#ArticuloBananero| ¡Soy correísta! Y… ¿qué? ¿Por qué no: “ver claro, sentir hondo y obrar recio”?

¡Ya basta! Me cansé de tanta sutileza. ¡Llámenme agresiva o lo que quieran! Si fuera líder de un país, creo que me ganaría el título de ‘dictadora’ o de mujer ‘prepotente’. O me desahogo escribiendo o me retiro de todo el medio de comunicación social. No sirvo para hipocresías ni para comentarios escritos con tanta delicadeza para no ofender a fulano ni mengano, escondiendo lo que verdaderamente siento y pienso sobre la enfermedad que nos achaca: el creer que unos son mejor y tienen más derechos que otros.

Vivimos en un mundo virtual donde todos nos damos al lujo de comentar porque todos tenemos derecho a nuestra opinión. ¡Caramba! No creo que tengo derecho a opinar sobre algo que desconozca simplemente porque me doy la libertad de hacerlo en una democracia. ¡No! No tengo derecho a hablar porque me gusta hablar. Tengo el derecho a comentar siempre y cuando lo que diga tenga fundamento, basado en conocimientos sólidos y comprobables sin calumniar.

Ahora, hablemos sobre lo que verdaderamente me molesta: la falta de integridad a través del silencio o de la inactividad, la necesidad de cambiarse de lados políticos, y hasta la necesidad de vender el alma al diablo. Todas estas razones son aceptables en el mundo de la supervivencia y en el de la desesperación en seguir viviendo. Entiendo que es costumbre que recurran a esta estrategia; lamento que sea esa la única forma de sobrevivir; y me considero afortunada en no tener que llegar a tal nivel de oportunismo. Entiendo pero no puedo apoyar esa estrategia simplemente porque creo que ayuda a perpetuar la corrupción, siendo pésimo ejemplo para sus hijos y nietos. ¡No necesitan analizarme! ¡Soy correísta! ¿Y… qué? Comparto las ideas de Rafael Correa porque las veo puestas en práctica donde vivo ahora. El quiso sacar al Ecuador de la lista del subdesarrollo y lo que los malagradecidos hacen es criticarlo por su forma, repitiendo epítetos escuchados de los grandes sufridores sin estadísticas ni cifras, ya que no hay cómo criticarlo por su fondo.
Si gritamos exigiendo que se elimine la corrupción, ¡empecemos por NOSOTROS!
¡Dejemos de cruzar la calle donde más nos convenga! ¡Dejemos de botar la basura en las calles! ¡Dejemos de permitir que el perrito orine o defeque en el jardín del vecino! ¡Hagamos la cola en el banco y en la parada del bus en vez de ignorar la fila lanzarnos hacia el primer puesto! ¡No corramos ni rebasemos en las carreteras poniendo en peligro la vida de los demás! ¡No le pasemos un billete al funcionario público ni al de la aduana para que se vuelvan ciegos y sordos! ¡No mencionemos al capitán fulano de tal ni al ministro de tal departamento para lograr nuestro objetivo! ¡No le roguemos a fulanita que nos consiga tal o cual favor que cualquier otro ciudadano no pueda lograr por sus propios méritos! ¡ No usemos a nuestros amigos y conocidos para conseguir tal o cual cosa! ¡Tratemos de ser tan íntegros y pulcros como lo que esperamos de nuestros funcionarios públicos, de nuestros empresarios, de nuestros políticos y de nuestros líderes! Si siguiéramos estos consejos, estaríamos eliminando esa corrupción que tanto odiamos y que nos divide y destruye.

Después de este purgamiento, ¡exijamos que nos respeten! ¡Exijamos que nuestros hijos sean educados por profesores competentes y actualizados! ¡Exijamos que nuestros médicos sean especialistas y ejerzan por amor a salvar vidas! ¡Consultemos solo a abogados conocedores de su campo, exigiendo integridad en su trabajo! ¡Contratemos al ingeniero, arquitecto, constructor y trabajador que sepa lo que hace y que se responsabilice por su trabajo! ¡No escuchemos más a curas que todavía creen que el pobre en la tierra alcanzará el reino de los cielos! ¡No escuchemos a periodistas sesgados ni permitamos ser entrevistados por los que no se preparan para eso, malgastando nuestro tiempo! Frecuentemos restaurantes, spas y tiendas en las que estemos convencidas de la calidad de sus productos, y donde las reglas laborales son respetadas de tal forma que su trabajo logre ser motivo de orgullo para ellos al complacernos como sus clientes!

