Gobierno ya habla de muerte cruzada

Finalmente se rompió el tabú: Hay voces del #Gobierno que ya hablan de muerte cruzada, el mecanismo constitucional que permite al #Presidente de la República disolver la Asamblea Nacional del Ecuador y convocar a elecciones generales en un plazo máximo de seis meses.

El primero que habló de esta posibilidad fue Raúl Clemente Ledesma Huerta, un incondicional de Moreno que salió de las filas de Jimmy #Jairala, pero que ahora ha tomado distancia del exprefecto.

Ledesma fue ministro de Trabajo, luego gobernador del Guayas y ahora ministro de Ambiente. Acompaña a #Moreno desde que este asumió el poder en 2017.

El ministro dijo que la muerte cruzada es una posibilidad por la sensación de bloqueo que siente el Gobierno: No pudo emitir el decreto con la eliminación de los subsidios a los combustibles y ahora tampoco puede hacer aprobar una Ley Económica en la Asamblea.

Eso ha creado un ambiente de desesperación que fue plasmado hoy por el ministro de Finanzas, #RichardMartínez. En una entrevista con Teleamazonas reconocía que se le van acabando las opciones, pero que el acuerdo con el #FMI sobrevive.

Sin plata de los combustibles y sin plata de nuevos impuestos, lo único que mantiene a flote al Gobierno son los recursos del FMI. Porque a los mercados ya no puede acudir debido a que el riesgo país se disparó en las últimas horas lo que eleva a niveles siderales el interés que el país debería pagar si que quiere más dinero.

Pero tampoco puede recortar el presupuesto drásticamente por la amenaza constante de nuevas protestas, como yo lo han advertido la #Conaie, los sindicatos y las universidades.

Por eso Ledesma lo que hizo fue hablar de lo obvio. En Ecuador, un gobierno sin capital político está acabado. Atado de manos, Moreno solo puede presenciar el agravamiento de la crisis económica y frente a eso solo queda tirar la toalla.

El Presidente ya casi no puede ni moverse libremente por país. Así quedó demostrado cuando tuvo que cercar el Parque Calderón durante una visita a #Cuenca y lo mismo ha hecho en la Plaza de la Independencia, en #Quito.

El problema en realidad es personal. A Moreno, y especialmente a su círculo cercano, le cuesta mucho darle la razón a Rafael #Correa, el primero en proponer la muerte cruzada. Esa concesión sería el fracaso rotundo del eje gubernamental: ‘descorreizar’ el país.

Ledesma no es un ministro influyente por lo que su osadía sigue siendo marginal dentro del gobierno. Por eso, aunque parece la salida más obvia y evidente, la muerte cruzada demorará en hacerse realidad.

Fuente: Mesa Servida, República del Banano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s