CPD Quito rechaza a Moreno e invitan a eliminar el trabajo infantil y no a naturalizarlo

El Consejo de Protección de Derechos de Quito, no fue suficiente la disculpa que pusieron empleados de Moreno en su cuenta de Twitter que sacaron el siguiente comunicado:

La Constitución de la República prohíbe -de manera directa y tajante- cualquier forma de trabajo infantil, por considerarlo contrario a la naturaleza de las niñas, niños y adolescentes; para quienes su única preocupación debe ser crecer en un ambiente afectivo, adecuado y que garantice todos sus derechos humanos. Conseguir esto ha sido -y continúa siendo- parte de la lucha de varios sectores sociales para proteger a las niñas y niños y defender sus derechos. Razón por la cual, cualquier señal de verlo como normal significa un grave retroceso en materia de derechos.

Las declaraciones del señor Presidente de la República expresan mínimamente un desconocimiento del problema del trabajo infantil, y de sus causas; y son contrarias a la Constitución de la República que prohíbe todo trabajo realizado por niñas, niños y adolescentes menores de 15 años. El “Plan Toda Una Vida 2017 – 2021” del Gobierno Nacional, propone “Erradicar el trabajo infantil de 5 a 14 años, reduciendo las cifras del 4,9% al 2,7% a 2021”;  en tanto que -según las cifras compartidas por el Ministerio de Inclusión Econòmica y Social- lejos de disminuir esta cifra, en el año 2018, creció al 5,4%, lo que evidencia que los problemas que vive el pais afectan a la población más vulnerable y marginal.

Preocupa que en estas declaraciones – tanto del señor Presidente como de la Ministra Cordero – se encierran algunos elementos que lastimosamente normalizan la violencia y la estigmatización contra niños, niñas y adolescentes.  Ojala nuestra sociedad asociara “lo infantil” con todo lo bueno y positivo, con la capacidad de soñar y no perder las ilusiones; pero lastimosamente en estas declaraciones se la asocia con la falta de capacidad para entender una idea. Preocupa más cuando estas declaraciones las da la Ministra responsable de lo social.

Frente a estas declaraciones, que no pueden justificarse de ninguna manera, el Consejo de Protección de Derechos del Distrito Metropolitano de Quito, en cumplimiento de sus competencias y funciones:

  • EXIGE al Presidente de la República, Lenin Moreno, así como a las autoridades de su Gobierno, a corregir sus declaraciones, por ser una expresión de violencia y menoscabo de los prinipios fundamentales de protección integral a niñas, niños y adolescentes.
  • SOLICITA, que en un acto de reconocimiento a la niñez y adolescencia; las autoridades que hubiesen manifestado ideas erróneas e inconstitucionales; ofrezcan disculpas públicas como una manera de rectificar estos hechos.
  • EXHORTA al gobierno a que reconozca la prioridad que tienen niñas, niños y adolescentes en nuestro país, como su mayor recurso -presente y futuro- por lo que debe garantizar la prestación de servicios y programas para la población más vulnerable, en cumplimiento de su propio plan de gobierno.
  • INSTA al Gobierno Nacional, que en el marco de las reducciones presupuestarias anunciadas, se garanticen el fortalecimiento de políticas sociales para la disminución del trabajo infantil en el Ecuador y el Sistema Nacional Descentralizado de Protección Integral a esta población.

Realizamos un llamado a la ciudadanía para que, en el ejercicio de sus derechos y responsabilidades, no naturalice el trabajo infantil, éste es un problema que afecta profundamente a la infancia y adolescencia, compromete su desarrollo y el desarrollo del país, y menoscaba su futuro.

Gissela Chalá Reinoso                    Sybel Martínez Reinoso 

Presidente Delegada del Alcalde        Vicepresidenta del Consejo de Protección de Derechos

Fuente: https://www.proteccionderechosquito.gob.ec/2019/08/04/59176/

#CaricaturaBananera| Presentamos el regionalismo y mendicidad de Moreno

#CaricaturaBananera| Presentamos el regionalismo y mendicidad de Moreno en una sola imagen.

