Las inconsistencias en el IESS generan descontrol en la administración de la entidad

No solo es un problema económico. El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS)también tiene anomalías en sus operaciones diarias. El sistema de salud de la entidad, según sus propias autoridades, está subutilizado y no cuenta con los registros apropiados.

En parte, el problema surge por la construcción de unidades médicas que no responden a las necesidades de la población cercana o que no se utilizan de manera apropiada. Los hospitales generales y hospitales de especialidades (que deben tratar casos complejos) siguen brindando tratamientos para enfermedades comunes que, en papel, deberían atenderse en centros de salud y dispensarios médicos.

Es más, en palabras del presidente del Directorio del IESS, Paúl Granda, el porcentaje de atenciones de primer nivel sigue copando las citas en unidades más completas.

Otro problema en las unidades médicas es que estas no facturan por sus atenciones y servicios. Granda dijo que eso genera descontrol porque es difícil contabilizar el estado real del trabajo en los hospitales y casas de salud.

“Somos profundamente ineficientes”, explicó el funcionario el miércoles durante una exposición sobre la crisis que enfrenta la seguridad social ecuatoriana tras las decisiones de los gobiernos de turno.

Según la información que se puede obtener del Seguro Social, en 2018 se realizaron 16’452.931 atenciones médicas en el sistema interno de salud del IESS. De ese monto, el 69,08 % correspondió a consulta externa. Es decir, citas y atenciones que no califican como emergencias.

El número representa un incremento de cerca de 300.000 atenciones si se compara con el trabajo de 2017. Un dato que alarma porque los ingresos económicos del IESS van en decrecimiento.

De lo que se puede contabilizar, las atenciones brindadas equivalen a 1.412 millones de dólares gastados en los beneficiarios.

Uno de los inconvenientes con ese dato es que no todos los atendidos aportan económicamente. El gobierno del expresidente Rafael Correaestableció que los hijos menores de edad de los afiliados pueden recibir atención médica. Una decisión loable que, sin embargo, es cuestionada porque no se buscó un mecanismo para financiar las nuevas consultas médicas.

¿Cuántos hijos menores de edad y dependientes fueron atendidos el año pasado? Más de tres millones de citas se brindaron en 2018. Unas 100.000 más que en 2017.

Edison Lima, presidente de la Asamblea de Jubilados, explicó que esas atenciones deberían tener un costo adicional para garantizar la estabilidad del seguro para jubilados, aportantes y sus familiares.

A los problemas médicos se añaden los vacíos económicos que tiene el instituto. La deuda general por cobrar de la entidad (entre cuentas estatales, fármacos incompletos y venta de bienes) se acerca a los 5.000 millones de dólares.

Datos

Atención en Guayas

Según el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, en Guayas se realizaron más de 5,1 millones de atenciones durante el año pasado.

Hipertensión

Entre las principales razones para la atención médica del IESS, a escala nacional, está la hipertensión.

Enfermedades

Las dorsalgias, amigdalitis y el dolor estomacal también están en la lista.

Con información de El Expreso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s