Asamblea da un duro golpe al gobierno negando #LeyDelSaqueo

Lo peor que le podía pasar al #Gobierno ha ocurrido: su proyecto de #LeyEconómica, el plan B frente al fracaso del retiro de los subsidios, ha naufragado en la Asamblea Nacional.

Prácticamente toda la clase política del país había llegado al consenso de que aprobar la ley sería nefasto para el país. SUMA, #PSC, #RevoluciónCiudadana y los independientes dieron su voto para llegar a la mágica cifra de 70 voluntades.

Por el sí apenas estaba lo que queda de #AlianzaPAIS y #CREO, que se ha convertido en el gran aliado del morenismo.

Pero el consenso para rechazar la norma no solo era político, sino que incluía a todos los estamentos de la sociedad. La Conaie dijo que era peor que el Decreto 883, el de los combustibles, y las cámaras empresariales la tildaron de “impuestera”.

La ley era un enorme mamotreto de más de 400 artículos que reformaba un sinnúmero de leyes y temas: Galápagos, becas, educación superior, impuestos, banca, Banco Central, cerveza artesanal, banano, emprendimientos…

La norma proponía desregular la banca y las universidades por lo que surgieron temores de que vuelva el feriado bancario y los centros de educación superior de garaje. Planteaba ocultar las deudas por tributos de los grupos económicos, fijaba un impuesto para capitales que lleguen el país sin que las autoridades se cercioren de la licitud de esos fondos, creaba un directorio del Banco Central, fijaba impuestos a las plataformas virtuales como Netflix y eliminaba parcialmente el anticipo del impuesto a la renta, entre otros aspectos.

Lenín Moreno y su ministro de Finanzas, Richard Martínez, pasarán ahora unas durísimas navidades, si es que siguen en el cargo porque cada vez va quedando más claro que sus opciones de gobernar son nulas.

Moreno no puede emitir decreto sin que el país se alce, como quedó demostrado en octubre. Y ya tampoco puede hacer aprobar una iniciativa legal de carácter económico urgente. La calle le dijo no a Moreno en octubre, ahora hace lo propio la derecha con representación política y las cámaras. El régimen está atado de manos por lo que no puede cumplir con el #FMI. Y sin eso no tiene recursos para pagar décimos en diciembre.

En cualquier país civilizado del mundo, Martínez debería enviar su renuncia cuanto antes puesto que su proyecto económico es inviable. Y Moreno, si es que tuviese al país como preocupación, tendría que dar un paso al costado. Es un presidente pintado en la pared, sin capacidad de gobernar, y por lo tanto no puede resolver los problemas urgentes de Ecuador.

Ante un enfriamiento de la economía que cada vez se va tornando en recesión, ¿qué hará Moreno hasta 2021? ¿calentar el puesto? El país no lo aguanta y por ello la Constitución plantea la muerte cruzada: elecciones generales que permitan al nuevo liderazgo político surgido de las urnas tomar las decisiones del caso, con la legitimidad que da el voto.

Otra vez tiembla el Gobierno. La crisis de octubre no ha cesado, se empeora con cada día que transcurre porque hay un Ejecutivo caído políticamente.

Fuente Mesa Servida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s