Lasso dice que Tuárez confunde la voz de Correa con la de Dios

El líder de la oposición, Guillermo Lasso, ha respondido al presidente del Consejo de Participación Ciudadana, José Tuárez, (que el viernes dijo que había escuchado «la voz del Señor» y que este le había inspirado en impulsar una Asamblea Constituyente), que Tuárez «confunde la voz de Correa con la de Dios».

La Republica

Renuncia de Rodríguez: “la Cirugía mayor a la corrupción, resultó ser un chiste”

“Avergüenza la comodidad o la indolencia de la mayor parte de los ecuatorianos y me obliga a retirarme, constatando que no existe en este momento histórico, la coyuntura para lograr que la ética pública, sea la principal característica que nos permita avanzar en la guerra en contra de la impunidad”. A través de una carta a Mesías Tatamuez, presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), Jorge Rodríguez presentó su renuncia a ser miembro de la Comisión Nacional Anticorrupción (CNA)

 “Reciba usted y por su intermedio, quienes conforman el Frente Unitario de Trabajadores, mi  renuncia irrevocable, a la Comisión Nacional Anticorrupción CNA, organización ciudadana  creada el 30 de mayo del 2015 en la ciudad de Riobamba, en la V Convención del Colectivo  Unitario Nacional de Trabajadores, Indígenas y Organizaciones Populares del Ecuador”, dice la misiva.

Rodríguez recuerda que esta Comisión cumple cuatro años practicando el mandato constitucional de “fiscalizar  los actos del poder público”, con 17 denuncias sobre el festín contractual de los últimos 12 años,  presentadas tanto a la fiscalía como a otros órganos de control, sin que, “hasta la fecha, hayan  pasado de la etapa de investigación previa, creando una percepción ciudadana de que la  arbitrariedad tiene más fuerza que nuestro trabajo, en donde hemos puesto plata y persona, sin aceptar que grupos económicos o políticos, toquen nuestras puertas en el afán de obtener su impunidad”, acotó.

En esta línea, el economista y empresario, ligado desde hace varias décadas a las luchas sociales, expresó que lastimosamente ha constatado que, cambiada la mayor parte de “cabezas” en los organismos de  control, los cuerpos siguen exactamente igual. Nadie hace nada para evitar la contaminación,  cuyo desvío se agudiza, cuando el actual gobierno para conseguir “estabilidad”, negocia con los  mismos grupos una parte del poder.
La “cirugía mayor a la corrupción” planteada por el presidente de la República, resultó un chiste  de mal gusto, que nos repiten para ocultar una inacción manifiesta y se oculta en las caretas que  se han puesto para disimular el reparto de la cosa pública, asignando puestos y hasta contratos, a todos quienes aceptan el cambio de bando o el mudo y cómplice apoyo a su estabilidad.

Rodríguez termina su misiva recalcando que “con mi respetuoso agradecimiento a usted, a los dirigentes del FUT y a mis compañeros de la CNA, me desapego, pero no me alejo” (JS)

Fuente Diario La Hora

Villavicencio difunde fotos de reunión clandestina entre el Gobierno y Balda

#FlashBananero| El periodista mediático, Fernando Villavicencio difundió esta mañana fotos, en las que se ve reunido al asesor del Presidente Lcdo. Lenin Moreno con el poco exitoso político Balda, conocido por sus denuncias sin sustento. Así lo afirmó Villavicencio: “URGENTE: Voy a desayunar en el hotel Finlandia y me encuentro con esta escena. Sin comentarios”.

Consejo de Participación rectifica y retrocede erróneamente

El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) ha resultado ser una gran decepción: da un paso adelante y retrocede dos. A eso se suma un presidente con delirios mesiánicos que se ha comido buena parte del capital politico que cosechó el organismo luego de las elecciones de marzo pasado.

En una demostración de miedo, el CPCCS dio marcha atrás en la conformación de una comisión que revise la legalidad de la selección de la Corte Constitucional.

Era la respuesta al juicio político emprendido en la Asamblea que avanza velozmente, pero también a la indagación previa que le inició la fiscal Diana Salazar y la consiguiente amenaza de cárcel.

Fue muy ingenuo creer que esa acción detendría a la mayoria oficialista que opera en la Asamblea; los oficialistas ya dijeron que seguirán adelante porque su único objetivo es destituir a los consejeros y usarlos como escarmiento públicos.

