Lasso y Nebot proponen eliminar subsidios pero no donan un porcentaje de sus fortunas

El COVID-19 no solo ha generado la emergencia sanitaria en Ecuador, sino que también ha agravado la situación económica del país, que ya era difícil antes de la pandemia. Ante el escenario actual, Jaime Nebot y Guillermo Lasso, dos precandidatos presidenciales, realizan propuestas para enfrentar la actual crisis. 

Lasso propone que se libere el precio de los combustibles, excepto el del tanque de gas de uso doméstico. Señala además que se debe renegociar la deuda externa y pedir ayuda al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para que intervenga ante organismos multilaterales de crédito.
Indica también que se deben realizar reformas laborales.
Por otra parte, Nebot, quien considera que las medidas económicas anunciadas por Lenín Moreno son tributos encubiertos, cree que se debe suspender el pago de la deuda externa. 
El exalcalde de Guayaquil coincide con Lasso en eliminar las subvenciones a los combustibles, pero cree que se debe exceptuar a los sectores del transporte, agricultura, ganadería, pesca, entre otros.
Nebot plantea además crear fideicomisos para recibir y administrar donaciones privadas, además de persuadir a las empresas que tienen negocios con el Estado en el área del petróleo, electricidad y telecomunicaciones, para que contribuyan a enfrentar la pandemia.
Cree que se debe reorientar íntegramente el presupuesto del Estado para poner todos los recursos a la atención de la emergencia. 
Asimismo, sostiene que se debe concretrar concesiones sin vender los activos y empresas del Estado. 

Médicos chinos insisten que el coronavirus “viaja” en los zapatos

Investigadores chinos estudiaron muestras de aire y de superficies en el hospital HuoshenshanWuhan, y determinaron que el coronavirus contaba con una amplia presencia en el aire. Además, en virus también se deposita en el suelo, aparatos electrónicos, cubos de basura y otras superficies.

PRESENCIA EN EL SUELO

Los científicos, que recolectaron las muestras entre el 19 de febrero y el 2 de marzo, destacaron ante todo la alta presencia del virus en el suelo. Hecho que probablemente se debió a la simple gravedad, que arrastró el flujo aéreo de gotitas infectadas hacia abajo.

Otro descubrimiento fue que la mitad de las muestras de las suelas de los zapatos del personal médico que trabaja en la unidad de cuidados intensivos dieron positivo al nuevo coronavirus.

La concentración del virus variaba en función del lugar en el que se tomaban las muestras: así, el 35,7 % de los positivos se concentró cerca de las salidas de aire, el 44,4 % en las salas con los pacientes y el 12,5 % en la zona del consultorio del médico.

“Además, mientras el personal médico camina por la sala, el virus puede ser rastreado por todo el suelo, según indicó la tasa del 100 % de positivos [en muestras tomadas] del suelo de la farmacia, donde no había pacientes”.

“Estos hallazgos indican que los aerosoles cargados de virus se concentraban principalmente cerca y hacia abajo de los pacientes. Sin embargo, el riesgo de exposición también estaba en la zona hacia arriba”, concluyeron los científicos chinos.

Fuente: Metro Ecuador, República del Banano

El #Covid19 puede resistir hasta 60° por 1 hora según nuevo estudio

Un grupo de científicos franceses estudió la cepa del covid-19 en la universidad Aix-Marseille y se sorprendieron ante la resistencia a las altas temperaturas que mostró el coronavirus SARS-CoV-2  en uno de los tantos análisis de laboratorio al que lo sometieron en las últimas semanas. Además se estableció que las cepas tenían la capacidad de replicarse aún luego de permanecer durante una hora a 60 grados centígrados 

El equipo académico es encabezado por el profesor Remi Charrel y fue publicado en en bioRxiv.org un sitio respaldado por el Cold Spring Harbor Laboratory que publica los últimos trabajos científicos. En este experimento, Charrel llevó al virus casi al punto de fervor para conseguir matarlo totalmente, sin que queden rastros de cepas vivas. 

