En Venezuela sanciones cercan al chavismo, exportación de crudo cae y se agota el oro

Caracas –

La última estación de servicio de la petrolera venezolana PDVSA en Argentina cerró rodeada de problemas y deudas del otrora ícono chavista que llegó con la idea de comprar la red de estaciones de servicio de Shell en el país.

El cierre, a través de un remate, registrado por el diario argentino Clarín, suma otro golpe al Gobierno chavista que esta semana también recibió las cifras en rojo de las exportaciones de petróleo de PDVSA que, en mayo pasado, cayeron en el 17%, luego de que expiró el plazo fijado por EE.UU. para que clientes cesaran las compras como parte de las sanciones a la petrolera.

Luego de la medida de EE.UU., desde abril algunos clientes finalizaron sus compras a la petrolera para cumplir con las sanciones, lo que ha dejado a la empresa con altos inventarios de crudo mejorado y ha reducido aún más su cartera de compradores regulares.

Los envíos a India cayeron más de un tercio a 187.000 barriles por día (bpd).

Desde enero, la producción ha caído en casi 400.000 barriles al día, según cifras de la Agencia de Información de Energía de EE.UU., publicó BBCmundo.

“Antes de las sanciones, entre 40% y 50% del petróleo venezolano iba a EE.UU. y el resto iba principalmente a India y China”, explicó el analista Hari Seshasayee, del Wilson Center.

El cese de las importaciones a India tendría un impacto notable, dicen analistas. “ Después de las sanciones, India se convirtió en el primer comprador de petróleo venezolano”, según Seshasayee, quien destaca que mientras las ventas a India son una fuente de dinero fresco para Venezuela, la mayor parte del crudo enviado a China se usa para pagar deudas previamente contraídas con Pekín.

Desde hace tres años Venezuela registra una caída sostenida de la producción de petróleo que ha pasado de 2,4 millones de barriles diarios en diciembre de 2015 a 830.000 barriles diarios en abril pasado.

También cayeron las importaciones venezolanas de combustible y diluyentes a 137.500 bpd, muy por debajo de los más de 200.000 bpd recibidos en marzo y abril, lo que provocó escasez de combustible.

El chavismo, liderado por Nicolás Maduro, ha ampliado los racionamientos de combustible. Los conductores del estado Lara solo pueden comprar 30 litros semanales. En otros como Bolívar o Monagas se limita el expendio según el número de placa de los vehículos.

Al escenario de crisis se sumó la pérdida del Estado de 20 toneladas de oro que tomó el alemán Deutsche Bank porque el régimen incumplió con el pago de una deuda por $ 750 millones. El gobierno chavista había entregado los lingotes como garantía por el préstamo.

El oro se ha convertido en la última herramienta del chavismo para sostenerse. Solo el mes pasado logró vender $ 570 millones en oro, lo que hizo que las reservas bajaran a su nivel mínimo en 29 años, $ 7.900 millones, publicó Infobae.

El año pasado, el chavismo ocupó más del 40% de las reservas de oro, vendiéndolo a empresas de Emiratos Árabes Unidos y Turquía en un intento desesperado por financiar programas y pagar a los acreedores, refiere el medio.

Fuente: El Universo, República del Banano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s