Como Lenín Moreno olió miedo, se atrevió a dar una cadena nacional para decir que hará respetar el orden constitucional, respetando la independencia de funciones. Aunque su cadena nacional sea exactamente lo contrario.

Ahora el presidente Carlos Tuárez, visiblemente desesperado, habla de que está en contra del

matrimonio igualitario para tratar de sumar al movimiento ultra religioso que ha protestado en

las semanas pasadas. Hasta en la protesta de los taxistas se quiso subir.

El CPCCS está cercado y su caída parece cuestion de dias porque la mayoría legislativa ha mostrado convicción en este tema; la ministra de la Política, María Paula Romo, ya hizo pulgar abajo.

Encima el Consejo enfrenta fallos judiciales que lo atan de pies y manos. A medida que pasa el tiempo, queda claro que para la oposición (o el correísmo, como dicen los medios) fue un error arropar a Tuárez, un político con un verbo muy parecido al de Álvaro Noboa.

Sí, el voto de Tuárez, era necesario para ser mayoria en el CPCCS pero ¿era necesario? En la Asamblea la oposición es minoría, enfrenta ataques a diarios pero esa condición no impidió un buen resultado electoral en las elecciones anteriores. Oponerse en minoría en época de Moreno es un buen electoralmente hablando.

¿La mayoria en el CPCCS para qué ha servido? El primer acto del CPCCS debió ser iniciar el concurso para Contralor, que funciona como arma de persecución contra todo aquel que disiente contra el nuevo orden.

Tontamente se enfocaron en la Corte Constitucional, para tratar de capitalizar el odio que generó el fallo sobre el matrimonio igualitario. Una estrategia muy equivocada para un consejo que pretende ser el escudo de las minorías y hacer suyo el discurso de avanzada.

Va siendo hora ya de soltar a Tuárez, probablemente sea ya muy tarde porque el destino de él tristemente está atado al de Walter Gómez, Victoria Desintonio y Rosa Chalá.

Pabel Muñoz, en una entrevista con Xavier Lasso, expresaba sus dudas sobre Tuárez porque al parecer tiene puesta su mirada en las presidenciales de 2021.

Esa declaración reciente sobre la Constituyente es solo un intento desesperado de usar esa legítima aspiración de buena parte de la población para ganar legitimidad o tiempo. Lo que va quedando claro es que otra vez Ecuador tiene esa sensación de hartazgo, de instituciones en pugna o paralizadas, como era el país en época de la partidocracia.

La politiqueria es lo que mueve al sacerdote y eso contamina aspiraciones ciudadanas de defender conquistas sociales muy amenazadas por el Gobierno de Moreno. Esa defensa es lo que debe primar en la agenda de la oposición.

Fuente: Mesa Servida.

#ArticuloBananero| ¡Nos guste o no: Correa y la revolución ciudadana imposible de borrar!

Cuando el odio o la antipatía, o incluso una mera percepción, se enquistan en la realidad de una persona, es en vano tratar de hacerla entender otra posibilidad.  Esta actitud negativa se superará con el tiempo, cuando razonemos y esclarezcamos de que nuestro juicio estuvo equivocado. Y es que equivocarse en sí no es negativo; al contrario, lo que deviene nos hace adelantar con bases más sólidas, más despejadas. Advertencia: uno hasta podría terminar amando lo que un día fue despreciado. 

Viene a la mente una lúcida conversación con una amiga entrañable, en una tarde tibia de un valle, alfombrado de su verde frondoso, del sur ecuatoriano. Retrotraigo su síntesis.

“Los ecuatorianos”, decía ella, “somos hijos de la misma historia, de la misma camada que heredó su idiosincrasia y quienes ya instruidos por nuestras escuelas (más malas que buenas), se lanzaron al mundo a desempeñar cargos en las diferentes instancias del Estado. Igualmente, otro tanto de jóvenes buscó y creó oportunidades para desplazar su experticia en emprendimientos privados. He ahí el tronco de dónde vinimos: llegado el momento, unos prefirieron ser corruptos y otros ser ciudadanos respetables.  En suma, esa es nuestra historia, compuesta de los mismos actores que hoy están perfilándose e irrumpiendo en nuestro presente. Lo que ahora somos, ineludiblemente, da indicio de dónde vinimos. Somos, sea lo que sea, una nación, una unidad y a esa unidad hay que orientarla por nuevos senderos, aceptando y guiándonos por los logros, pero también enmendando los errores. Solo así, en una forma orgánica, seguiremos adelante. Es un proceso dialéctico. Al cambiar nosotros, cambiamos nuestro Ecuador y nuestro Ecuador nos cambiará”.

