Vivanco confiesa parcialidad al ataque contra Yunda, por pautajes en Alcaldía de Rodas

#FlashBananero| “Y para zanjar el tema les propongo un reto, ya que la débil moral de muchos les hace pensar que la pauta compra almas. Yo tenía pauta del Municipio. Cierto, evidente y transparente. Ahora que él nos diga cuánto recibía de la administración Rodas en sus radios.”, así lo afirmó Luis Eduardo Vivanco en su cuenta de Twitter.

Alcalde Yunda pone en su sitio a Vivanco diciendo que “no hay plata para pauta”

Un polémico cruce de tuits se dió entre el alcalde de Quito, Jorge Yunda, y Luis Eduardo Vivanco de La Posta y Castigo Divino que motivó tuits de respaldo al alcalde y al de La Posta.

«El más batracio troll center del correísmo funcionando a favor de @LoroHomero. Están queriendo recaptarlo? Los fanáticos de Rafa son los principales defensores del alcalde. Ojalá Yunda no se deje meter el… cuento» inició de esta forma Luis Vivanco.

«estimado, estoy más ocupado que plomero en el Titanic, deme chance, mucho me para bola» le respondió jocosamente Yunda, y la respuesta de Vivanco fue «Cuidado se le hunde el barco, estimado plomero»

Todo iba en forma jocosa hasta que fue subiendo de tono «Cuente conmigo para eso, jamás huyo. Pero usted póngase pilas, qué las goteras chorrean un pestilente líquido verdeflex. Recuerde que aunque lo contrató el 20% de la tripulación, si se hunde, nos jodemos todos» puso Vivanco, a lo que la respuesta del Loromero fue «yo no lo estrellé contra el iceberg, ya lo encontré así , ahora todos tenemos que salvar el barco y no hay plata para pauta» …pero mejor leamos todo el hilo completo.

#ArticuloBananero| ¡A las calles. Hasta que la “chispa” por una Asamblea Nacional Constituyente se prenda!

“¡Necesitamos salir a las calles. No nos quedemos mirando las pantallas de los celulares o viéndonos las caras en casa!”. Esta exhortación, certera y punzante, extraída del saber popular de una internauta, nos alienta con ánimo de declarada rebeldía a frenar la verborrea que discurre a raudales por las redes sociales. Como aquella rebeldía que surgió de las entrañas de nuestra Manuela Cañizares, la ciudadana nos convoca con urgencia a que no seamos impávidos y que tomemos conciencia de nuestra fuerza y poder político; a que accionemos frontalmente contra el mal gobierno, porque nos están engañando, nos están viendo la cara de estúpidos. Es hora, “Manuela” nos urge, de pasar de la teoría a la acción política: de la oficina, de las universidades, de las fábricas a las calles. 

Cómo podemos ser tan permisivos, y hasta indolentes, ante el profundo sentido de desolación, perpetrado por un gobierno de ineptos que no reaccionan con acierto contra la inseguridad, que ya va desde los 19 asesinatos en recintos penitenciarios, unos más repugnantes que otros, hasta la inminente amenaza física y psicológica que campea en los vecindarios encolerizados del país. Tal es el colmo que el legítimo vicepresidente, Jorge Glas, preso político, encarcelado por un delito sin pruebas contundentes hasta el día de hoy, acaba de ser amenazado de muerte. Es como si de pronto estuviésemos en tierra de nadie, sin institucionalidad, sin derechos humanos.

Ante esto, necesitamos gobernabilidad, pronta y eficiente, que dé respuesta al atraco y a la usurpación de nuestra democracia, de nuestra Constitución. La misma que nosotros mismos acudimos a hacerla nuestra con nuestro voto, para que de esa forma vivamos en un país donde el Estado de Derecho sea el fundamento de nuestros derechos y responsabilidades. 

Exigimos respeto por lo que se prometió en el documento que Lenin Moreno firmó y que presentó en el Consejo Nacional Electoral. En él se articulaba la visión, el programa político a seguir, con el fin de continuar el ya trazado proyecto nacional por el cual apostábamos. Le dimos el voto que triunfó en las urnas para que se ejecute la voluntad de la mayoría. A eso llamamos democracia. Y eso es lo que precisamente se truncó a partir de su traición. Hoy se ha impuesto un programa de gobierno que no triunfó, un programa de la derecha oligárquica. Frente a este engaño, ¡reivindiquemos el llamado a una Asamblea Nacional Constituyente!

Como si esto fuese poco, después de seis meses de exigir transparencia, hoy no tenemos duda que INAPapers se ha convertido en la vaca sagrada. ¿A qué temen? Según los aires fétidos, nadie debería osar investigar la alegada y evidente corrupción. ¿Qué secretos guarda INA, que se afanan tanto en ocultar? De pronto, el dedo que apuntaba, es el dedo que los llevará a la cárcel. De lo contrario, pregúntenle al presidente del Consejo de Participación Ciudadana, José Carlos Tuárez. Ahora él es el nuevo blanco de odio, de persecución mediática y amenazas de juicio político por haberse comprometido investigar la cuenta N° 100-4-1071378  del Balboa Bank. El calvario para el Padre aún está cuesta arriba. Los indultos, calumnias y vejaciones ya vienen de los mismos fariseos, cuasi periodistas que antes fingían horror por los adjetivos de Correa. Frente a estos deshonrosos encubrimientos, ¡exijamos una Asamblea Nacional Constituyente!

Mientras tanto, la “cotidianidad”, a la que hizo referencia la expresidenta de la Asamblea Nacional, se despliega sin vergüenza alguna: esto es, el abanico de la cotidianidad de permitir los pactos de la “regalada gana”, de la corrupción por medio del reparto en cuotas de poder a partir de favores del “yo te doy esto, tú me das eso”, como lo ha denunciado el mismo ministro de Energía, Carlos Perez. ¡Ay, si solo supiésemos los nombres de asambleístas que llamaron para pedirle puestitos, a manera de ajuste de cuentas. Si solo supiéramos más sobre la comparsa de los diezmos; sobre las futuras comisiones que inflarán bolsillos por las privatizaciones; las firmas falsificadas de asambleístas; los pactos políticos entre enemigos; los informes chuecos de persecución del Contralor; el maletín repleto de 250 mil dólares en efectivo del sobrino del Contralor General; las ilegalidades de la fiscalía sin pruebas; los hospitales sin medicina y, finalmente, sobre los aires de diálogo y libertad en el reparto… si solo supiéramos… ,otro sería el cantar para que se “vayan todos”.  ¡He ahí el nuevo panorama reciclado de los “patriarcas de la componenda”! Frente a la troncha descarada de este gobierno y a la alevosía de los truchos, ¡demandemos el derecho a una Asamblea Nacional Constituyente!

La responsabilidad es nuestra de hacer que los políticos, en quienes confiamos la facultad representativa, no se burlen en nuestra cara y que, al contrario, dignifiquen el encargo dado. La tarea de construir democracia requiere la co-responsabilidad de co-gobernar, más aún cuando el contrato social no se cumple. A propósito, por ahí se escuchó una premonición: “a estos esbirros lentejeros y panas transitorios los esperamos en la resbaladera”. Frente al desgobierno de dos años de desaciertos fascistas, ¡impulsemos una Asamblea Nacional Constituyente! ¡Hagámosla …pero YA!
Luis Alfredo Castillo
Prensa República del Banano