#ArticuloBananero| Facebook: nosotros al desnudo y a su capricho

Las nuevas revelaciones de la conducta de censura de Facebook nos han dejado desencantados.  El ingenuo pensar de que solo usaban nuestros datos personales para fines de propaganda quedó relegado para acercarnos con precipitación a un nuevo Frankenstein mediático.  Es fruto de nuestra descuidada complacencia.  Con nuestra misma concurrencia para compartir generosamente nuestras intimidades, ha servido de trampolín para enriquecer a unos y para auto recetarnos pociones nocivas.  Por el objetivo final de generar ganancias hemos abierto la Caja de Pandora con inescrutables consecuencias. 

Cada día 1.600 millones de usuarios nos conectamos y cada mes 2.000 millones fielmente alimentamos a Facebook con nuestros datos, rasgos vívidos de nuestra intimidad, para convertirse en astronómica fuente de capital, facturando por sobre los USD 25 mil millones anuales.  Por algo su fundador y dueño, Mark Zuckerberg, es premiado con el inconmensurable y demencial patrimonio de USD 64.600 millones.  Lo que Facebook sabe de mí es mucho más de lo que otro amigo virtual.  Incluso, para que la manipulación se dé, saben más de nosotros que nosotros mismo.  Es así que dejamos a la intemperie los mecanismos, que a su debido tiempo, influyen en nuestras actitudes y motivaciones intelectuales. 
Nada nos viene gratis.  Los “loables” motivos de Facebook de unir al mundo, de dar voz al individuo, entretejiendo un sinnúmero de virtudes concernientes a la familia, a la comunidad global, han sido una máscara de pretextos edulcorados para hacer de nuestra información armas que estarían transformando y amenazando el mismo concepto de democracia. En suma: la compra de triunfos electorales son ahora más asequibles para los dueños del capital. O, una vez ya en el poder, los gobiernos autoritarios, como ahora es el caso del Ecuador, usar a Facebook como herramienta para silenciar el derecho a ser informados. Como el expresidente, Rafael Correa, acaba de denunciar el cierre sin sustento que no sea la influencia del imperio en asuntos soberanos de un país. “¡Y esta es la gente que nos habla de “libertad de expresión”! No solo me roban  el derecho expresarme. Le roban millón medio de personas su derecho seguirme”. 
Nuestra privacidad está siendo desvalorada.  Aquí no se habla del mero hecho de publicar fotos, de compartir nuestros intereses, incluso para el mismo fin de la propaganda, pues ese sería el costo de tener una plataforma digital servida para nuestro uso.  Lo que aquí se habla es de los fines perversos que hemos desvelado con el caso Cambridge Analytica.  Hemos estado siendo manipulados, ya sea por la desinformación, el falso discurso, falsas noticias o ya sea por sutiles sesgos a favor de tal o cual interés político, económico o social.  Una cosa es saber del uso que se da de nuestra información, otra es percatarse de que dicha información está siendo utilizada para influenciar la decisión política de una nación que podría, incluso, ir contra el interés de las mayorías.  El axioma de “no te molestes en analizar o soñar, porque nosotros te daremos nuestra verdad y nuestro sueño”, es más vigente que nunca.
Hay que seguir desmitificando y desmontando las contradicciones, los intereses protervos detrás de la nueva tecnología de comunicación masiva y de las estrategias subliminales para orientar el consumo capitalista.  Entre más libertad pensamos tener, más condicionados, más engañados, mayor es la prisión invisible en la que lidiamos.  Lección: cuidado con lo deseado. Estamos sumidos a los caprichos de un monopolio mediático, por lo tanto, qué alternativas de conectividad social podríamos generar, con la sensibilidad de proteger más nuestra privacidad.  Nota: ¿se acuerdan de los cadáveres digitales: Altavista, MySpace, ICQ, MSN Messenger, Snapchat?  ¿Será este el futuro de Facebook? 
Luis Alfredo Castillo

Prensa República Del Banano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s