Si tal observación está aproximada a nuestra realidad nacional, entonces resultaría casi desatinado o demasiado optimista exigir a cualquier gobierno a que cumpla con su gestión administrativa libre de corrupción, más allá de ideologías políticas antagónicas. Desatinado o demasiado optimista porque para construir una sociedad con corrupción mínima se necesita un proceso acumulado de institucionalidad y una gestión democrática ininterrumpida. Esto no hemos tenido en su mayor parte en la historia ecuatoriana. La meta es reducir la corrupción en todos los frentes: público y privado. Para esto, no habrá ni Lassos, ni Nebots, ni Correas que puedan o se los deje gobernar.  

No habrá Constitución que ampare los derechos y responsabilidades de los ciudadanos, porque se la irrespeta según la coyuntura o el capricho de improvisados. No habrá institucionalidad que gestione la gobernabilidad de futuros regímenes, porque a todo nos oponemos, sin ser propositivos. El problema no tan solo es de los presentes o futuros líderes, sino también es nuestro. Hemos sido demasiado permisivos.

La historia del Ecuador seguirá desplegándose, al paso que llevaremos con nosotros nuestra oposición o nuestras preferencias. Por lo tanto, más nos vale ir metabolizando la significación histórica de Rafael Correa para Ecuador. Su presencia, como un fantasma, permeará en nuestro discurso político por mucho tiempo. Bien sabemos que es una farsa la etiqueta mediática de autócrata, dictador, preponderante, instigador, desarmonizador y, últimamente, monstruo. Bien sabemos, el tiempo y obra lo confirman, que su accionar hace sobresalir a un hombre: honesto, valiente, arrollador, visionario, revolucionario, propositivo, unificador, esperanzador, edificador…  Nos guste o no, ese hombre ha dejado semillas alfaristas que renacerán. ¡Qué fácil le es caminar con la frente en alto, sin dobleces, sin miedos y ambages! Moreno, enredado en su novelesco “despecho”, nunca lo podrá hacer.

Nos guste o no, Correa pintó un nuevo panorama político, inaugurando otro estilo de gobernanza. Nos guste o no, hoy hablamos de derechos sociales y políticos cuando ayer eran impensables. Nos guste o no, aún en un clima anticorreista, azuzado por los medios corporativos, su vigencia no está acotada. Contrario al objetivo, la estrategia de descoerrisación está dando resultados adversos. Es más, su inoperancia administrativa han sido la  mejor adversaria para acelerar más su regreso. Según los resultados de la última consulta del 4 de febrero del 2018, las elecciones seccionales del pasado 4 de marzo, y más precisamente con la reafirmación por la existencia del Consejo de Participación Ciudadana, Rafael Correa y la Revolución Ciudadana figuran como la oposición oficial, con un sólido voto activo y comprometido. Mientras tanto, como pago a la traición, las últimas encuestas de Perfiles de Opinión o Cedatos corroboran que la credibilidad y aprobación al régimen de Lenin Moreno va precipitadamente a la baja ya sin legitimidad. ¡Nos guste o no!


Podemos estar seguros de que si no educamos a nuestros jóvenes hacia la vocación de ser democráticos y respetuosos ciudadanos, no valdrá gobierno alguno así éste sea óptimo. Recordemos la advertencia del sabio Demócrito: “Todo está perdido, cuando los malos sirven de ejemplo y los buenos de mofa”. ¡Nos guste o no, no lo permitamos!
Luis Alfredo Castillo

Republica Del Banano

Constitución indica que CPCCS puede ser destituido solo a través de revocaría en las urnas

#FlashBananero| El Presidente @jcarlostuarez y vocales del @CPCCS según el Art. 105.- Siendo autoridades de elección popular sólo podrán ser destituidos a través de REVOCATORIA del mandato en las urnas. Lea la constitución.