Por fin, el gobierno despiadado, levanta cuerpo de fallecida en Sauces 8

Sus familiares no sospechan que su muerte la causara el coronavirus, sino un problema gástrico con el que padecía desde hace algunos años. María Susana Zamora Quispilema, de 81 años, falleció el jueves 2 de abril, pero su cuerpo recién fue levantado la mañana de ayer.

Para llamar la atención sus allegados la envolvieron en sábanas y la colocaron en el parterre central de la avenida Gabriel Roldós, que divide a Sauces 8 de la onceava etapa de la ciudadela Alborada, en el norte de Guayaquil.

Los restos estaban sobre la estructura de un viejo mueble de madera y con la parte superior cubierta por un parasol. Además, en la parte superior, habían colocado un ramo de flores y un cartel en el que se leía: “Hemos llamado al 911 y no hay ayuda”.

Vicente Pérez, el hijo de María Zamora, sostuvo que tomó esa decisión junto a otros amigos y parientes, porque la señora “murió el 2 de abril y a pesar de las llamadas insistentes no venían a levantarla”, comentó.

También aclaró que el cadáver no estaba en ese sitio desde el día de la muerte, pues primero mantuvieron a la mujer en su vivienda, en Sauces 8. Fue la noche del pasado viernes que decidieron sacarla, para captar la atención de los transeúntes y autoridades.

Un agente de la Policía Nacional, quien omitió su identidad, explicó que ellos recibieron la alerta durante la madrugada de ayer y fue después de las 10:00 que llegaron los peritos de Criminalística para trasladar el cadáver al Laboratorio de Ciencias Forenses.

Para el levantamiento, los agentes utilizaron un vehículo de Correos del Ecuador. (Gerardo Menoscal / EXTRA) 

Para el procedimiento, los especialistas colocaron el cuerpo en una funda de tela, color azul, y luego lo ingresarían a un vehículo de Correos delEcuador que hacía las veces de ambulancia de Medicina Legal.

Quienes pasaban por el lugar observaban con recelo el cuerpo y a los agentes mientras realizaban sus labores. Algunos preguntaban si se trataba de una víctima del coronavirus y luego trataban de acercarse al cadáver para hacer fotos o vídeos.

No obstante, los uniformados del Servicio Urbano evitaban que eso sucediera, pues al tratar de hacerlo estarían a pocos metros del cuerpo y, hasta ese momento no se tenía la certeza de su verdadera causa de muerte.

El hijo de la fallecida, Vicente Pérez, antes del levantamiento, reiteró “que ella tenía una enfermedad en los intestinos por la gastritis. Ya tenía algún tiempo así y seguramente fue por eso que falleció”.

Lo mismo dijo Nancy Muñoz, una allegada, quien aclaró que la señora “estuvo mal desde hace algunas semanas, pero tampoco recibió ayuda. Habíamos llamado al 911 y a los números que decían las autoridades”.

Desconsuelo

Los vecinos y parientes de la fallecida estaban desconcertados porque no pudieron darle un último adiós. “Ella era muy querida por aquí. Actualmente no trabajaba, ni nada. Pasaba en la casa porque me encargaba de sus cuidados”, mencionó el vástago.

El hijo dijo, además, que sentía desconsuelo, porque debido a la actual situación del país ni siquiera podría velar a su madre. (SCM)

Diario Extra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s