“Los resultados presentados en este estudio deberían ayudar a elegir el protocolo de inactivación más adecuado para evitar la exposición del personal de laboratorio a cargo de la detección directa e indirecta del virus con fines de diagnóstico”, escribieron los autores.

Para este estudio, los franceses infectaron células renales de un mono verde africano con una cepa aislada de un paciente de Berlín, Alemania y fueron cargados en dos tubos de ensayo, uno contaminado con proteínas animales y otro limpio. Luego de haberle dado calor durante el tiempo predeterminado -60 minutos, 60 °C-, las cepas virales en el ambiente puro murieron. Sin embargo, no ocurrió lo mismo en el ambiente sucio, donde algunas de ellas sobrevivieron a pesar de las altas temperaturas. Si bien varias de ellas habían perecido, las que lograron sobrevivir consiguieron replicarse.

Sin embargo, la capacidad de mutación del virus sigue siendo un desafío para la ciencia . El estudio de los franceses permitirá que aquellos que manipulen en laboratorio puedan tomar los recaudos necesarios para no estar expuestos y contagiarse.

Fuente: Vistazo, República del Banano

El Gobierno se abre a la posibilidad de suspender a trabajadores, pero sin sueldo

Hace unas semanas, la posibilidad de suspender a un trabajador sin el pago de sueldos era inviable en el país, debido a que la ley ecuatoriana, incluyendo los últimos acuerdos ministeriales, exigen el pago de las remuneraciones aun en situación de emergencia. No obstante, el Ministro de Trabajo, Luis Poveda, ha anunciado este 14 de abril, la posibilidad de incluir esta opción en el proyecto económico urgente que se tramitará en la Asamblea. 

Aún está analizándose el proyecto, en cuanto a los efectos de la suspensión de la relación laboral, que puede ser una suspensión de hasta de 3 meses, renovable por una sola vez. Y, durante ese lapso, el trabajador no recibiría la remuneración, ni tampoco la aportación del seguro“, detalló Poveda esta mañana durante una entrevista en un canal local. 

Otra alternativa estaría relacionada a reducir la jornada laboral y el salario de forma proporcional a las horas trabajadas, hasta por dos años, y con la opción de renovarse hasta por dos años más. 

Este Diario intentó tener detalles de la propuesta, pero aún se espera respuesta del Ministerio, tras la solicitud de una entrevista. Según el funcionario, el tema forma parte de las opciones que se buscan para evitar que los ecuatorianos pierdan sus plazas de empleo. Según los cálculos oficiales, como consecuencia de la crisis originada por el Covid-19, unas 508.000 personas en Ecuador podrían quedarse sin trabajo y otras 233.000 entrar a la informalidad. 

Tras el inicio de la crisis, desde el Ministerio de Trabajo se aprobaron varias modalidades laborales, para evitar el despido de personas: entre ellos la posibilidad de trabajar desde casa (Teletrabajo) y la opción de poder modificar, reducir y suspender la jornada, pero siempre y cuando se garantice un pago a los empleados. A ello se suma un último  Acuerdo Ministerial (el 080), que permite que durante esta emergencia, los empresarios y los trabajadores establezcan acuerdos para el pago futuro de sueldos. 

Si no se llega a un acuerdo, lógicamente, cualquiera de las partes puede hacer los reclamos pertinentes, y nosotros debemos actuar”, dijo Poveda, quien, sin embargo, espera que la mayoría de empresas logren consensos para poder conservar las plazas de empleo. 

No obstante, pese a estos esfuerzos, en el país oficialmente ya se registran 1.300 despidos intempestivos, dijo Poveda. Ante ello, el Ministerio fortalece su jornada de inspecciones a nivel nacional. “Ya hemos hecho 1.680 inspecciones, verificando el cumplimiento de las obligaciones de los empleadores y atendiendo las peticiones que formulan los trabajadores”. Estas denuncias de despidos, añadió, están siendo ya investigadas. 

