#ArticuloBananero| “Con ciencia y con conciencia”

La respuesta de Rafael Correa es lapidaria: “Qué lástima que no pueda criticar obras de Lenín Moreno, porque no ha hecho ninguna”. El presidente nos da motivo a reflexionar en la exactitud de sus palabras. Es decir, aquel que nunca hace no comete errores. Igual decía la sabiduría de nuestra madre: aquel que nunca lava platos no romperá ninguno. Queda entonces la disyuntiva entre hacer o no hacer. El hombre visionario hace, aun sabiendo que en el camino cometerá errores, no por falta de conocimiento, pero porque sabe que no todo estará bajo su control. Aun  así, emprende, convoca, alienta para que la Nación salga del marasmo colonial, del ‘no se puede’. O, en su lugar, reconoce lo logrado y sigue adelante.
  En contraste, el hombre que no toma el riesgo, poco o nada hará para justificar su vida, su rol o su encargo. El escudriñar, el criticar todo por sí, pone al crítico destructivo en una posición de apuntar el dedo a los demás, cuando él mismo faltó a su palabra. No cala en su conciencia que el que hace errores aprende de ellos y sigue adelante. Como antídoto, necesitamos hombres y mujeres, visionarias que al atreverse a desafiar el letargo, hagan buenos “errores”. Ellos nos fortificarán. Nos harán dejar el miedo atrás. La equivocación, cada vez menor, nos ayudará a ser, quizá, más certeros, más maduros. Por cada tropiezo, nos levantaremos y nos superaremos. 
  Es por eso que es fácil para los que no hacen, para  los que no se arriesgan a ser criticados, buscar con cizaña los errores de los que sí hicieron las promesas incumplidas por los de ayer. Incluso desafiaban con burla e incredulidad que tal proyecto era fruto de demagogia, fruto de advenedizos “izquierdosos” mal ubicados. Alegaban que primero verían al “burro volar” que la consecución de obras emblemáticas. Estábamos acostumbrados a tener baja autoestima… No nos lo contaron. Lo vimos. Cada obra daba la esperanza de que un nuevo Ecuador renacía. No era demagogia, eran hechos. 
  Es verdad que al revisar la obra que este gobierno prometió no encontramos nada. Es así que es difícil decir que tal o cual obra también está amañada de corrupción y sobre precios. El señor Moreno no ha aprendido las palabras de Jesús en donde nos amonesta a que no perdamos el tiempo viendo la paja en el ojo del prójimo, pero que nos preocupemos con la viga que nos ciega. También no ha aprendido la plegaria que nos advierte que hay que tener cuidado con lo que decimos: “Señor haz que mis palabras sean dulces y suaves porque a lo mejor mañana tendré que tragármelas“. Démoslo como un hecho.
  Si el presidente Correa hubiese tomado la misma actitud de criticar todo, hubiese faltado tiempo para desenmascarar el recorrido de la plutocracia ecuatoriana por no haber hecho obras emblemáticas en los últimos 200 años de vida republicana. Sin embargo, vio el desastre que el modelo neoliberal nos había legado, se arremangó la camisa y convocó a no perder el tiempo y nos animó a hacerlas con celeridad, para recuperar el tiempo perdido, e insistió de que nuestro hacer fuera guiado por la constante brújula: “con ciencia y con conciencia”.
  Hace mucho tiempo mi maestro ejemplificó la respuesta de Rafael Correa: “Al fulano del vecindario lo conocían como el mentiroso del pueblo. Tenía la costumbre de sentarse en su silla y desde su portal, mañana y tarde, hacía suya la vida de los demás. Escudriñaba y criticaba todo. En todo encontraba razón para empequeñecer el trabajo de los demás. Por sus adentros se reía y hacía burla de los sueños de sus ‘amigos’ Se sentía satisfecho porque al compararse con los vecinos, su “trabajo de oficina” no estaba afectado por alguna abolladura, por ningún contratiempo. El mentiroso fue aumentando su fama por lo que era”. Como todo tiene su fin, el vecindario se hartó del vituperio y paró sus mentiras. Y lo encararon, no permitieron que siga entorpeciendo el convivir. Y le exigieron que en vez de criticar se ponga finalmente a trabajar. 


Luis Alfredo Castillo

Prensa República Del Banano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s