#ArticuloBananero| El cuco les salió feo y no les gustó 

Qué manera de burlarse de la voluntad popular. Solo hace un año, los mismos actores políticos que lideraban la campaña para mantener y reformar al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (PCCS) alegaban que para que este órgano goce de la confianza ciudadana debería ser validado por el voto del soberano. Una vez ganada la inconstitucional consulta popular del 4 de febrero de 2018, hasta se declararon por encima de la Constitución. Se sintieron empoderados para sacar y poner autoridades a su antojo. Con derroche de superioridad moral tachaban de corrupto lo hecho por el régimen anterior. Ahora, sin vergüenza alguna, nos cantan lo contrario y declaran que el PCCS debe desaparecer. A cuenta ¿de qué? ¡El cuco les salió feo y no les gustó!

Argumentaban que este órgano de control social debería ser ejercido por el poder político o que, por último, no era necesario, porque en ninguna otra democracia existe. Siendo así, ¿deberíamos creerles que antes, con el reparto del poder de los partidos políticos, vivíamos en plena democracia? Para ellos, los nefastos diez años antes de la revolución ciudadana no pasaron por los anales de la historia. Por lo visto, la clase política de la derecha y sus subordinados se engrandecen en sus contradicciones. Se olvidan de que los ciudadanos en la dinámica social, somos los “actores y autores de la historia”. Por eso ventilan su arrogancia. 

Por eso se dio el estrepitoso revoltijo para no ceder que este quinto poder del Estado regrese a las manos del poder ciudadano. Hay razones de peso para no dudar que la oligarquía, si se la dejara, no permitiría que los candidatos de izquierda, quienes por concurso de mérito y oposición, al asumir la autoridad de las diferentes instancias de control social, desharían y fiscalizarían la inobservancia de la Constitución. Es inocultable la ilegalidad de lo actuado. El mismo Jaime Nebot declaró, de manera parroquial, que lo actuado por el señor Trujillo está “más allá de la ley”.

Por eso se desató la retahíla de artimañas antidemocráticas; de premeditados pretextos inconstitucionales de última hora, alegando que se suspenda la elección de los consejeros por ser desconocidos; de impresentable aritmética cuántica para el conteo de los votos; de extremas intromisiones de parcialidad y de irrespeto a la democracia de autoridades quienes supuestamente deberían ser imparciales para que se garantice el libre proceso electoral. Al contrario, en plena veda electoral, los escuchamos haciendo comentarios anti correístas y haciendo campaña a favor del voto nulo. Y por último, vemos a la presidenta de la Asamblea tratando de restar atribuciones de control del CPCCS con el fin de devolverlas a la Asamblea, aquella contra quien un día nos hartamos y le dijimos basta al reparto de la partidocracia para que se vayan todos.

El engaño se develó y quedará para la historia. Tenemos a una democracia 
desinstitucionalizada, amañada por una banda de malhechores de cuello blanco, empeñados a hacernos retroceder a la república banana, en donde los gamonal y sus capataces improvisaban con caprichos pueriles el destino de la Patria. 


Por último, toda esta burla contra la voluntad popular no nos debería sorprender. Rafael Correa centró su atención en la pregunta tres y nos previno sobre los atropellos inconstitucionales y sobre la vulneración institucional al darse la terna de los notables al PCCS. ¡No se equivocó! Es más, por el repudio que esto ha causado, ya regresó. 
Luis Alfredo Castillo

Prensa República Del Banano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s