Según el Gobierno el proyecto, que entre otros temas también plantea que empresas y ciudadanos aporten a la crisis con una parte de sus sueldos, será enviado “en los próximos días” a la Asamblea, pues aún se pulen detalles. 

Fuente: Diario Expreso, República del Banano

Guayaquil se quedó sin lugar para enfermos y muertos, dice Viteri

Guayaquil sufre como ninguna otra ciudad de Latinoamérica la fuerza destructora de la pandemia. Hospitales y cementerios colapsaron cuando aún falta lo peor. “No hay espacio ni para vivos ni para muertos”, dice su alcaldesa Cynthia Viteri. En una entrevista con la Agencia Francesa de Prensa (AFP) realizada desde Quito, esta abogada de 54 años, que superó el contagio del nuevo coronavirus, está al frente de la peor emergencia que haya enfrentado esta ciudad de 2,7 millones de habitantes.  Fue como si estallara “una bomba”, sostiene Viteri. Guayaquil concentra el 71% de los casos detectados, incluidos 369 muertos, desde el 29 de febrero. Y las autoridades esperan en las próximas semanas hasta 3.500 muertes en la provincia de Guayas. Viteri, enérgica, no elude responsabilidades por la propagación del nuevo coronavirus, pero tampoco cree que Guayaquil deba ser tratada como “villana”.

¿Por qué no se preparó Guayaquil para esta emergencia?  Por supuesto que no estamos preparados. Jamás se pensó que eso que veíamos en Wuhan, que caían personas muertas en las calles, iba a pasar jamás aquí. Guayaquil es el centro de una pandemia que está devastando al mundo entero. ¿Qué pasó con Guayaquil? Que aquí explotó la bomba, aquí llegó el paciente cero, y como era época de vacaciones, viajaron nuestros ecuatorianos al exterior, algunos a Europa, a Estados Unidos, y vinieron las personas nuestras que vivían en Europa. Y cuando llegaron no hubo ningún control como se debió haber hecho si hubiéramos sabido que esto ya venía por aire. Y la ciudad de Guayaquil sencillamente convulsionó. El sistema sanitario, como era obvio, desbordó, las morgues desbordaron, las funerarias desbordaron. Aquí no había y no hay espacio ni para vivos ni para muertos. A ese punto es la gravedad de la epidemia en Guayaquil. ¿Qué responsabilidades caben por ese colapso? Nosotros no somos los villanos del mundo. Nosotros somos las víctimas de un virus que llegó por aire. Aquí, a esta misma ciudad, en 1842, un virus llegó por agua desde Panamá, hubo la fiebre amarilla, y los muertos se enterraban en fosas comunes. Ahora estamos reviviendo algo que ninguno de nosotros, ni quien está hablando, ni mis padres y ni mis abuelos vivieron. Nadie estaba preparado para esto. Y si alguien me habla de responsabilidades, yo le voy a responder: la responsabilidad es de todos porque nadie esperaba lo que pasó en el Ecuador, ni en Guayaquil mucho menos. Aquí estalló una bomba. Cuando estalla una bomba en un lugar, es en ese lugar donde queda el cráter. Los demás reciben solamente las ondas expansivas de las mismas, pero el cráter quedó en Guayaquil. El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra en esta pandemia. Guayaquil carga el peso de los muertos. ¿Cuáles son las cifras reales? Las cifras que tenemos de muertos no son reales por una sola razón, porque no hay pruebas para determinar cuántas personas realmente están contagiadas en la ciudad y en el país. Y mueren los pacientes sin haberse realizado jamás una prueba, y no hay espacio, ni tiempo ni recursos para poder hacer exámenes posteriores y saber si murió o no de coronavirus. Entonces, el número se sabrá cuando esta tragedia, esta pesadilla, termine aquí. Solamente en el mes de marzo hubo 1.500 muertos más que el mes de marzo del año pasado. La gente sigue cayendo en las casas, en los hospitales, en todo lado. ¿Por qué? Porque esto trae algo de manera secundaria: siguen habiendo mujeres que necesitan dar a luz, siguen habiendo atropellados, personas con diabetes e hipertensión. Cien personas murieron el mes pasado por no tener la diálisis aquí. ¿Por qué? Porque no hay espacio, porque no se da abasto, porque nuestros médicos han caído enfermos también. Solamente en el municipio hemos perdido alrededor de 50 personas (funcionarios).  ¿Qué pasará cuando se alcance el pico de contagios? Voy a poner lo que tengo dispuesto para cualquier obra en el 2020 y conseguir los recursos, que de hecho ya los tengo. Ya hemos puesto 12 millones (de dólares para comprar pruebas de diagnóstico) en esta pandemia, para poder detectar (los casos a tiempo). Para mí no hay otra vía. Hay que cuidar a los vivos, y hay que disponer un lugar digno para los muertos. Estamos viviendo una guerra. Esta ciudad es la principal ciudad del país de comercio, la principal ciudad cuya característica huele a comercio. ¿Por qué hubo caos con el manejo de los cadáveres?  Ese tema exclusivamente le pertenece al Gobierno central. Hemos dado como municipio para complementar, para poder salir a flote en algo en esta tragedia, los contenedores fríos a los hospitales públicos para que los responsables de levantar los cuerpos, que es criminalística, puedan tener dónde llevar los cadáveres antes de ser sepultados. Estoy haciendo dos cementerios más. Se están recogiendo los cuerpos al día, pero eso es durísimo porque significa que todos los días hay luto en Guayaquil.