Niños sometidos al trabajo infantil sin ayuda del MIES y de Moreno, le envían mensajes al Gobierno

#FlashBananero| Circula en redes una serie de Fotos dirigidas al presidente Lenin Moreno, en la cual niños de Guayaquil le afirman que no son “monitos” ni les gusta trabajar en la calle. Otros que lo hacen porque no reciben el apoyo del gobierno y necesitan trabajar para estudiar, comer o apoyar a sus familias.

#ArticuloBananero| Sin helicóptero no hay paraíso 


Si tan solo nos uniéramos para sumar con nuestro rechazo al escándalo que se ha dado en las redes sociales referente al indebido uso de bienes públicos por la Ministra del Interior y por el Secretario Anticorrupción, aunque sería justificada ira, solo estaríamos de voyeristas de un episodio de fogoso devaneo de Corin Tellado. 

Aquí no se trata de entretenerse en el morbo y en el escándalo. No se trata de seguir los pasos de los preparativos y de la indeclinable ejecución para pasar el fin de semana en el balneario de lujo, por supuestos protagonistas ‘chiros’. Tampoco se trata de envidiar el arribo ostentoso, como bacanes de aspirantes al Jet Set, y de ver bajar del cielo el helicóptero del Estado para inadvertidamente entretener a la gente quienes luego se meten a ser parte del cuchicheo acusador. Tampoco es cuestión del disfrute indirecto al ver a los tortolitos desvanecerse en la intimidad de “fines prácticos”.


Más allá de ver a estos funcionarios públicos bajar estrepitosamente del cielo, vemos nuevamente regresar al relieve de esa subjetividad que dicta que la actividad política es primeramente para tener poder y hacer riqueza, de lo contrario el funcionario es tonto. Lo que vemos es el espíritu carnavalesco de la “sapada”, de la conciencia de los políticos ecuatorianos quienes siguen con el comportamiento de no cumplir, ni de hacer respetar la ley. 

Por los corredores del poder se verá que lo primero que destella es la mediocridad en cuanto a lo ético, a lo probo, a lo idóneo. Aquellos que están llamados a liderar con ejemplo, no lo hacen. Su ética es: haz lo que digo y no lo que hago. Uno se pregunta, ¿con qué fuerza moral asomarán para representarnos como los ejecutores de la “cirugía mayor contra la corrupción”? La promesa del licenciado: “contra la corrupción seremos implacables”, queda como una lánguida “vocinglería” que solo ha servido para la persecución política de los inquebrantables correístas y para encubrir la corrupción de INAPapers. 

Lo que realmente vemos es que el comportamiento de los políticos del pasado sigue en plena vigencia. Al parecer, después del regreso de la democracia seguimos gobernados por una clase política corrupta, por los discursos llenos de palabrerías, de promesas de pulcritud incumplidas. Pero cuando alguien honesto se presenta como alternativa, se unen serviles al bloque hegemónico para escamotear tal posibilidad. Es un comportamiento de mafioso compadrazgo que denota claramente la intencionalidad de decir: “¡aquí domino yo!”. “¡Aquí yo soy la ley!”. “¡Aquí hay dos mundos: el de los enemigos y el de los amigos, el de los que cumplen la ley y los que desobedecen cumplirla!”. “¡Aquí me quedo!”. “¡Aquí, tierra de nadie, sin liderazgo, sin presidente, hago lo que me da la gana!”. “¡Así somos nosotros!”.

Cuando dejamos que esto pase sin castigo alguno, nos debilitamos, asistimos a nuestro propio entierro. La historia narrará  que cuando “doblaron las campanas”, no doblaron anunciando la muerte política de los ministros, sino por la muerte de nuestra democracia. 
                                                                     
Luis Alfredo Castillo 
Prensa República Del Banano