunicación masiva (prensa escrita, radio, televisión y vallas publicitarias) cuya pauta está regulada por el Consejo Nacional Electoral en el monto de promoción electoral. Aquí otra complicación: mientras más candidatos son, menos recursos para promoción le toca a cada postulante. Es en este punto que los medios de comunicación no convencionales, como las redes sociales, por ejemplo, toman una mayor relevancia.

Las autoridades. O mejor dicho, quienes por el día de las elecciones ejercen un cargo cívico, los miembros de las juntas receptoras del voto, tendrán un trabajo engorroso por la cantidad de candidatos y de votos que deben contar y asignar. No es lo mismo contabilizar los sufragios de cuatro candidaturas pluripersonales para una misma dignidad que los votos de trece. El margen de cometer un error se amplía y de tener que repetir el conteo, lo que lleva tiempo y esfuerzo.

Este es un escenario inédito no solo para Guayaquil y Quito, sino también para otras ciudades como Cuenca y Durán que superó el margen de los 10 postulantes para la Alcaldía. Machala espera una papeleta con al menos 9 postulantes para su sillón municipal. Portoviejo, por su parte, llega al casi considerable número de ocho aspirantes (ver gráfico).

La gran cantidad de organizaciones políticas habilitadas (278 a nivel nacional) para presentar candidatos en marzo próximo y las escasas alianzas entre partidos y movimientos nacionales y locales en algunas provincias, son parte de los motivos que ahora dibujan este escenario complicado.

Ellos opinan

Diana Atamaint, presidenta del Consejo Nacional Electoral

“Las cifras se podían advertir en la medida que el número de organizaciones políticas inscritas, sobre todo las cantonales y provinciales, fueron las más altas en número a diferencia de las nacionales”.

Fausto Camacho, exvicepresidente del Consejo Electoral

“Es una expresión de la crisis de partidos políticos y del sistema de democracia representativa que sufre el país, porque obviamente el resultado de estos será una alta dispersión de representación”.

Marcelo Espinel – Fundación Ciudadanía y Desarrollo

“Atravesamos una debilidad institucional y de partidos que hace que no tengamos candidatos fuertes. Y hace que todos los políticos duerman con el bastón de mando de cada ciudad bajo la almohada”.

Jorge León, consultor político

“Hay dos razones: una es que no hayan logrado concretar una alianza y la otra es una obligación que tienen los partidos a participar para poder asegurar su permanencia dentro del registro electoral”.

Muchos rostros también para las prefecturas de Guayas y Pichincha

Algunas ciudades son el reflejo de sus provincias, incluido en el ámbito electoral. Si para las Alcaldías de determinadas ciudades más pobladas se espera una lista nutrida de candidatos, para las prefecturas no es la excepción. Guayas y Pichincha, por citar las jurisdicciones más pobladas del país, tendrán un considerable número de aspirantes para suceder a sus respectivos prefectos para las elecciones del 24 de marzo próximo.

En el caso de la primera, se espera que la lista la integren 17 binomios provinciales (cinco mujeres y doce hombres a la cabeza), más del doble de candidatos que se presentaron en las pasadas elecciones del 2014 (ocho) y muy por debajo del número que participó en las elecciones generales del 2009 (nueve).

Hasta antes del cierre de las inscripciones de las candidaturas, el viernes pasado, la Junta Provincial Electoral del Guayas contabilizó 13 binomios inscritos.

Un panorama similar hay en Pichincha. Son quince los aspirantes a suceder a Gustavo Baroja (una mujer y catorce hombres), muy distante de la cifra de candidatos que postularon en 2014 (cinco) y un poco más cercana al número que se presentó en las generales del 2009 (diez).

Existen muchas organizaciones políticas que por primera vez participan en una lid electoral. Esto, sumado al hecho de que del resultado de participación depende la permanencia o la extinción de las organizaciones políticas, son algunos de los motivos del considerable número de candidatos en algunas jurisdicciones.

En el caso de Azuay, existen nueve candidatos, cifra no tan nutrida en comparación a sus hermanas de Guayas y Pichincha, pero sí alta si se la compara con elecciones anteriores. En 2009, los azuayos tuvieron que elegir a su prefecto de entre cuatro aspirantes, número que se redujo en 2014 a tres y ahora se triplica. Entre los aspirantes a suceder al ahora exprefecto Paúl Carrasco (aspirante a la Alcaldía de Cuenca) están: Esteban Bernal, Santiago Méndez, Giovani Palacios, Yaku Pérez, María Cecilia Alvarado, Fernando Aguirre, Andrés Peñafiel, Edie Pesántez y Manuel Alvarado. AAE

Galo Lara regresa al ruedo electoral como aspirante a la Prefectura

De vuelta en la lid electoral. El exasambleísta Galo Lara vuelve a la vida política activa, ahora como aspirante a la Prefectura de Los Ríos, luego de que fuera acusado y sentenciado por complicidad en un triple asesinato, aunque insiste que fue víctima de una persecución política por el régimen anterior.

Lara intentará suceder al prefecto Marco Troya de la mano del Partido Sociedad Patriótica que presentó su inscripción dos horas antes de que termine el plazo para el efecto. El exlegislador precisó que su candidatura no registra ningún impedimento legal por los derechos políticos que perdiera durante su calidad de detenido. El pasado viernes difundió un documento del Consejo Nacional Electoral en el que certifica que no registra la suspensión de sus derechos políticos y de participación.

Vanessa Mosquera Chávez completa el binomio de Sociedad Patriótica como aspirante a la viceprefectura. “Este tiempo es de valientes. Luchar contra la corrupción me ha costado una gran parte de mi vida y el gobierno de RafaelCorrea me persiguió por denunciar sus actos de corrupción”, comentó Lara quien no fue la primera opción de la organización gutierrista para esa dignidad.

Leandro Ullón fue presentado como precandidato a la Prefectura por la lista 3, pero ahora según Lara será su jefe de campaña en la zona rural.

Los últimos cinco días fueron intensos en la inscripción de candidatos

El plazo se cumplió sin dilaciones. Pasadas las 18:00 del viernes, las delegaciones provinciales electorales no recibieron un solo documento relacionado a la inscripción de candidaturas, pese a que algunas organizaciones políticas tenían la esperanza de que se amplíe el tiempo.

Esto no fue impedimento para que el número de postulantes supere todas las expectativas. Según cifras del Consejo Nacional Electoral (CNE) hasta la tarde de ayer estaban registradas 62.757 candidatos a nivel nacional.

En todas las provincias, la mayor cifra de inscritos es para la dignidad de vocales de las juntas parroquiales. En Guayas, por ejemplo, estos llegan a 2.191, superando en 197 a los aspirantes a concejales urbanos. En Pichincha los inscritos en búsqueda de una vocalía en una juntaparroquial es de 3.077 y en Azuay 2.350.

Pero este número puede aumentar hasta hoy cuando el CNE ya cuente con el cómputo total de cada delegación electoral provincial.

El dato final será revelado por la presidenta del organismo electoral, Diana Atamaint, que se dirigirá al país, en cadena de radio y televisión, probablemente en horas de la noche de hoy.

Como se proyectaba, las organizaciones políticas dejaron para los últimos días las inscripciones de sus candidatos. Es así que hasta el domingo 16 de diciembre se habían presentado en todo el país apenas 3.982 registros y en los cinco días restantes, hasta el viernes 21 de diciembre, llegaron hasta las delegaciones electorales 58.770 candidatos más.  CRR

Con información de El Expreso y Republica Del Banano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s