Ecuador quiere que EEUU capacite a medio millar de policías

Ecuador espera el apoyo de Estados Unidos para la capacitación de medio millar de policías este año en temas de seguridad, informó este lunes la ministra de Gobierno, María Paula Romo. En una rueda de prensa con la presencia del jefe de Estado, Lenín Moreno, Romo dijo que la seguridad fue uno de los temas fundamentales de la reunión de la semana pasada en Washington, entre el gobernante ecuatoriano y su par estadounidense, Donald Trump. Se trató de la primera reunión de un presidente ecuatoriano con su homólogo estadounidense en 17 años, después de una que, en 2003, mantuvieron Lucio Gutiérrez con George W. Bush. En la visita realizada la semana pasada a la capital de EE.UU., Moreno estuvo acompañado de una comitiva de altos funcionarios, entre ellos el canciller, José Valencia, y sus colegas de Economía y Finanzas, Richard Martínez, así como la ministra Romo. “En materia de seguridad vamos a concentrarnos alrededor de la cooperación en capacitación, en tecnología y en intercambio de información”, dijo. Lea también: Lenín Moreno es optimista sobre posible acuerdo comercial con EEUU Y apuntó que si bien la reunión entre los gobernantes puso a la cooperación en el punto más alto, “todos son temas que han venido trabajándose ya con anterioridad y que están listos para dar resultados”. Comentó que el pasado viernes ya se graduó el primer grupo de policías y “esperamos capacitación de aproximadamente 500 policías a lo largo de este año”. Además mencionó el “apoyo en materia de ciberseguridad, fortalecer los temas de seguridad en las zonas de frontera en lo que tiene que ver con el trabajo de la Policía”. Romo adelantó que en las próximas dos semanas estarán en Ecuador las personas del equipo técnico para la implementación “de uno de los mecanismos más completos de intercambio de información migratoria y de anticipación de información”. Asimismo, explicó que la semana pasada se firmó un acuerdo para la creación de una unidad especializada en la lucha contra el lavado de activos y la corrupción. La unidad está conformada por la Policía Nacional, la Fiscalía General del Estado y la Unidad de Análisis Financiero de Ecuador, explicó en la rueda de prensa que tuvo lugar en el palacio de Carondelet, sede del Ejecutivo. 

Fuente: Vistazo, República del Banano

INTERPOL niega pedido de Ecuador de incluir a Alvarado en difusión roja

Interpol negó pedido de la justicia ecuatoriana de incluir a Vinicio Alvarado, exsecretario de la Administración procesado por el caso #ArrozVerde/Sobornos, en su lista de difusión roja. Se basa en artículo que le prohíbe “intervenir en asuntos de carácter político, militar, religioso o racial”.

Lucio Gutiérrez propone cadena perpetua para políticos que roben

El ex jefe de Estado Lucio Gutiérrez, quien anunció que será candidato en los comicios presidenciales de 2021, planteó este lunes la necesidad de instaurar la cadena perpetua para los políticos que roben dinero público. Al enumerar acciones para salir de la crisis, Gutiérrez subrayó en Twitter, sin mayores detalles, que una de las opciones es la “cadena perpetua para políticos que roben dinero público”, entre otros. Asimismo, para paliar la crisis plantea la posibilidad de la creación de un centro financiero internacional, la reducción de las tasas de interés al 4 y 5 por ciento. De igual manera, propone la creación de una línea de créditos en el presupuesto del Estado sin intereses para el pueblo. El pasado lunes, el expresidente aseguró que volverá a la política como candidato para los comicios presidenciales de 2021, en los que se designará al sucesor de Lenín Moreno. “Sí, sí, sí, sí, vamos nuevamente a dejar la tranquilidad de nuestro hogar, de nuestras actividades personales para nuevamente incursionar en la actividad política”, dijo al ser consultado por Efe sobre si competirá en las próximas elecciones presidenciales. Comentó que el “reto vale la pena”, aunque sabe que es “durísimo” pues hay precandidatos que “ya están varios años en la política” y “la situación es dura”. El exgobernante opinó que la situación del país es “de crisis económica, social, de seguridad, moral”, por lo que “hay que hacer varios cambios en Ecuador y para ello se requiere voluntad política”, que según él tiene. Gutiérrez consideró que fue bueno su Gobierno, que comenzó el 15 de enero de 2003 pero terminó el 20 de abril de 2005, al ser derrocado en medio de protestas populares. Apuntó que en su Administración hubo un gran crecimiento de la economía, inversión extranjera y se redujo la pobreza. Coronel retirado del Ejército, Gutiérrez se postuló ya para la Presidencia en los comicios de 2009 y 2013 y cree que la experiencia que le dejó su corta Administración le será de utilidad en un nuevo eventual Gobierno. También asegura que tomará en cuenta los “errores” que cometió, y por ello, dará mayor atención a la comunicación, y no volverá a caer en la ingenuidad política que no le permitió ver en 2005 el fin anticipado de su Gobierno, en el que le sucedió su entonces vicepresidente Alfredo Palacio. De 62 años, Gutiérrez asegura que, de llegar a la Presidencia, fortalecerá la dolarización, en vigor en Ecuador desde el año 2000. Y en asuntos migratorios, su plan estipula exigir nuevamente el pasado judicial, que ya aplicó en su mandato, mantener patrullajes permanentes y si se detecta que entre las personas sin documentación hay delincuentes, “extraditarlos inmediatamente a sus países de origen”. Ingeniero civil de profesión, Gutiérrez del Partido Sociedad Patriótica, de centroizquierda, comentó que mantienen diálogos con otros grupos para una eventual candidatura de consenso en el marco de un Frente Amplio Patriótico Progresista, que se presentará en unos dos meses. 

