El IESS ‘cojea’ por la acción del gobierno de Lenin Moreno

La situación es insostenible y nadie quiere asumir responsabilidades. El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) pasa su peor momento porque los gastos comienzan a superar a los ingresos. Para afiliados, empresarios, trabajadores y expertos la solución es replantear toda la operación de la entidad y cambiar el manejo administrativo.

En el debate también está el cobro de deudas millonarias, ajustes en los controles y hasta el aumento de aportes y años para aspirar a la jubilación. EXPRESO sintetiza algunos de los problemas del Seguro y sus potenciales soluciones.

Ineficiencia 

1. Según cifras oficiales, el IESS tiene 38.345 empleados y, de ese monto, 11.316 son burócratas y personal administrativo. Un número demasiado alto y costoso, según el Comité Empresarial Ecuatoriano.

Patricio Alarcón, presidente del organismo empresarial, cree que hay demasiados trabajadores en oficinas cuando la necesidad real del Seguro es la atención médica. Él plantea cambios desde las esferas más altas.

El empresario propone, entre otros temas, que el IESS esté dirigido por un especialista técnico y no por un personaje político. Actualmente, el exsecretario de la Política del Gobierno de Lenín Moreno, Paúl Granda, preside el directorio de la entidad.

La presidencia en manos políticas fue una constante del Gobierno anterior. Durante la gestión de Rafael Correa se colocaron a ministros y personajes cercanos al poder para dirigir los destinos de la seguridad social. ¿El resultado? Medidas con fines políticos y sin mediciones técnicas.

Corrupción

2. Para gremios como el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) se necesita una dirección técnica y no política para evitar irregularidades. Los representantes sindicales aseguran que las últimas administraciones dejaron más anomalías y potenciales casos de corrupción.

Sobre el tema, Paúl Granda explicó que la Contraloría General del Estado tiene más de 40 exámenes especiales dentro del Seguro. Se analizan las decisiones que llevaron al IESS al estado crítico y se espera, dijo Granda el miércoles, que las autoridades competentes tomen medidas.

En 2017, la Contraloría ya tomó acciones en el IESS. El ente de control ordenó la destitución del entonces presidente del directorio, RichardEspinosa, por la eliminación de la deuda que el Estado mantenía con la entidad. Espinosa, que mantuvo el puesto con Rafael Correa y Lenín Moreno, dejó el cargo antes de que se ejecute la orden de la Contraloría.

Aportación

3. Entre empresarios y trabajadores también hay puntos de coincidencia en los cambios técnicos. Ambos sectores consideran que, en la coyuntura actual, es negativo el alza del porcentaje de aportación e incrementar los años para acceder a la jubilación. Según el Comité Empresarial, una decisión de esta naturaleza frenaría la inversión y atentaría contra la competitividad del sector privado.

Los trabajadores, de su parte, creen que los asegurados no tienen que asumir los costos de una administración política e irresponsable del seguro. Aumentar el porcentaje de aporte para el IESS podría significar la reducción de puestos de trabajo, aseguran.

Desde los expertos, en cambio, hay voces a favor de las reformas. Hugo Villacrés, expresidente del directorio del IESS, asegura que los sistemas de seguridad social de toda la región enfrentan la necesidad de cambios para mantener su sostenibilidad. El debate, asegura, lleva años de retraso.

Marco Proaño, integrante de la veeduría que convocó la Contraloría para analizar al IESS, también destaca la necesidad de revisar los aportes. Él asegura que esa medida debe ser cíclica y que la revisión de años de afiliación para acceder a la jubilación debe ser permanente.

Granda dijo que las modificaciones en las aportaciones de los afiliados serán parte del debate que tendrá el IESS en los próximos meses. No precisó fechas.

Rol del estado

4. Durante el Gobierno de Correa, e incluso en la administración de Lenín Moreno, se tomaron decisiones sin sustento. La eliminación de la deuda de cerca de 3.000 millones de dólares y el aporte del 40 % para las pensiones -que fue eliminado temporalmente- complicaron los números del Seguro Social. Correa incrementó, además, el número de beneficiarios que no aportan al IESS.

Moreno, en cambio, elevó la pensión del Seguro Social Campesino a 100 dólares. Para esa decisión no se mostraron estudios que respalden la sostenibilidad del aumento de egresos mensuales.

Atenciones médicas 

5. En palabras de Paúl Granda, el Seguro Social es “profundamente ineficiente” en las atenciones médicas. Esto, porque el IESS cuenta con unidades que manejan servicios de segundo y tercer nivel(atenciones complejas y hospitalizaciones)pero que se usan para tratamientos de primer nivel (una gripe, por ejemplo).

Una de las razones es que los hospitales y casas de salud que se construyeron en el Gobierno pasado no contaron con estudios de pertinencia. Es decir, se construyeron megaobras sin tomar en cuenta las necesidades reales de la población del sector de la edificación. Ahora, el IESS usa hospitales de primer nivel para atender enfermedades que deberían tratarse en centros de salud menores.

Estudios actuariales

6. Una de las principales críticas hechas a la gestión de las autoridades del IESS es que no existen estudios actuariales que den cuenta de la situación real del organismo. El presidente LenínMoreno, a través de su exdelegado, ManoloRodas, ofreció nuevos estudios para tomar decisiones. La oferta fue tener documentos hasta octubre del año pasado. No se cumplió.

El actual presidente del directorio aseguró que tendrá los nuevos estudios hasta finales de abril. Es más, dijo que parte del análisis actuarial se entregará a finales de este mes. Esos documentos serán los insumos necesarios para revisar, por ejemplo, los cambios legales que se deben aplicar.

Los que han dirigido el IESS en los últimos 15 años

Son 14 personas que han pasado por el sillón principal del directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) desde el año 2003, cuando finalizó el periodo de intervención que inició en el 2000. Unos con más y otros con menos tiempo en el cargo. Eddy Sánchez es el del periodo más corto: menos de un mes. Fue designado por el expresidente Lucio Gutiérrez en abril de 2005, mes y año en el que fue derrocado. Ramiro González fue que tuvo más tiempo en el puesto. Él y Eddy Sánchez son los dos únicos que atraviesan procesos penales.

Con información de El Expreso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s