Pandemia altera organización de comicios y distribución del presupuesto

El cronograma para las votaciones del 7 de febrero de 2021 para elegir asambleístas, parlamentarios andinos y Presidente de la República se alteró a causa de la pandemia por el coronavirus.

El pasado martes debía arrancar el desplazamiento de las brigadas para la campaña de cambios de domicilio, pero ante la emergencia sanitaria, el Consejo Nacional Electoral (CNE) decidió suspender esta tarea porque las delegaciones de este organismo permanecen cerradas.

Los consejeros postergaron para otra reunión el tratamiento de alternativas. Sin embargo, una de ellas es que se lo haga a través de la web del organismo desde el 16 de mayo por 30 días.

El vicepresidente del CNE, Enrique Pita, propuso que se pida la colaboración del Instituto Ecuatoriano de Seguridad (IESS) para usar la plataforma de esta institución.

Mientras que los consejeros José Cabrera y Estela Acero, consideraron que no se puede limitar este derecho solo para los afiliados a la seguridad social.

Además, los consejeros identificaron un reglamento del CNE que impide los cambios de domicilio a las personas que tienen multas.

Para Fausto Camacho, del Observatorio Electoral, el cambio de domicilio no constituye un problema, a no ser que un ciudadano se haya mudado de provincia.

Lo que le preocupa es que los consejeros todavía no se pongan de acuerdo sobre otros temas como el padrón electoral, formas de votación o los procedimientos que se aplicarán para escoger a los candidatos.

La última reforma al Código de la Democracia le dio 120 días al CNE para “una auditoría independiente al registro electoral” y su depuración. El plazo corre desde el 3 de febrero pasado cuando la norma fue publicada en el Registro Oficial. Al organismo le quedan apenas 26 días y no ha aprobado aún una resolución.

Otro de los plazos que está por vencerse es el de la presentación de documentación para verificación e inscripción de las organizaciones políticas que concluye el 19 de mayo.

Camacho precisó que el CNE no puede alterar el cronograma que establece la ley para el proceso electoral, por ejemplo, que la convocatoria a elecciones se haga 120 días antes de la fecha prevista y que el listado de votantes deberá definirse con 90 días de anticipación.

La presidenta del CNE, Diana Atamaint, reconoció que la pandemia trastoca no solo el cronograma, sino el presupuesto debido a que se deben considerar medidas de bioseguridad, por lo que el monto todavía no se define.

Atamaint aclaró que el organismo no tiene la facultad para excluir la entrega de fondos públicos para la promoción electoral, porque eso es una disposición constitucional, pero que ante la emergencia sanitaria eso debe ser una decisión de las organizaciones políticas.

La titular del organismo electoral señaló que se pedirán recomendaciones al Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional.

El CNE tiene previsto que el 1 de noviembre se implementen las capacitaciones y los simulacros, para que todo esté listo para el 7 de febrero. Aunque existe la posibilidad de que las votaciones se ejecuten en tres días o a través de mecanismos telemáticos.

Fuente: Pichincha Universal, República del Banano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s