Fuente: Vistazo, República del Banano

Las perlas de Jaime Vargas

Durante y después de los hechos del pasado mes de octubre, la presencia e imagen del presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Jaime Vargas, tomó un impulso. Por lo que sus apariciones y expresiones tomaron ese mismo empuje, sobre todo sus declaraciones; algunas caracterizadas por estar cargadas de falta de tino y mucha ligereza. Una de las primeras expresiones salidas de tono fueron descargadas hacia el presidente Lenín Moreno. No solo por los calificativos dirigidos al primer mandatario, sino por el llamado que hizo a las Fuerzas Armadas a desconocer su autoridad en medio del paro nacional del pasado mes de octubre.

He mandado como amazónico a cerrar todas las llaves del petróleo. Con el pueblo, señor asesino Lenín Moreno, no se juega. Con la Conaie no se juega, carajo. Únanse al pueblo, carajo. No cumplan esas órdenes de ese señor traidor, mentiroso, ladrón… Señores de las Fuerzas Armadas, señor comandante de las Fuerzas Armadas, quítenle el apoyo a ese patojo de mier…
Jaime Vargas, presidente de la Conaie (10 de octubre de 2019).

Acoso sexual y otros temas polémicos de Moreno

Jaime Vargas, presidente de la Conaie, llamó ‘patojo’ al presidente durante el paro nacional. Estas fueron las disculpas completas que ofreció.

Otra de las frases fue cara a cara con el presidente Moreno. En el marco del inicio de las conversaciones entre Gobierno y movimiento indígena, Vargas le dijo al primer mandatario que sus ministros son vagos.

Tiene ministros vagos que no hacen nada por la patria. Y le hacen quedar mal, señor presidente. Nunca contestan los celular.
Jaime Vargas, presidente de la Conaie (13 de octubre de 2019).

Casi una semana después, el presidente de la Conaie vuelve a lanzar unas declaraciones que originaron un proceso judicial en su contra. En Macas, en el marco de un encuentro con la bases indígenas de Morona Santiago habló de crear un ejército propio. Según Vargas, se refirió a un grupo no subvesivo, ni armado de persona para dar seguridad a los dirigentes, a los visitantes de las comunidades, durante la fiestas comunitarias y más.

Vamos a organizar con nuestro excombatientes, nuestra seguridad comunitaria. Tenemos que hacer nuestro propio ejército, nuestro propio ejército que defienda al pueblo. Nuestra propia seguridad desde nuestra comunidades.
Jaime Vargas, presidente de la Conaie (19 de octubre de 2019).

La tres polémicas que deja la visita de la Conaie a Guatemala

La más reciente fue este última fin de semana cuando Vargas equiparó su cargo como presidente de la Conaie al del vicepresidente. Lo hizo al explicar un incidente en Guatemala, país donde estuvo junto a otros tres dirigentes indígenas ecuatorianos para un encuentro con indígenas de otros países. La policía guatemalteca les requirió sus documentos cuando estos estaban en un mercado de la localidad. Según las declaraciones de Vargas, su cargo es de una autoridad y que su calidad en ese momento no era de cualquier ecuatoriano.