Fuente: Ecuavisa, República del Banano

Escasez de medicinas preocupa a pacientes con enfermedades crónicas

La falta de medicinas para pacientes que no tienen coronavirus preocupa a quienes padecen enfermedades crónicas.

Yessenia Cuello y su hijo están desesperados, no quieren morir. Ambos padecen de lupus, una enfermedad crónica ocasionada cuando el sistema inmunológico ataca a sus propios tejidos.

Ambos tienen 20 días sin tomar hidroxicloroquina porque en la provincia de Esmeraldas, donde reside,  no encuentra el medicamento en ninguna farmacia.

Cuello comenta que hay personas que venden la caja de 20 unidades en 240 dólares cuando ese mismo contenido valía 17 dólares, dejando 223 dólares como ganancia.

Gabriel Orihuela, presidente de la fundación Pacientes Ecuador, que agremia a quienes padecen tres enfermedades crónicas en el país, está preocupado por la escasez y la especulación de estas pastillas que se están experimentando para el tratamiento del COVID-19.

Mientras, la Policía Judicial investiga de oficio tres casos no solo en las distribuidoras de medicinas, sino también en las redes sociales.

Recomiendan exponer este tipo de situaciones al ECU 911. El fin de semana una persona fue retenida en Guayaquil y no se descarta más detenciones.

Fuente: Pichincha Universal, República del Banano

Si me jodo yo, se joden todos

Asambleísta Fabricio Villamar, acepta que le bajen el 50% del sueldo, PERO también propone que se apliquen #medidas fuertes a todos los #ecuatorianos, como que se elimine los subsidios de combustibles y que se apruebe el trabajo con paga por horas, en medio de la crisis sanitaria.

