#ArticuloBananero| Siete veces Sí: la trayectoria de la farsa

Empezaron diciendo con ojos de esperanza que se había virado la tortilla. Que finalmente seríamos gobernados por juntas de ilustres y notables; no como ayer, al mando de cholos o monos sin nombre ni apellido. Que había que darle la bienvenida al que pregonaba nuevos aires de libertad y mansedumbre entre hienas y corderos. Aplaudían que el sorpresivo enemigo “socialista” había visto la luz y la había dirigido para que todos veamos la “corrupción” vestida en el atraco más grande de la historia del Ecuador. En el entusiasmo, el baratillo de sumas de dólares eran contables y elásticas. El monto total de lo robado ascendía de acuerdo a la ambición del que la pronunciaba. ¡Miles de millones, decían! El eco se propagaba y los incrédulos creían. Entonces, era necesario justificar e, incluso, elogiar la traición: por el bien de la Patria. El traidor, por develar la corrupción, era uno de los nuestros, anunciaban los medios en su pagina frontal.


En medio día, a lo Pablo Celi, rasgaron la Constitución. Silenciaron a jueces sumisos para que den lugar a la opereta; posicionaron y apuraron a las nuevas autoridades de control electoral; fraguaron la trampa de la consulta popular con preguntas sesgadas y con dedicatoria para que el invencible Correa no regrese al mapa político; y, con bombos y platillos anunciaban la recuperación de la patria porque finalmente el Consejo de Participación Ciudadana regresaría a reflejar la voluntad de un pueblo que exigía transparencia. Así, impregnaron en el entorno social la idea magnificada que todo relato correísta a era fétido y que tenía que ser desbaratado, barrido y sepultado. Los patriarcas de las componendas anunciaban por su accionar que regresábamos al pasado. Y … ¡así fue! y … ¡así es!


Pero… el estruendo de bombos y platillos cansó. Se quedaron sin sustento de tanta acusación. La exageración tomó el efecto bumerán. El 24 de marzo se pronunció con el profundo rechazo contra la mentira, contra la inhabilidad del gobierno de cumplir con las promesas de campaña, contra los nuevos y predecibles repartos y tráfico de influencias. Y anunció que, después de todo aún preservaban la esperanza de poner la casa en orden al pronunciarse que Rafael Correa no había sido sepultado. En comparación, con hechos ya a la vista, el ‘socialista’ de voz meliflua, no solo llevaba la mancha de la traición, sino que la evidencia de su ineptitud era más clara cada día. En vez de un presidente, habíamos sido engañados por el “cuentero de Carondelet”. Del retrato de cuerpo entero, según el sentimiento popular en las redes sociales, se extrae la pintura que lo  dibuja con imborrables características: traidor, servil, mentiroso, mitómano, psicópata,  morboso, canalla, inhumano, corrupto…

A más de dos años de gobierno se puede ver la trayectoria de un gobierno fallido. El comportamiento de Moreno se lo puede magnificar y reflejar en su administración. Es un gobierno sin luces, en constante improvisación, repetidos desaciertos, sin obras que lo justifiquen. Hay atropellos a la Constitución por doquier y, ahora, hasta violando convenios internacionales para volverse el verdugo número uno del planeta. Presenta una economía que no despega y al mando del FMI, dejando una estela de desempleo, incremento de la pobreza y desamparo social. Se esconde en el poder legislativo, el cual, quien haciendo contorciones adefesiosas, acude para protegerlo de actos de corrupción.

Uno se pregunta: ¿no será que se les volvió la tortilla a los que aplaudieron la farsa de verse esperanzados con el triunfo que no ganaron en las urnas, los que elogiaron la traición justificando el revés de Caín, los que votaron siete veces Sí para deshuesar la institucionalidad del país?
Luis Alfredo Castillo

Prensa República Del Banano

Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s