No somos cualquier ciudadano ecuatoriano o migrante diríamos. Somos autoridad. Yo soy presidente del movimiento indígena del Ecuador. Allá decimos el segundo mandatario del país, de los pueblos indígenas.
Jaime Vargas, presidente de la Conaie (14 de febrero de 2020).

Fuente: El Expreso, República del Banano

Ya en Ecuador, Jaime Vargas, presidente de Conaie, se autocalifica como segundo mandatario del país

Previo a participar en un Parlamento provincial en el cantón azuayo Nabón el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Jaime Vargas, ratificó sus declaraciones realizadas en Guatemala en donde se autocalificó como el “segundo mandatario” del Ecuador. El miércoles dará una rueda de prensa en Quito en la que, según dijo, aclarará lo que pasó en el país centroamericano.

Por más de una ocasión los periodistas cuestionaron a Vargas sobre el contexto y alcance de esas palabras que se difundieron en redes sociales. “¿El primer Presidente quién es? Lenín Moreno. ¿Y el segundo Presidente del Ecuador quién es? es Jaime Vargas presidente de la nacionalidades del Ecuador”, espetó, tras decir esto se levantó de la mesa para dirigirse al Parlamento.

Aseguró que recién al llegar a Ecuador conoció lo que habría dicho el presidente de Guatemala, Alejandro Giamamttei, sobre su estadía. “No vamos a permitir que ninguna persona extranjera venga acá a soliviantar los ánimos de nuestra gente (…)”. En un comunicado de prensa se aseguró que tres líderes de la Conaie participaron de la VI Cumbre continental de pueblos y nacionalidades indígenas del Abya Yala y de la III Cumbre continental de Mujeres y la IV Cumbre de comunicación indígena.

Sobre una potencial campaña para la Presidencia de la República aseveró que eso tendrá un proceso y el que deberá dar nombres es el pueblo. Al repreguntarle sobre una posible participación electoral del prefecto de Azuay, Yaku Pérez, solo respondió que es un compañero de lucha.

Fuente: El Universo, República del Banano

Pichincha Universal no ata su voz, ni pensamiento para decir la verdad: Fernando Lugo

El expresidente de Paraguay, Fernando Lugo, destacó que en un tiempo de persecución tener un medio de comunicación como Radio Pichincha Universal es una joya, porque no ata sus voces, sus manos o pensamiento para decir la verdad a la ciudadanía que está hambrienta de ese derecho y de la libertad.

A criterio del exmandatario existen grandes esfuerzos de recolonización por parte de Estados Unidos,  esto luego de que Latinoamérica se les fue de las manos entre 2010 y 2015: “Se concentraron mucho en Medio Oriente y dejó como un espacio de recreo que devino en una ola de gente que reaccionó y construyó rápidamente con líderes que ponían en primer lugar a la ciudadanía, a la gente más olvidada”.

En ese contexto señaló la importancia de un medio como el de Pichincha Universal pues señaló que en esta época, palabras importantes como soberanía y patriotismo han desaparecido del léxico político.

Aunque reconoció que los cambios que se dan en los Estados es parte de un juego democrático, también resaltó que no se lo está haciendo de una manera correcta porque esta generando rupturas y cicatrices que lleva mucho tiempo subsanar: “En cualquier democracia el cambio de signo ideológico debe parecer normal y saludable, pero la forma en como se hace violentando la Institucionalidad, lo más sagrado que tiene cualquier República como la libertad y derecho, no es una cuestión fácil y simple”.

Aseveró que después de la tormenta, el futuro solo depende de los ciudadanos de cada país que deberán resolver en democracia lo que esperan más adelante: “Hoy hay una crisis profunda que parece sin salida ¿Qué viene después de esto?, a lo mejor otro periodo de ideologías neoliberales, pero que eso no nos deje pasivos, como observadores porque en el futuro todos somos responsable de lo que suceda en nuestros países”.

Fuente: Pichincha Universal, República del Banano

“Estados Unidos no quiere una base en Ecuador, quiere algo más devastador”: Martín Pastor, Telesur

“Los Estados Unidos no quieren recuperar una base militar en Ecuador. Son altamente costosas; implican gastos en personal militar, mantenimiento e inversión en infraestructura. Por esta razón el acercamiento entre la Embajada norteamericana y el gobierno de Lenín Moreno es señal de algo más devastador: una renovada fase de injerencia directa e indirecta sobre las Fuerzas Armadas, Policía Nacional y soberanía nacional.

