#ArticuloBananero| Censura de los apóstoles de la libre expresión 

No se puede burlar la confianza de los mandantes. Ante todo está inscrita la promesa y el compromiso de cumplir con el programa de trabajo propuesto por el presidente Moreno y entregado al Consejo Nacional Electoral. Su propuesta está avalada con su firma. Si palabra y firma no tienen valía, entonces, no puede esperar otra cosa que el rechazo masivo desde la conciencia colectiva de una ciudadanía irritada y burlada. Así las cosas, el Contrato Social se ha fracturado.
A cuenta de esto vemos el imparable rechazo masivo que ha tomado cuerpo nacional en las voces de radios y portales digitales. Los democráticos contumaces, que pregonaban aires nuevos de libertad y libre expresión, se tornaron en cloacas de intolerancia. Su arremetida se desató, frontal o de manera rapaz, contra las voces disidentes de destacados analistas y actores políticos a pretexto de “cambios editoriales”, o, por último, “cambios técnicos”. No olvidemos que al albor de la hipocresía del diálogo conciliador se auto proclamaban apóstoles de la transparencia, cuando el mismo Moreno le resbalaba todo y pedía airoso a los periodistas que sean “lapidarios y duros… Ya pasó el tiempo de las persecuciones, en el cual se satanizaba la actividad de los periodistas… No dejen nunca de denunciar, no dejen nunca de investigar aunque se equivoquen”, pontificaba.
Pero lo opuesto es la verdad. Públicamente la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia de la República ha identificado y denunciado contra “la creación de portales digitales y cuentas en redes sociales cuya tarea es generar, difundir y promocionar noticias falsas contra el Gobierno Nacional”. Escandalizada, señala a “dato certero’, “república del banano”, “inapapers”, “resistencia ciudadana”, “toque de queda”, “info dura”, “dato duro”, como “afines a exfuncionarios y partidarios del gobierno anterior”. La consigna es silenciar toda voz que los funcionarios de la Secretaría califiquen perjudicial a la imagen del gobierno. Además, puesto que ya ha sido derrotada en la arena de difusión digital, los cómplices medios masivos tampoco han sido eficaces en frenar el encono de la opinión pública. La popularidad del gobierno apenas llega al 17% y sigue en picada. Pensar que detrás de esta avalancha hay un cachiporrero: un simple celular que desde Europa ha hecho temblar al gobierno.
Entre eso, queda atrás la demagogia del diálogo abierto y frontal. También quedó atrás el artículo 13 de la Convención Americana de los Derechos Humanos: “Toda persona tiene el derecho y Libertad de pensamiento y de expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir información e ideas de toda índole sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o firma impresa o artística o por cualquier otro procedimiento de su elección”.
Después de todo, qué podría esperarse si los protagonistas de este gobierno podrían ser capaces de entregar a Julian Assange,  ecuatoriano naturalizado, al imperio estadounidense, maquinando pretextos sin fundamento, tal cual como lo hizo Judas. Sus nombres se mancharán y quedarán en las páginas oscuras de la historia como las fuerzas retrógradas contra la libertad de pensamiento crítico y contra los derechos humanos. ¡Qué peso tendrá la carga en sus conciencias, si es que la tienen!
Luis Alfredo Castillo 
Prensa República del Banano

Gobierno de Lenin Moreno y la persecusión a Medios Digitales que son críticos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s