Fuente: EcuadorPlay, República del Banano

El nuevo y extraño síntoma de coronavirus

Tos seca, fiebre, dolor en el pecho son los síntomas más comunes del coronavirus, pero hay gente que está experimentando diarrea, pérdida de apetito y olfato, ardor en los ojos y, ahora, un sorprendente “zumbido” en el cuerpo. Varios pacientes confirmados con COVID-19 han reportado el síntoma también descrito como una sensación de “efervescencia” debajo de la piel, la cual –según médicos– podría ser una reacción del cuerpo al tratar de vencer al virus. “Difícil de describir el “zumbido alienígena” y disociado en algunas partes de mi cuerpo. Estoy bien, pero hay un elemento de agotamiento”, compartió el autor Pete Jukes con la Dra. Jennifer Cassidy. The New York Post reportó que Tarana Burke, conocida como la fundadora del movimiento #MeToo, compartió que su pareja tenía la enfermedad y tenía una sensación de ardor en la piel, por lo que –literalmente– tuvo que utilizar protector solar para calmar la sensación. Sin embargo, varios médicos indican que el extraño síntoma no es común. “Está claro que se ha identificado, pero todavía no estamos seguros de qué tan común es”, dijo el Dr. Daniel Griffin, jefe de enfermedades infecciosas de ProHealth Care Associates.

Fuente: Vistazo, República del Banano

Presunta red delictiva cobraba entre USD 100 y 250 por entregar cadáveres de COVID-19 en Los Ríos

El gobernador de Los Ríos, Camilo Salinas, alertó que en el Hospital Martín Icaza de Babahoyo se detectó una red de personas que cobra entre USD100 y USD250 dólares por entregar cadáveres de los fallecidos por coronavirus. Esta presunta banda delictiva estaría conformada por empleados de funerarias y guardias de seguridad que laboran en la casa de salud.

Salinas alertó que los supuestos pagos se hacen para que familiares de fallecidos por COVID-19 puedan retirar los cadáveres de la casa de salud. Ante esto, se habría solicitado a la gerente del Hospital, Vanessa Delgado Cruz, que investigue el caso y de confirmarse las denuncias que se inicien las acciones legales en contra de todos los implicados.

De igual manera, el Gobernador indicó que la denuncia nace por parte del abogado José Eduardo Merchán, quien de manera textual indica:

“Para sacar un muerto del Martín Icaza hay que cancelar 100 dólares a los guardias de seguridad y si lo meten al muerto en la caja hay que pagarles 150 dólares adicionales, los guardias solo dejan hacer negocio con tres funerarias porque las otras no dejan nada para las colas”.

En torno a esta acusación, la gerente del Hospital manifestó que la Fiscalía ya inició con las investigaciones pertinentes en contra de la empresa de seguridad que presta sus servicios en el hospital y explicó que los guardias no manejan los cadáveres sino el personal de las funerarias.

“Los guardias rechazan las acusaciones, indican que personal de las funerarias son los encargados de ubicar los cadáveres en los ataúdes. De cualquier forma, ya fueron advertidos de que no se tolerará por ningún motivo una situación de esa naturaleza”.

Otra denuncia similar se realizó en redes sociales sobre el Hospital General de Quevedo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), pero la entidad aclaró que todos los procedimientos, incluido el retiro de los cuerpos, que se realizan en la unidad médica, están cubiertos con los aportes de los asegurados y que no requieren de ningún pago adicional.

Fuente: Pichincha Universal, República del Banano

7 Países colaboran con ecuador para combatir el coronavirus

#China, Estados Unidos, #Suiza, Corea del Sur, Alemania, #Colombia y #Perú son los países que apoyan a #Ecuador para que haga frente al coronavirus.

Lo han hecho a través de donación de insumos médicos, colaboración de expertos en tratamiento del virus, entre otros aspectos.

Por ejemplo, según Cancillería, China ha ofrecido al país 17.520 trajes quirúrgicos y batas para el Ministerio de Salud Pública.

Además, ha entregado 400 mil mascarillas N95, mascarillas quirúrgicas, guantes y gafas.

Corea del Sur en cambio ha ofrecido cooperación técnica por medio de conferencias digitales con expertos epidemiológicos para que compartan sus experiencias de cómo combatir la epidemia.

A esto se suma el respaldo de Organizaciones no Gubernamentales (ONG) de Bélgica, Chile, España, Estados Unidos e Italia.

¿Qué te parece la ayuda? y ¿como crees que debe ser repartida en el país?

Fuente: FilmMakers Tv, República del Banano