La estratagema inició el 27 de enero de 2018 en San Lorenzo, cerca de la frontera norte con Colombia, cuando el país sufrió la detonación de un coche bomba. Mientras las respuestas gubernamentales eran escasas y descoordinadas, en tres días una comitiva del Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos llegó al Ecuador.

Lo determinante de la situación es que ante “el primer gran reto de seguridad la reacción del gobierno fue traer a Estados Unidos”, como lo señaló Guillaume Long, exministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana. El atentado terrorista dio paso a un incremento de ataques y paralela presencia de los norteamericanos en las esferas militares y gubernamentales.

La explosión de una bomba casera en el retén de la Armada en Borbón y los ataques a militares y policías en El Pan, el Alto Tambo y Mataje en la frontera con Colombia desatarían la respuesta dirigida de la derecha oligárquica y ciertos grupos de interés. El discurso compartido fue culpar estas agresiones a la salida de la Base de Manta en 2009.

Para el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, la solución sería una base militar con presencia norteamericana. A lo cual le hizo eco el excandidato presidencial y General en servicio pasivo, Paco Moncayo, concluyendo que «sacar la base de Manta y no tener con qué reemplazarla fue tonto e irresponsable”. Incluso miembros de la prensa nacional se sumaron a la propaganda arguyendo que la seguridad nacional recae en la necesidad de una presencia extranjera militar.

En otras palabras, buscan justificar lo injustificable. La pérdida de soberanía nacional, la presencia del ejército más peligroso del mundo en Ecuador y el irrespeto a la Constitución son cuestiones secundarias. Pero para lamento de ellos, Estados Unidos no quiere una base militar en Ecuador y aunque la quisieran, no podrían, sería inconstitucional.

El artículo 5 de la carta magna del 2008 indica que “no se permitirá el establecimiento de bases militares extranjeras ni de instalaciones extranjeras con propósitos militares. Se prohíbe ceder bases militares nacionales a fuerzas armadas o de seguridad extranjeras.” Entonces, ¿qué buscan los yanquis en Ecuador?

Una clave para la respuesta la dio el embajador Todd Chapman durante la celebración de los 154 años de vida institucional de la Policía Nacional. El diplomático explicó que Estados Unidos quiere ser un “buen socio” para el país ya que su “compromiso es dar seguridad a Ecuador” y cooperar con las instituciones del Estado relacionadas a la seguridad nacional.

La cooperación ofertada incluye brindar capacitación, inteligencia, intercambio de información y acceso a colegios militares, donde oficiales del Ecuador podrán “formarse” nuevamente. Un escalofriante recuerdo que remonta al funcionamiento de la Escuela de las Américas, institución de adoctrinamiento militar e ideológico de los Estados Unidos, encargada de ‘capacitar y formar’ a escuadrones de tortura y muerte en toda Latinoamérica durante los años 70, 80 y 90.

Esta de-formación ideológica, que implica la supuesta capacitación militar, es una amenaza a los ecuatorianos y latinoamericanos ya que atenta directamente a la democracia y la soberanía de las FFAA y elementos de seguridad nacional. La experiencia reciente con fuerzas de seguridad en los países invadidos de Iraq y Afganistán lo demuestra.

No es casualidad entonces, que Moreno haya eliminado la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain). Desmantelar instituciones y promover, con el apoyo de los medios de comunicación, un discurso sobre cómo se “mermó” a las Fuerzas Armadas es parte de la estrategia de ingeniería social, común de los norteamericanos.

Esta funciona al crear/presentar un problema (tesis) para incitar una reacción (antítesis) y de esa manera presentar una solución (síntesis), la cual en una situación regular, no inducida, no sería aceptada por la gran mayoría.

Todas estas medidas están ligadas al objetivo principal que es lograr la injerencia indirecta a través de la intervención en la toma de decisiones y el manejo de influencias dentro de las Fuerzas Armadas y Policía ecuatoriana.

Es por este tipo de intrusión que Rafael Correa expulsó a diplomáticos estadounidenses, una embajadora, y casi 20 funcionarios del Pentágono que trabajaban en Ecuador. Uno de los casos más emblemáticos es el de Mark Sullivan, exprimer secretario de la embajada, que en 2009 fue expulsado por interferir en asuntos policiales e internos.

