Defensoría del Pueblo pide intervención urgente por “esclavitud moderna” en empresa Furukawa

Gina Benavides señaló que la empresa ha violentado durante 56 años los derechos humanos de sus trabajadores

Ante la denuncia de un grupo de trabajadores de las plantaciones de abacá de la empresa Furukawa, por explotación laboral, la Defensora del Pueblo, Gina Benavides, lo calificó de esclavitud moderna y exigió al Presidente de Ecuador, Lenín Moreno, a intervenir de manera urgente y reparar la dignidad y los derechos de estas personas y sus familias.

La titular de la Defenrosoría del Pueblo anunció que en octubre de 2018 inició una investigación defensorial por este caso y, el 20 de noviembre, se realizó una misión de verificación, acompañando a una inspección realizada por Ministerio de Trabajo y otras Instituciones del Estado.

De esta inspección, dijo, se constó varias irregularidades, que existe trabajo infantil, adultos mayores y personas con discapacidad por mutilaciones provocadas por el trabajo”.

Expuso que según la ONU, una forma de esclavitud moderna es cuando personas están obligadas a vivir y trabajar sobre una tierra que no es de ellos y prestarle a sus propietarios determinados servicios sin poder cambiar de condición, que aplicaría en este caso.

Benavides señaló que la empresa ha violentado durante 56 años los derechos humanos de sus trabajadores, mayoritariamente afrodescendientes.

“Las familias en Furukawa viven en condiciones inadecuadas, inhumanas e indignas. No tienen luz eléctrica, ni agua potable. Se dedican a extraer la fibra de abacá pero ninguno de ellos tienen contrato laboral ni seguridad social”, cuestionó.

“La Defensoría insta al Presidente de la República y a todas las instituciones del Estado ecuatoriano, a intervenir de manera urgente a empresa Furukawa y reparar la dignidad y los derechos de estas personas y sus familias”, expresó Francisco Hurtado, adjunto de Derechos Humanos y la Naturaleza.

José Hernández, representante de la Asociación de Trabajadores de la Fibra de Abacá, afirmó que desde los 15 años trabajó para la empresa. “Actualmente tengo 33 años y nunca fueron reconocidos mis derechos humanos”, reclamó.

(PP)

Fuente: Defensoría del Pueblo, EcuadorInmediato, República del Banano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s