Pamela Anderson afirma que Lenin Moreno cambió a Assange por $4.3 millones

La actriz y modelo estadounidense dijo que el primer mandatario ecuatoriano debería sentirse avergonzado por las acciones contra Assange

En la cuenta oficial de Twitter de la actriz Pamela Anderson, se dio a conocer sobre la estadía del presidente del Ecuador en el continente Europeo y expresó que debería sentirse avergonzado por sus acciones contra Ola Bini y Julian Assange. El primer mandatario emprendió dicho viaje para atraer inversión al país. Entre su agenda estuvo la reunión que mantuvo con su homólogo de París, Emmanuel Macron.
El primer mandatario emprendió dicho viaje para atraer inversión al país. Entre su agenda estuvo la reunión que mantuvo con su homólogo Emmanuel Macron.
La actriz y modelo sostuvo en su Tuit “Lenín Moreno se encuentra actualmente en visita oficial a Europa del 7 al 14 de julio. Un hombre que renunció a Assange a cambio de $ 4,3 mil millones en fondos, acusó a Ola Bini de ser un ‘pirata informático’ y está destruyendo el legado de la Revolución Ciudadana en Ecuador no debería sentirse bienvenido en Europa”
Anderson a través de este comentario dio a conocer su total desacuerdo con la llegada hasta el viejo continente de Moreno. Expreso “El Ecuador está gobernado hoy por hipócritas” al final de su mensaje expresó que el primer mandatario del Ecuador debería avergonzarse.
Días atrás A través de su cuenta de Twitter, Carlos Soria, abogado de Ola Bini hizo pública la denuncia que pesa en contra de la jueza, Yadira Proaño, esto por el presunto delito de prevaricato en el caso del ciudadano y desarrollador sueco, investigado por supuesto espionaje.
Como argumento principal de la denuncia, se rechaza la actuación de la magistrada al haber negado el derecho de caución (fianza) a Ola Bini, el pasado 29 de mayo de 2019. Esto “conforme a lo dispuesto por el Tribunal Constitucional que aceptó la acción de Habeas Corpus en el caso #FreeOlaBini ante la vulneración de sus derechos y el presumible cometimiento de un delito por parte de la Jueza Yadira Proaño, hemos presentado una denuncia por prevaricato”, escribió Soria. (MAOL)
Fuente: Twitter/Ecuadorinmediato

Fiscalía apunta a vocales del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social

El mensaje es muy claro: cualquiera que atente contra el nuevo orden no solo que será destituido de sus funciones, sino que será enviado a la #cárcel.

Eso es lo que tratan de decir la mayoría legislativa que controla la Asamblea Nacional del Ecuador (oficialismo y #CREO) y la fiscal general del Estado. No pasaron ni 24 horas de las denuncias por supuesto desacato contra la cuatro de los siete vocales del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS).

El gran pecado fue crear una comisión que analice la legalidad del nombramiento de la Corte Constitucional del Ecuador que hiciera el difunto Julio César #Trujillo, una acción muy criticada en su momento. Y continuar con los nombramientos que quedaron pendientes, entre ellos el de Contralor lo que pone en entredicho el puesto del purísimo #PabloCeli.

La pinza aprieta fuerte al Consejo de Participación. De un lado la Asamblea avanza en el juicio político contra los consejeros y por el otro #Salazar avanza rapidísimo el proceso penal para blandir la amenaza de cárcel. El objetivo es muy claro: sigan así y terminarán presos. Ya quisiera buena parte del país que Salazar sea tan veloz con el caso #INAPapers.

Desde el aire el bombardeo es mediático: Las ruedas de prensa a los consejeros son hostiles, para ellos no hay sonrisas. Y los dueños de los medios ordenan hurgar todo el pasado de los consejeros, no importa si hay que enlodarse en cuestiones personales.

Si se consuma la amenaza del nuevo orden, la imagen internacional de #Moreno como el gran reformista (esa que se ha esforzado en vender en pequeñísimos auditorios en Europa) quedará hecha trizas porque se habrá destituido y enviado a la cárcel a autoridades electas que acaban de cumplir el primer mes de funciones.

Quitarle las funciones al Consejo de Participación Ciudadana es muy parecido a lo que hizo Nicolás #Maduro cuando se enteró que la oposición había ganado la mayoría legislativa: le quitó funciones y en la práctica la reemplazó con una Asamblea Constituyente que él controla.

Muy crítico es el nuevo orden contra el régimen chavista, pero amenazar a una función del Estado integrada mediante el voto popular, llegar a destituir a sus cabezas y encima meterlos presos es una estrategia que los acerca muchísimo a Maduro y cualquier régimen dictatorial que Latinoamérica conoce muy bien.

Fuente: Mesa Servida