Sullivan amenazó con cortar la ayuda de su país a la policía después de que el gobierno ecuatoriano cambió al jefe de la Unidad de Investigaciones Especiales sin consultar a los estadounidenses, según un informe de la Comandancia de la Policía. Las visitas del actual embajador estadounidense a las distintas carteras de Estado muestran que su figura de ‘consultor’ se retomará.

De igual manera necesitan restablecer la relación directa con las Fuerzas Armadas, obviando los canales oficiales y legales. Táctica que realizaban habitualmente, como lo demostraron varios cables de la embajada desclasificados por Wikileaks.

En uno que data al 2009, Heather Hodges, exembajadora en Ecuador, comenta que habían desarrollado “una estrategia para mantener la interacción con las fuerzas militares en Ecuador. Utilizando nuestra experiencia de cooperación con la Policía Nacional ecuatoriana vamos a hacer que la presión contra el liderazgo político del gobierno de Ecuador surja desde adentro de las fuerzas militares…”.

Otro del 2005 detalla como los Estados Unidos ofrecerían “regalos” a los oficiales ecuatorianos de las Fuerzas Armadas para que estos “presionen a sus superiores para obtener regalos similares” y así logren inspirarlos a firmar acuerdos en los intereses de los Estados Unidos.

Esa violación del derecho internacional, la diplomacia, y la institucionalidad democrática, tiene un objetivo: crear quintas columnas dentro de las FFAA y Policía Nacional. Finalidad que los norteamericanos persiguen pero no con una Base militar sino con el acceso indiscriminado a las instituciones que sostienen la seguridad nacional.

Ante esto su justificación pública sigue siendo la lucha contra el narcotráfico. Pero si la presencia de los estadounidenses, en bases o a través de cooperación fuera eficiente, ¿por qué luego de casi 20 años del Plan Colombia, siete bases norteamericanas en territorio colombiano y más de 10 mil millones de dólares (2016) en cooperación; los cultivos de coca en Colombia incrementaron a 146.000 hectáreas en 2016, volviendo a aproximadamente los mismos niveles de los primeros años del Plan en 2001?

La respuesta es que luchar contra el narcotráfico no es su prioridad o se dedicarían a combatirlo en su propio territorio. Su objetivo, como imperio basado en el poder bélico, es incrementar la presencia militar en la región con el fin de asegurar sus ‘intereses hemisféricos’; consolidar, a través de favores políticos, un bloque regional en contra de Venezuela; y justificar su presencia en la zona, ya que con los diálogos de Paz no podrán seguir operando como la han hecho durante casi dos décadas.

En palabras de Joseph Disalvo, subcomandante del Comando del Sur, “debemos pensar en una estrategia nueva que más que un Plan Colombia sea un plan Sudamérica, donde todo el mundo pueda combinar sus esfuerzos y así luchar contra esto (narcotráfico).”

Este Plan Sudamérica de carácter neocolonial demuestra que para ellos este es su continente y América Latina su ‘colonia’. Para lograr el cometido, manipulan las débiles políticas de seguridad nacional y se aprovechan del entreguismo de los gobiernos actuales de la región. Y es así que la renovada presencia militar no pone en riesgo a un solo país, sino la soberanía y futuro de toda América Latina”, señala el reporte periodístico, publicado el 3 de abril de 2018.

Fuente: Pichincha Universal, República del Banano

La cooperación con EEUU no debería significar que Ecuador compre una agenda externa: Diego Pérez

A criterio Diego Pérez, profesor de seguridad y defensa del Instituto de Altos Estudios Nacionales – IAEN, es difícil para un país chico, como Ecuador, prescindir de la cooperación de Estados Unidos, sin embargo destacó que esos acuerdos deben estar sobre una agenda propia: “Pero no sé en qué medida estos 17 puntos y sobretodo las grandes categorías planteadas desde la seguridad puedan abrir un espacio para distorsiones”.

Destacó que la cooperación inteligente, no significa que el país se compre una agenda externa a la suya: “Ahí tengo algunas preocupaciones porque Ecuador ha tendido a perder agenda sobre seguridad porque nos hemos alineado a la estrategia EEUU”.

Manifestó que al no tener la tecnología necesaria, el país ha hecho un papel pobre en el control de sus fronteras y aguas internacionales, pues de los tres puertos principales de salida de sustancias estupefacientes dos son del Ecuador ubicadas en Manta y Esmeraldas: “Requieren una línea de colaboración pero EEUU puede pedir X o Y cosa y al no tener herramientas, el Ecuador puede terminar cediendo”.

