A un año del secuestro de Paul, Javier y Efraín, sus familiares exigen la verdad al Gobierno

Critican que el Gobierno “no quiere que se sepa qué sucedió exactamente en la frontera norte. Pero nosotros seguiremos reclamando justicia”.

La última vez que se registró su presencia fue alrededor de las 19h00 del lunes 26 de marzo de 2018 en el control militar a la entrada de Mataje, Esmeraldas. Mañana se cumple un año del secuestro de Paúl Rivas, Javier Ortega y Efraín Segarra, equipo periodístico de El Comercio que fue secuestrado y, luego de varias semanas, asesinado por un grupo narcoterrorista. Para sus familiares, se ha cumplido un año sin que el Gobierno del Presidente Lenín Moreno entregue toda la información sobre el caso y, finalmente, se cuente la verdad.

Al día siguiente del plagio, el entonces ministro del Interior, César Navas, aunque prefirió no dar mayores detalles sobre el tema, afirmó que los captores ya se han comunicado. Las autoridades de seguridad se reunieron con los familiares para brindarles más detalles de lo ocurrido.

El equipo periodístico realizaba una cobertura en el sector de Mataje debido a los atentados que, desde enero de 2018, empezaron en la zona fronteriza de Ecuador con Colombia y que dejaron cuatro militares fallecidos y varios ciudadanos afectados.

Hubo pruebas de vida. Encadenados y de pie, los tres trabajadores piden al Gobierno del Presidente Moreno que cumpla con los requerimientos del grupo disidente de las FARC: los periodistas a cambio de sus hombres detenidos.

Las ruedas de prensa que el entonces ministro del Interior, César Navas, y el entonces ministro de Defensa, Patricio Zambrano, dejaban más dudas que certezas, hasta que el 19 de abril de 2018, el Presidente Moreno confirmó el asesinato de Paúl, Javier y Efraín.

Este 26 de marzo de 2019 se cumple un año de su secuestro y los familiares, desde entonces, han exigido la verdad al Gobierno. ¿Los liberaron? ¿Hubo un intermediador? ¿Por qué no desclasifican la información de todas las reuniones del Consejo de Seguridad Pública y del Estado? Son algunas de las interrogantes que, tanto familiares, colegas y amigos, aún tienen sobre el caso.

Al grito de “Nadie se cansa”, sus familiares realizaron vigilias al frente del Palacio Presidencial cada noche, después de conocer sobre su secuestro y posterior asesinato. Mañana, al cumplirse un año, realizaron una vigilia porque, explican, “el Gobierno no quiere que se sepa qué sucedió exactamente en la frontera norte. Pero nosotros seguiremos reclamando justicia”.

(PP)

Fuente: EcuadorInmediato.com, República del Banano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s