#ArticuloBananero| La Fiscal General: mucho ruido y pocas nueces

Deliberadamente posaba en revistas nacionales e internacionales, magnificando su presencia de Fiscal de acero, de heroína anticorrupción, ahora, de allá a acá, ha quedado desinflada y desprestigiada. Es una trama de mucho ruido y pocas nueces. Resulta que el “súper cuaderno”, las pruebas “madre” de la señora Martinez, cuyo contenido de un impulso vertiginoso desgranó la memoria prodigiosa, solo han sido cohetes de feria, de esos de estruendosa presencia y que luego se desvanecen en el aire entre lágrimas de arrepentimiento. En suma: a las dos se les derrumbó la “pendejada” como un descarado fraude procesal.

Eso fue ayer. Hoy no hay disculpas de ningún medio público ni privado. No hay mea culpa por los que incendiaron la reputación del inocente, cuando a boca llena sentenciaban que con la irrefutable prueba el “capo de la banda delincuencial” pronto caería. Su boca apesta a daño moral. Hoy los mismos difamadores nos dicen con descaro que el súper “cuaderno” era tan solo una pequeña astilla, pruebas “secundarias”. Hoy se encaraman con “nuevas pruebas “irrefutables” que pulverizarían al “delincuente” de Correa y Glas. Hoy son cinco millones de dólares en efectivo lo que sale de boca de un delincuente confeso y es la prueba contundente y con ella el circo de la Fiscalía: nuevo escándalo, más escarnio, más burla contra nuestra inteligencia. José Conceição Santos mintió ayer y miente hoy.

El Ecuador vive la política del eterno retorno, del borra y va de nuevo, sin dejar estela de escarmiento, porque no hay alma que pase la línea roja y demande a los (des) formadores de opinión pública a pararles el carro, a pararles el abuso. En tierra de nadie tenemos a capataces con látigo, pluma y micrófono en mano pisoteando y lacerando la dignidad del prójimo, ajenos a su llamado ético de velar contra la barbarie. 

Sí, tenemos a una Fiscal General con potestad desprestigiada. No ha dado muestras de representarnos, de velar por nuestros intereses como funcionaria pública, quien está encargada de garantizar “el acercamiento de la justicia a la ciudadanía desde una visión humana, integral, accesible, honesta y eficiente“. Su sesgo es claramente desconcertante. 

El comportamiento se justifica, pues, al haber sido preparada para que sea la punta de lanza contra el correísmo y sea la protectora contra ilícitos del Ejecutivo. No puede hacer otra cosa sino para lo que ha sido puesta: arreciar y arreciar para el beneplácito de enemigos políticos hasta quedar en ridículo, porque no es justicia lo que busca, es maldad, agresión y crueldad. He ahí, la condición humana. He ahí, el 10/20: mujer útil para los poderes fácticos.

No ha movido un dedo para armar su conocida “estrategia” para investigar lo que el clamor nacional demanda: que se abran las cuentas de INAPapers y así poder desglosar la supuesta corruptela de Lenín Moreno y sus compinches. “Para cuando mismo se investiga” es la interrogante, de los más contenidos. De lo contrario, si siguen ocultando, “lastimosamente, lastimosamente” licenciado Moreno, “el dedo apunta más hacia usted…”. La cárcel lo espera cada día. Toda  sospecha que se le atribuya, entonces, es legítima.

Mientras tanto el pisoteo continúa contra dos líderes, Jorge Glas, el inocente, y Rafael Correa, el perseguido político, quienes claramente han sido los constructores de aspiraciones nacionales. Uno encara el sinsentido de la ingratitud y se pregunta. ¿Qué revoloteo espasmódico sucederá en la conciencia adormecida y cómplice de los intelectuales revolucionarios que no dicen esta boca es mía; de los académicos con conocimientos infructuosos quienes siguen atrincherados con miedo protegiendo su puestito; de los músicos que antes cantaban a pecho abierto y alzaban bandera; de la iglesia que ha dado la espalda al que luchó por la opción preferencial a favor del pobre, sacando a dos millones de la pobreza; y de los asambleístas lentejeros parásitos quienes siguen con su manía existencial de corto plazo atisbando el próximo plato de lentejas socialcristianas o apadrinándose de quién da más …? ¡Sabemos: la cobardía los paralizó! ¡Eso sí: nos sentimos alivianados para seguir adelante sin el peso de su bulto político inservible!

Luis Alfredo Castillo

Prensa República Del Banano

Anuncios

2 comentarios sobre “#ArticuloBananero| La Fiscal General: mucho ruido y pocas nueces

  1. Narración precisa. veraz y oportuna digna de felicitación. Si todo los ecuatorianos tubieramos esta óptica, nuestro país seria mas grande y maravilloso de lo que es, hoy estamos en decadencia.

    Me gusta

  2. jajajajaja Luis Alfredo castillo quien es este sujeto ?…..da asco leer sus comentarios……por que no le entregan la presidencia para que nos dé solucionando todos los problemas de éste país. …..denle la oportunidad que lo traiga a su maestro Correa y le dan un plazo prudencial para que saque a flote este país, pero si no lo hace……. LEY DE FUGA, O QUE LE COMPREN UN PASAJE DE IDA A DONDE QUIERA IR….LO QUE NO LE DEBEN ASEGURAR ES SU REGRESO.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s