Dirigentes indígenas, sindicales y sociales instan al Gobierno a enfrentar de manera correcta y oportuna la crisis sanitaria

El Colectivo Nacional, conformado por la CONAIE, el FUT y el Frente Popular, demandan del Gobierno Nacional, presidido por Lenín Moreno, acciones urgentes y correctas para proteger la salud y asegurar la alimentación de la población.

Reclaman al régimen que destine, de forma oportuna y suficientes, los recursos económicos para enfrentar la emergencia y priorizar la vida, principalmente fortalecer el sector de la salud y no cargar la crisis en las espaldas de los trabajadores, los pueblos, las nacionalidades, los sectores sociales y populares del país.

Los dirigentes del Colectivo rechazan la decisión del presidente Moreno, ejecutada por el ministro de Finanzas, Richard Martínez, de cumplir con los pagos de la deuda externa, correspondientes a marzo, con la cual prioriza a los acreedores por encima de la vida del pueblo y especialmente de los afectados por la epidemia y el sector de la salud.

Exigen la suspensión del pago de la deuda externa, con el fin de superar la emergencia sanitaria, hasta que se estabilice la economía ecuatoriana. Según la propuesta, esto liberaría, al año, un tercio del Presupuesto General del Estado; es decir, cerca de 12 mil millones de dólares, para destinar a la salud, alimentación y reactivación productiva.

El Colectivo Nacional destaca que el propio FMI y Banco Mundial han reconocido que los países no podrán pagar su deuda y anuncia un programa de reestructuración de esta, para todos los países.

Por eso, condena que el gobierno ecuatoriano haya decidido pagar la deuda, cuando estos recursos deben servir para dotar de insumos a todas las unidades médicas, a los trabajadores de la limpieza y kits alimentarios, que se requieren para un millón y medio de jefes y jefas de hogar del campo y la ciudad.

Los dirigentes de estas organizaciones exigen al Gobierno hacer público el listado de los tenedores de la deuda, que cobran esos bonos, y la fecha cuándo los compraron.

Advierten que continuarán con la demanda de inconstitucionalidad sobre el pago de la deuda externa, en la emergencia sanitaria, en contra del Gobierno Nacional, por atentar contra la vida de los ecuatorianos.

De igual manera, demandan la suspensión de los despidos masivos, en los sectores público y privado, del campo y la ciudad; el reintegro inmediato de todas las personas trabajadoras despedidas; el pago de los salarios correspondientes al mes de marzo; las utilidades de abril; y los aportes al IESS. A criterio de los líderes del Colectivo Nacional, los empresarios no tienen ninguna razón para negarse a esos pagos o retrasarse.

Exigen, también, la derogatoria de los acuerdos del ministerio del Trabajo 079- 080, porque los consideran inconstitucionales y lesivos a los derechos laborales. Reclaman que el Gobierno cobre a los deudores al fisco; que la banca baje la tasa de interés en los créditos; recursos para asistir a la economía popular, comunitaria y pequeños productores.

Consideran que los aportes de los bancos Pichincha y Guayaquil son una pequeña parte de la deuda histórica que tienen los banqueros con el pueblo ecuatoriano, al haber acumulado riquezas durante años, y no puede ser a cambio de despedidos a sus trabajadores.

Piden detener inmediatamente las actividades extractivas de empresas mineras ilegales y territorios concesionados, madereras y todas aquellas que se encuentran laborando normalmente, inobservando, según dicen, las disposiciones nacionales del estado de excepción y toque de queda, que constituye una gravísima violación de las medidas sanitarias dispuestas, que ponen en riesgo la integridad de las poblaciones indígenas y campesinas asentadas en los territorios

Requieren del Ejecutivo que sincere las verdaderas cifras y toda la información sobre la real afectación del COVID-19 en Ecuador, a nivel de contagiados y muertos, ya que creen que las cifras oficiales no reflejan lo que efectivamente está ocurriendo en los hospitales y en los hogares, principalmente en la provincia del Guayas.

Los dirigentes de la COANIE, el FUT y el Frente Popular, ante lo que consideran incertidumbre, exhortan al gobierno y al COE Nacional que mantengan las medidas sanitarias establecidas, como la cuarentena y las restricciones de circulación vehicular, entre otras, durante el mes de abril y realicen evaluaciones permanentes de carácter técnico y sanitario, para determinar la fecha específica en la cual se podrían reanudar las actividades en el país.

El Colectivo Nacional expresa el reconocimiento y solidaridad a lo que califican como rol crucial y humanitario de las personas trabajadoras del sistema de salud, a la tropa de la fuerza pública, trabajadores de aseo de calles, campesinos, indígenas, entre otros, que han sido quienes han asumido una responsabilidad heroica durante la crisis.

Fuente: Pichincha Universal, República del Banano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s