José Tuárez: Me voy con la frente en alto, no he robado a nadie, no tengo nada que ocultar

Pasadas las 15:50, la Asamblea Nacional notificó de la resolución de la censura y destitución que se resolvió la noche del miércoles a José Carlos Tuárez y los otros tres consejeros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS).

Hasta el mediodía, Tuárez esperaba la comunicación oficial para dejar la oficina que ocupó por los 63 días que fungió como presidente del CPCCS.

La mañana de este jueves habló con los periodistas, pero con sus condiciones. Es decir, hablaría con dos o tres representantes de los medios respondiendo dos preguntas.

Primero se quejó de que le digan cura y pidió que le digan ‘fray’.

“Me voy con la frente en alto, no he robado a nadie, no tengo nada que ocultar”, mencionó, al tiempo que cuestionó que su error pudo haber sido no “agachar la cabeza a los poderes económicos”.

La noche del miércoles, con 84 votos afirmativos y 32 negativos, el pleno del Legislativo resolvió censurar y destituir a Tuárez, y sus excolegas, Victoria Desintonio, Walter Gómez y Rosa Chalá por incumplimiento de funciones y falta de probidad. 

Chalá, Desintonio y Gómez ya habían desocupado sus oficinas a inicios de esta semana, y otros la misma noche en que se los censuró.

Tuárez seguía en la presidencia del organismo, pues hasta el mediodía no se le notificaba con la resolución legislativa, y había documentos que firmar.

Sus reemplazos serán David Rosero, Juan Dávalos, Francisco Bravo e Ibeth Estupiñán, que también esperaban la notificación de la Asamblea y el Consejo Nacional Electoral (CNE) para poder ‘autoconvocarse’ y nombrar nuevas autoridades, ya que Tuárez era el presidente, y Chalá, la vicepresidenta.

Tras su paso por el CPCCS, Tuárez se dedicará a “meditar” y recorrer ciudades a la que lo han invitado, “porque no es político, sino ciudadano”.

En lo inmediato, no está trabajar en una carrera política, pero “si el pueblo lo solicita mayoritariamente hay que atender al pueblo”.

El fraile aseguró en la Asamblea que el patrimonio de $ 372 mil que reportó a la Contraloría General no era real, y este martes dijo que descendió a $ 40 mil. 

“Yo desde muy jovencito, desde los 15 años empecé a trabajar, me ha gustado mucho el negocio, y nunca he estado de brazos cruzados. Pueden ver mi historial en la seguridad social. Lo que tengo que es muy poco, lo tengo con el sudor de la frente, nadie me puede decir esto o aquello. Solo calumnias infundadas. Mi patrimonio no llega ni a $ 40.000″, acotó.

Imagen tomada del SRI con los valores del pago de impuesto a la renta e impuesto a la salida de capitales de José Carlos Tuárez.

En tanto, el Consejo está casi en acefalía. Solo las consejeras Sofía Almeida y María Fernanda Rivadeneira llegaron a sus oficinas. 

Almeida aspira que con la nueva mayoría que se integre haya un nuevo plan de trabajo interno.

“Espero que mejore la situación del Consejo, porque no ha habido un acuerdo. En estos tiempo ha habido muchas discrepancias y no le daban buena imagen al Consejo”, mencionó. (I)

Fuente: El Universo, República del Banano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s