Además reconoció que por su posición geográfica Ecuador es privilegiado y atractivo para muchos actores.

Recordó que EEUU ha tenido una visión predominantemente securitista y represiva y pone en el mismo saco a todos los actores, es decir da igual la persona que hace microtráfico como la de un barco llenó de droga: “Ahí es importante cuál es la política del Ecuador frente a las drogas”.

Fuente: Pichincha Universal, República del Banano

Bonos ecuatorianos son los segundos con peor desempeño a nivel mundial

En el reporte entregado por la agencia Bloomberg, el precio de los bonos ecuatorianos se redujo al máximo, los cuales han sido calificados como los segundos con peor desempeño de los mercados emergentes y a corto plazo es difícil que vuelvan a subir.

Según los especialistas en información económica, los papeles ecuatorianos están vendiéndose debido a la creciente preocupación de los inversionistas por la incapacidad del Gobierno para aprobar medidas clave para arreglar sus sistemas monetarios y fiscales.

La baja calificación crediticia otorgada por la agencia estadounidense Moody’s, y la caída en los precios del petróleo, genera un panorama nada prometedor.

Esta firma estadounidense bajó la nota de B3, considerada como bono basura, a Caa1. “Es probable que el acceso al mercado para el soberano continúe limitado ante un calendario de amortización de deuda desafiante que comienza en 2022”, revela Moody’s.

Insiste la agencia calificadora de riesgos, “las autoridades enfrentan una resistencia considerable a la adopción de reformas urgentes”, e indicó que la “incertidumbre política” echan al traste el crecimiento económico.

Estos bonos cotizados en dólares vencen en el año 2029, cayó su rendimiento en más de 13 centavos este año a unos 85 centavos, sus resultados fueron del 13,8 % de interés.

El ‘spread’ o diferencia en torno a los Bonos del Tesoro (riesgo país) amplió la brecha en unos 320 puntos básicos, asegura el índice elaborado por JP Morgan para los mercados emergentes; este es superado en el incremento de riesgo por el Líbano.

El país se encuentra en la recta preelectoral, y para los inversionistas es más incertidumbre. La ruptura política entre CREO y Alianza PAIS en la Asamblea, complicaría la aprobación de reformas importantes para este sector en este año, como la supuesta independencia del Banco Central del Ecuador (BCE), que lo estables el tratado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Con las dificultades que ha tenido el Gobierno para llegar a las metas propuestas por el ente internacional. Entre ellos, los gastos en los intereses de la deuda aumentaron 17,3 % en 2019 del 14 % en 2018, en tanto, el déficit fiscal es de 3,8 % en relación al Producto Interno Bruto (PIB) de 3,6 % el año anterior, muestran las estadísticas de Moody’s Investors Service.

Fuente: Pichincha Universal, República del Banano

Gustavo Larrea: “No somos partido de Gobierno, por lo tanto no somos responsables de su ejecución política”

El director de Democracia Sí, Gustavo Larrea, habló sobre el futuro de su organización política y explicó que ni él, ni su movimiento, han sido parte de este Gobierno; por lo cual, tampoco serían responsables de las decisiones políticas que se tomaron. De la misma manera, indicó que de momento no descartan una alianza con el movimiento indígena.

Larrea aseveró que no forman parte del Gobierno del Presidente Moreno y que no tienen planificado ocupar ningún cargo público en este último año de mandato.

“Nosotros no somos partido de Gobierno, y no lo vamos a ser. No hemos ocupado funciones públicas, por lo tanto no somos responsables de la ejecución de la política de este gobierno”.

En este sentido, el político recalcó que únicamente ha tenido coincidencias políticas con el Primer Mandatario, pero que las decisiones las toman de forma autónoma.

“Hemos coincidido en algunas cosas como la consulta popular, apoyamos la transición democrática. Pero el gobierno tiene su propia línea política y económica y son ellos los responsables de sus acciones, y no nosotros”.

Por otra parte, fue consultado sobre una posible alianza con el movimiento indígena y manifestó que no lo descartan, pero su partido respetará si estas organizaciones tienen sus propias aspiraciones electorales.

“El movimiento indígena tiene demandas históricas no resueltas que hay que resolver de forma urgente. Sin embargo, ellos tienen sus propios líderes y su propio programa; por lo tanto (tienen) sus aspiraciones legítimas propias, que las respetamos”.

Fuente: Pichincha Universal, República del Banano