Consejo de Participación Ciudadana y Control Social responde el golpe

El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) finalmente pasó a la acción. Tras semanas de defenderse de los ataques de los medios y la Asamblea Nacional del Ecuador tomó acciones para lo que en teoría fueron elegidos.

La primera gran acción fue resolver que seguirán con los concursos que el Consejo Transitorio, el del difunto #Trujillo, no pudo terminar. Trujillo fue tan astuto que cuando vio que #PabloCeli estaba como contralor encargado y que sus sucesores podrían reemplazarlo tomó una rocambolesca decisión: dejarlo en el cargo hasta que complete el periodo para el que fue designado Carlos #Pólit o si antes se le ocurre al presidente Lenín Moreno crear el tal Tribunal de Cuentas.

La #Contraloría es una pieza clave para el nuevo orden y Celi es un gran obediente, por eso fue que Trujillo barrió con todas las autoridades de control, excepto con él. Así que lo “titularizó” en una sui generis medida que posteriormente fue sacramentada por la Corte Constitucional del Ecuador.

Ahora, el #CPCCS ha dicho no. Considera que lo hecho por Trujillo no solo que es una aberración jurídica sino que debe reverse y por eso se apresta a elegir un nuevo contralor, toda una afrenta para el nuevo orden. Por eso es que horas antes, el presidente de la Asamblea, César Litardo, rodeado por la mayoría de partidos que lo pusieron en el cargo amenazó con “procesos de control político” si el CPCCS sigue con sus intenciones, es la respuesta política que había adelantado un día ante la ministra María Paula Romo.

Al Consejo de Participación no le importó, siguió su curso esperanzado en que la voluntad popular que eligió a la mayoría que ahora funciona allí podrá protegerlo ante lo que consideran un “golpe de estado parlamentario”. Rafael #Correa ya pidió en Twitter defender al CPCCS.

Hay más, el CPCCS resolvió conformar una comisión de notables, igualita a la que conformó Trujillo para eliminar al CPCCS, para que digan si la elección de la Corte Constitucional hecha por los transitorios fue o no legal. Bajarse la Corte Constitucional sería una especia de ataque nuclear para el nuevo orden.

Por ello sería muy difícil y el CPCCS amaga, no dice que cambiará a la Corte, sino que analizará lo actuado. Ahora, muy en la línea retro que ha impuesto #Lenín #Moreno a la política ecuatoriana, otra vez Ecuador vive una pugna de funciones. De un lado la Asamblea Nacional, donde el establishment tiene mayoría: #CREO, oficialismo, los independientes de provincias y en ocasiones el #PSC (depende de lo que le convenga en ese momento a Nebot).

En la otra esquina el CPCCS, con mayoría opositora al gobierno y que los medios bautizan como correísmo para deslegitimar esa acción opositora. Todo eso en un contexto de deterioro económico: huele a 1999.

Fuente: Mesa Servida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s