Ahora sí, ¡votemos por políticos que no necesiten enriquecerse con esta tarea, sino estadistas que se sientan realizados con servir a su país, independientemente de su tendencia política! ¡Participemos en la construcción de una sociedad equitativa, aunque no nos beneficiemos directamente de ese trabajo! ¡Critiquemos constructivamente aportando ideas, opiniones y acciones que sean útiles a todos!

En las sociedades individualistas, los más beneficiados viven temerosos de lo que se les pueda quitar. En las sociedades donde existe cohesión social, se respeta el derecho de cada individuo y se le otorga el respeto y la justicia que todos quisiéramos que se nos otorgaran. No hay ciudadanos mejores ni peores, sino individuos con diferentes aspiraciones personales, pero todos con los mismos derechos y las mismas responsabilidades. Todos los países tienen la oportunidad de superarse, siempre y cuando sus ciudadanos se liberan de sus prejuicios socio-económicos, prejuicios culturales a los que han estado sometidos por las circunstancias históricas. La historia es cambiable cuando los ciudadanos se cansan. Agota ver tanta miseria injustificable. ¿Por qué no vivir en armonía con sus compatriotas, cada cual viviendo donde quiera y pueda, contribuyendo honestamente a su patria; y, en comunión con la naturaleza?
Ana María Pereira-Castillo
Prensa República Del Banano

5 comentarios sobre “#ArticuloBananero| ¡Soy correísta! Y… ¿qué? ¿Por qué no: “ver claro, sentir hondo y obrar recio”?

  1. SI ESTA DICE SER CORREISTA DE VERDAD QUE ES UNA DE LAS MAS GRANDES ENGAÑADAS POR SI MISMO Y POR EL MIMÍSIMO SÁTRAPA QUE LA ENCANDILÓ…. TODO LO QUE AQUÍ MANIFIESTA Y NOS PRETENDE ENVIAR COMO “SALMOS” CORREISTAS, ESTA SEÑORA, QUE DICE LLAMARSE…. ANA MARÍA PEREIRA-CASTILLO….. SON LAS CONTRADICCIONES MÁS PERFECTAS DEL COMPORTAMIENTO QUE LOS BUENOS CIUDADANOS… ….PERO JAMÁS SERÁN DE LOS CORREISTAS…. PORQUE EL MISMÍSIMO SÁTRAPA ACTUÓ TOTALMENTE CONTRARIO A LO QUE AQUÍ ESTA SEÑORA PROFESA…. Y NO LO DIGO PORQUE SOY UN TOTAL Y CONVENCIDO DE QUE ESTE… “PHDGP”…. PUTO MAMELUCO NOS ENGAÑO A TODOS…SINO PORQUE ESA FUÉ SU MANERA DE ACTUAR Y LO PRUEBA CON EL MIEDO DE QUEDARSE AQUÍ Y ENFRENTAR TODOS LO QUE LE CORRESPONDE RESPONDER….SINO QUE COGIÓ POR EL ATAJO Y SE FUGÓ CON TODO LO ROBADO…. Y ESO LO CALIFICA TODO LO CONTRARIO A LO QUE….. DOÑA ANA MARÍA PEREIRA -CASTILLO…. NOS QUIERE METER….TAL PARECE QUE ESTA SEÑORA SE ESTRÍA REFIRIENDO COMO DE SAN ANTONIO O SAN FRANCISCO…. MENOS Y JAMÁS HACER APOLOGÍA DEL SÁTRAPA….QUE PENA…..¡¡¡¡¡¡-

    Me gusta

  2. Me gustó, mucho lo que dijiste y expresaste, en lo que no estoy de acuerdo es en que seas corista, per te respeto y apoyo esta opinión que haz dado. Dejemos de quejarnos y empecemos a hacer un cambio por el país que nos vio nacer.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s