#ArticuloBananero| Moreno: una traición premeditada

El flamante y ‘genuino revolucionario’ se sentó en su silla presidencial y delante de la bandera tricolor, agradeció a los banqueros por no haber votado por él. Apresuradamente interrumpió la confesión de los que se frotaban las manos, atisbando un futuro de bonanza, y pasó a develar en cuerpo entero que, en efecto, ya empezaba a tener odio por aquella horda de innombrables (51.16 %) que votaron por él, Lenín Moreno. 


Qué holgadas y orondas se sintieron sus palabras, como quien se hacía el “pendejo” del discurso de promesas que serían incumplidas. El trabajo y cálculo de llegar a la presidencia ya estaba consumado. Después del voto que lo había delegado a que lleve a cabo la agenda nacional ya técnicamente consensuada y trazada, los cuerpos ovejunos ya no le servían, ya eran descartables: zánganos, chusma sin conciencia política, presa fácil del “populismo”, objetos de su odio.

De ahí en adelante se congraciaría con la élite opulenta y atendería a los eventos de gala. Pues, para eso mismo ya se había adiestrado palpando el lujo durante su condición de vicepresidente y de enviado especial de la ONU. Era hora de empezar a desmadejar la trama del circo que se desplegaría a lo largo de dos años. 

De allá acá, más diminuto se ha vuelto en espíritu y en dignidad; pero más dañino y agigantado en su inoperancia y en su empecinamiento por destruir al correísmo y a las aspiraciones de la revolución ciudadana. Más que nada, con la ayuda de invertebrados traicioneros que solo ayer fungían de amigos y luchadores por el mismo ideal, para que sirva de escarmiento y para prevenir contagio de cualquier potencial imitador. 

Detrás de esto hay una idea regulativa: nunca más permitir que Rafael Correa regrese al mapa político; o permitir que la chusma se apropie del poder. En su ignorancia y arrogancia, las élites no podrían, nunca más, consentir que la turba de “forajidos”: sociedad de cuerpos excluidos; cuerpos infantilizados o descerebrados; cuerpos de producción u objetos de control, tomen las riendas de la nación. Patrimonio reducido en la historia para los notables, los ilustres de cuna. Adiós a la idea rectora de auto realización y de dar sentido a la vida. Claro, los mandamases nos la organizarían y la normalizarían tanto en lo privado como en lo público.

Para ello, Moreno instrumentó la traición y tiró a la basura la Constitución. Para ello, ha desencadenado una grotesca persecución política, sin parangón en el Ecuador. Para ello, montó el andamiaje de control y usurpación de funciones de los siete ‘magníficos’ consejeros transitorios (CPCCS), vertiginosos en desbaratar y deshonrar la institución pública; de mediocres jueces de “lujo” constitucionales de 14/20, ahora serviles para proteger y blindar la ilegalidad y el abuso de los mismos que les dieron el “puestito”, es decir, los  eligieron para que mañana los exculpen; de premiada Fiscal General de 10/20 que hace un merengue de la prisión preventiva; de un Consejo Nacional Electoral, junta de matemáticos cuánticos, que bloquea repetidamente la inscripción de casi medio millón de ciudadanos y se niega a cumplir la norma democrática que dé paso a la solicitud de revocatoria, como reza en el artículo 25 de la Ley Orgánica de Participación Ciudadana; de medios públicos y privados con sus periodistas fachos: sacerdotes consuetudinarios de la verdad fantasiosa y seductiva, serviles al mejor postor, guardianes amnésicos de la corrupción de INA Investment Corporation. Finalmente, para ello, una vez más, nos han sometido al FMI y, en adelante, estaremos bajo los dictámenes de patrones eurocéntricos o, si no, el garrote y la represión vendrán para expiar nuestra humillación y asentar su poder. 

El daño que han hecho es porque lo hemos permitido. Tenemos la fuerza y el saber soberano para hacerlos parar. Ya lo hemos hecho, en diez años, tres presidentes han sido derrocados por engañar y por corruptos. Nuestra resistencia, por tanto, expresada en colectivos de distintos intereses, tiene que sincerarse siendo conscientes que el poder político es una relación de doble vía, al ejercerlo se nos respetaría. La ética nos convoca a no permitir que nos cosifiquen como instrumentos de su avaricia.
Luis Alfredo Castillo 

Prensa República Del Banano

Anuncios

2 comentarios sobre “#ArticuloBananero| Moreno: una traición premeditada

  1. Muy buen articulo, pero yo creo que el Sr. Moreno no tiene la capacidad para planear todo lo dicho. Atrás estan los Nebot, Lasso, Egas, y demás sarta de oligarcas que son los que efectivamente gobiernan.

    Me gusta

  2. Se suponía que el señor Moreno tenía el deber de acoger las mejores propuestas y tomar desiciones para velar por el bien común. Pero, con el paso del tiempo, nos percatamos de que su afán de llegar al poder no fue por el afán de servicio.
    Sus declarados ideales de gobernar nuestro país con justicia y equidad, quedaron en palabras que se lleva el viento. Se alejó de todo aquello que juró.
    En lo concreto, ha tomado desiciones que favorecen a unos y perjudican a otros, que somos la mayoría. Así, se ha servido de nuestro país para sus propios intereses. ¿Es eso gobernar para el bienestar colectivo? Lamentablemente, le creímos y le dimos el voto, confiados con la esperanza de días mejores! Pero no fue así. Por su ejemplo, hoy vemos que nuestra juventud ya no cree en la política. Por su ejemplo, ahora ella piensa que aquello que empieza con ideales, termina con el usufructo de intereses personales. Por su ejemplo, ya no aspira a ejercer el poder para el bien colectivo.

    Siendo así, no dejemos de luchar por los derechos que tenemos. Los derrotados son aquellos que bajan los brazos. Debemos luchar por una causa justa para que nuestros jóvenes encuentren nuevamente el sentido de servir a su Patria; para que vuelvan a soñar; para que peleen por la esperanza del cambio por la justicia social. No dejemos que nos roben la esperanza de vivir en justicia. ¿Acaso hay algo mas importante que la justicia social? ¡Defendámosla! Tomemos partido.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s