#ArticuloBananero| Moreno: “Es ridículo cuando descubrimos que una persona no es lo que había dicho”

El Moreno de hoy es la antítesis del Moreno de ayer. El de ayer, el del día, el de las sabatinas, el que nos invitaba a convivir con armonía, con humor y convicción para confirmar que junto a él y a Rafael íbamos bien enrumbados, labrando, desbrozando nuevos caminos, incluso contra las fuerzas de los reincidentes “atrasapueblos” que se oponían a todo. Y cuando las ganas ya le eran inaguantables, pues, le permitíamos que se nos escurra por los oídos sus laberínticos escapes cuánticos. A lo largo de seis años, llegó a ser querido. Se le depositó la confianza y la esperanza. Se creyó que él era el indicado para que tome la posta. 

El Moreno de hoy, el de la noche, el caballo de Troya, el que declaró su odio por quienes votaron por él, es vengativo, es un engaño. Es una metamorfosis sinuosa del amigo revolucionario que luchaba por las causas de las reinvindicaciones sociales, a ser su enemigo, su agorero del mal, su ejecutor y su verdugo. De ser leal, se serpentea a ser traidor. Del de la voz meliflua a ser el desentonado que gesticula palabras con su resentimiento anidado. Del que alabó a Rafael Correa como una leyenda, para luego con descaro declarar que la revolución fue “una gran pendejada”. Del vicepresidente que exaltó los incomparables logros institucionales, logros económicos y logros intangibles, como el autoestima, a decirnos que todo fue una farsa. 

De Moreno solo quedan palabras huecas. Solo quedan los despojos de un proyecto nacional, de una institucionalidad que ya daba dignificantes servicios sociales y representatividad en territorio. Que quede dicho de que lo hecho, a decir del constitucionalista, doctor Augusto Tandazo, es “una barrabasada” maquinada. No habrán millonarios contratos de publicidad que pueda “ensalzar” y “promocionar” la imagen de un hombre sin credibilidad y marchito. Se olvidan que cuando la conciencia manchada es pública, no hay nada que la redima.

¿Quién elogiará su traición? ¿Quién justificará que por el fin de llegar al poder, la traición es el medio?

El Moreno de hoy, el vivo, será igual que el Moreno de mañana, el muerto. El del hoy, por su comportamiento se ha ganado todos los epítetos por los que todos los traidores juntos han sido calificados en el pasado. Goza de la infamia y compañía de Judas, el que vendió a su Amigo y Líder; de Efialtes, el que  traicionó a su patria; de Brutus, el líder de la conspiración para asesinar al que un día, su tío, le dio la mano, dándole prominencia política; de Pinochet, el que días antes prometió lealtad, de Temer, el vicepresidente que traicionó a su presidenta, y que terminó en la cárcel. Entre ellos hay abrigo frio: la deshonra.

El Moreno de mañana, el muerto, será el ejemplo de no ser lo que él fue. ¿Qué millones de pobres en su impotencia y en su desesperanza podrán exculparlo? Es de imaginar que si él pudiese ver desde las tinieblas, testimoniaría de que en realidad en vivo él ya estaba muerto, ya había vendido su alma, y que la culpa, las manchas de sangre de Lady Macbeth, le eran imborrables. Dirán que ya hizo el mal, que ya hizo llorar, que arruinó vidas y que, por último, su muerte no tiene importancia. 


Y pensar, que de haber sido como aquél Moreno de ayer, el Moreno vivo hubiese pasado a la historia como el protagonista, como el líder que tomó la posta y profundizó las justas reivindicaciones sociales, de ver en el bienestar colectivo del prójimo, su triunfo. Precisamente de eso trata lo Político. Precisamente eso fue lo que se le encargó y no cumplió. No fue el tipo para esa altura. Por tanto, no habrán lágrimas para él. El Moreno, vivo o muerto, será el símbolo omnipresente de la traición.
                                                                              Luis Alfredo Castillo 
Prensa República Del Banano

2 comentarios sobre “#ArticuloBananero| Moreno: “Es ridículo cuando descubrimos que una persona no es lo que había dicho”

  1. Muy buena apreciación de aquel hombre que nunca uso la camiseta de la revolución y ahora sabemos el por qué, hoy tiene dinero del robo pero un dia se enfrentará con el Creador o con Satanás y veremos el crujir de dientes. Miserable y mal agradecido junto con sus familiares y amigos terminaran sus días exiliados. MORENO = TRAICION.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s