#ArticuloBananero| Nebot nunca llegará a ser presidente, por lo de ayer y por lo de hoy

 Jaime Nebot ha sido el protagonista de su autodestrucción. Gobernado por sus impulsos de superioridad, de mandamás, de insultador, y de su clásica frase “ven a mearte …”, ha dejado en su historial político una estela de rechazo y de indignación. Como zángano de barrio llegó de raíz a caer mal, especialmente en la sierra ecuatoriana cuando se trata de elegir. De sus dos amargas derrotas para la presidencia, la que más dolió fue ante el menos hábil de Bucaram (1996). De allá a acá no ha hecho ningún mérito para hacernos cambiar de percepción. 

   Es más, según se ve, ha perdido el tacto comunicacional para convencer. ¿Serán los años? Entre más viejo, más autoritario, mas audaz, pero eso sí, con el mismo discurso de aparente “solvencia testicular“. En cada estrategia deja rastros de su maniobra. Es el poder detrás del poder. 

   Su accionar nos convoca a revisar la procesión de abusos bajo su “liderazgo”. 
Como gobernador de Guayaquil, en el régimen nefasto de Febres Cordero (1984-1988), ya nos hizo sufrir su filosofía política en cuanto a sus dispositivos de seguridad nacional, cuando formó los Escuadrones Volantes o cuando azuzaba, sin más, a la fuerza pública: “salid a usar esas armas porque están facultados para ello”. O, “ya saldrán las cotorras, nuevamente, a clamar por los derechos humanos”. No está demás observar que según la Comisión de la Verdad, Nebot estaría entre “las 458 autoridades de Estado citadas como posibles responsables de “crímenes de lesa humanidad”; algo que el acusado se ha encargado de desmentir.” Advertencias que, de darse el caso de llegar a la presidencia, anunciarían a un régimen cuyo perfil se caracterizaría por la represión, la desaparición, la tortura y el asesinato. 

   Por todo esto, y siguiendo su característica de autoritario y de ser el escudo de la derecha y burguesía empresarial, hoy no es de sorprenderse de que ya haya coaptado el poder. Por ejemplo, en sus manos está el Consejo de la Judicatura, en donde sin asombro aparecen fiscales ágiles y renacen jueces insepultos, truchos que van al vaivén del quién da más. Sin decoro aparecen grabaciones clandestinas entre enemigos, en donde se denuncia el reparto. Al mismo tiempo al presidente transitorio de la Judicatura, Marcelo Merlo, se lo inculpa de tener cuentas en paraísos fiscales. Lo mismo es con el vicepresidente, el elegido a dedo, pues, sus manos ya se quedaron manchadas y es difícil de borrarlas. Entre tanto, el Consejo Nacional Electoral (CNE) ya está bajo control, ya tienen el contingente asegurado. Por eso, los posibles rebeldes ya están siendo separados. El maridaje del Partido Social Cristiano con la presidenta del CNE, Diana Atamaint, del movimiento Pachakutik, no es de confiar. ¡Ah!, los viejos tiempos del pacto no declarado, pero sí asumido, de las famosas llamadas de teléfono a un tal Verduga ordenando el orden de su feudo, amenazan y se  avecinan. 

   Por todo esto, dejando atrás tantos otros abusos del poder en la alcaldía, nunca llegará a ser presidente. Calculó mal. Fue demasiadamente frontal. Porta un estilo de liderazgo machista y patriarcal que hoy es anacrónico. Al unir al Nebot de ayer con el de hoy, el resultado no es favorable. Ya se filtró, ya se ancló la idea, en el imaginario popular, que detrás de Moreno está Nebot. Es decir, hay por lo menos un 70% de la población que desaprueba la función compartida. Si es tal, se podría deducir que la gestión de Nebot como presidente será igual o mil veces peor cuando tenga el poder para hacer la subasta mayor del patrimonio público.
Luis Alfredo Castillo 

Prensa República Del Banano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s