ODEBRECHT desvió cerca de USD$ 7 millones de fondos de la Ruta Viva y Metro de Quito

Una investigación demostraría que hubo presuntos sobornos en estas obras del Municipio de Quito

El caso ODEBRECHT sigue dando de qué hablar y ahora se les vincula a las anteriores administraciones del Municipio de Quito, tanto de Augusto Barrera, como a Mauricio Rodas, esto debido a que la empresa brasileña habría desviado fondos para los proyectos de la Ruta Viva y Metro de Quito.

En este caso se supone que la empresa ODEBRFCEHT decidió borrar cientos de correos electrónicos que la compaña tenía para registrar los pagos ilícitos por fuera de su contabilidad oficial. Entre los correos borrados están documentos relacionados con la Ruta Viva y el Metro de Quito.

Estas denuncias llegan después del proyecto periodístico coordinado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), donde se analizaron más de 13 mil documentos filtrados. Esto sale a la luz una vez que los directivos de ODEBRECHT anunciaron que no pagaron sobornos por las obras del Municipio de Quito.

Según esta información en el caso de la Ruta Viva la empresa brasileña subcontrató a varias empresas para las dos fases de la Ruta Viva, que une a Quito con Puembo. A través de esos subcontratos, la constructora desvió fondos de esa obra para financiar a Operaciones Estructuradas.

Para Ruta Viva I, se contrató a Likam Bouwwerken International B. V., que a su vez subcontrató a Turcon Consulting and Engineering B.V.. Luego, Turcon contrató a otras dos: Southern Cross Consulting & Engineering Services S.A. y Engetec Consulting Services.

En el proyecto Ruta Viva II ocurrió algo parecido cuando ODEBRECHT contrato a Turcon y se formó una cadena de subcontratistas. Después de esto se desviaron USD$ 2,08 millones para ingresarlos a la doble contabilidad.

Los archivos filtrados cuentan una historia parecida sobre la línea 1 del Metro de Quito, contrató que Odebrecht obtuvo en consorcio con la española Acciona durante la alcaldía de Mauricio Rodas (2014-2019). Se desviaron USD$ 5 millones de ese contrato, divididos en USD$ 3 millones durante la elaboración de la propuesta y USD$ 2 millones luego de ganar el concurso.

Una vez que esta obra fue adjudicada en la gestión de Gustavo Barrera la Fiscalía hizo un examen especial y hasta se allanaron las oficinas del Metro de Quito. La entonces fiscal subrogante, Tania Moreno, archivó el caso en 2018. Después de esto, el exalcalde Rodas descartó un sobreprecio en la obra y enfatizó que el proceso precontractual arrancó en la administración anterior.

ODEBRECH lo que hacía era contratar cadenas de subcontrataciones para alimentar las cuentas de varias offshore en el Meinl Bank principalmente, desde las cuales se pagaban sobornos. De acuerdo con los archivos secretos, la brasileña usó este esquema de desvío de fondos con todas las obras contratadas en Ecuador desde 2012. (BGV)

Fuente: El Universo/ Ecuadorinmediato/ República del Banano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s