#ArtículoBananero El infame desmantelamiento del Estado ecuatoriano.

En el transcurso de la semana a las afueras de la empresa pública INMOBILIAR, un grupo de trabajadores que serán desvinculados de esta institución protestaron de forma pacífica. Según los manifestantes al menos 700 funcionarios serían desvinculados. A mismo tiempo, en el sur de la ciudad, trabajadores ferroviarios protagonizaron un plantón para solicitar ser escuchados por el gobierno.

Estas escenas seguirán repitiéndose con mayor frecuencia a medida que el gobierno neoliberal de Lenin Moreno desvincula a miles de trabajadores del sector público, arrojándolos al desempleo en medio de la peor crisis sanitaria que ha vivido el país. Parece que, las infundadas premisas del “Estado obeso” y de la prominencia del sector privado sobre el sector público han encontrado gran asidero en este régimen.

Lo que está haciendo el gobierno es un contrasentido a lo que debería hacerse en momentos en que la economía se va estancando rápidamente. En un Tweet publicado por Zahid Hasnain, en un blog del Banco Mundial, hace un análisis de la relevancia del empleo público especialmente en momentos de crisis como la actual. Según Hasnain “el sector público es un empleador importante y, proteger todos los trabajos tanto públicos como privados, es una prioridad en este momento”. Sin embargo, en el plano nacional la prioridad para el gobierno es la desvinculación acelerada de profesionales de diversas entidades públicas, quienes no tendrán oportunidad de ubicarse otras fuentes de empleo en el corto plazo, limitando sus posibilidades de encarar la coyuntura actual de forma adecuada y digna.

Por otro lado, la llegada del COVID19 a Ecuador ha dejado un nefasto legado de muerte e indolencia por la falta de capacidad el Estado ecuatoriano de atender la emergencia de forma oportuna y competente. El desmantelamiento del Estado, el cual ha sido una premisa tradicional de los partidos de derecha como los que presiden Lasso y Nebot, empezó desde que Lenin Moreno llegó al poder con su ominosa tarea de reducir el gasto público, al tiempo que criticaba todo el legado de su antecesor.

Recordemos las solitarias protestas que llevaban a cabo internistas de los centros de salud pública por la reducción de sus remuneraciones y la desvinculación gradual del personal. A la postre, esto fue un gran error pues, como sostiene Hasnain “los funcionarios públicos prestan gran parte de los servicios esenciales para responder a la crisis en primera línea”.

Así las cosas, y con el último anuncio de Lenin Moreno de esta semana, asistimos impávidos al infame desmantelamiento del Estado ecuatoriano, tan importante y relevante para garantizar el desarrollo de nuestra sociedad en términos de inclusión y justicia. La lógica rentista del sector privado, que frecuentemente ha arremetido contra el servicio público, parece haber saciado sus fundamentalismos sin advertir que, el deterioro de la capacidad adquisitiva de una buena parte de la población, le pasará una factura muy grande en el corto plazo.

Así, por ejemplo, la banca habla de disponibilidad de recursos para fomentar el crédito. Sin embargo, el problema radica en el hecho de que, al reducirse la capacidad adquisitiva de una parte importante de la población, el dinamismo del sector privado también caerá en picada. Por lo tanto, el problema no es la falta de crédito es la falta de apetito por endeudarse ante un escenario de contracción económica. Las empresas privadas tendrán dificultad para colocar su productos y mantener sus operaciones ante la caída sustancial de la demanda interna.

Estamos en aprietos, solamente nuestra capacidad de cuidarnos y apoyarnos como sociedad podrá orientarnos en medio de la incertidumbre y la penumbra, entendiendo el valor de cada empleo y el derecho de cada ser humano a un trabajo digno.

República del Banano

Autoría fotográfica: Internet, atribución 3.0 Ecuador (CC BY 3.0 EC)

2 comentarios sobre “#ArtículoBananero El infame desmantelamiento del Estado ecuatoriano.

  1. Infame traidor y también xque no les manda a la casa al roldan a la romo que hacen tanto daño a ellos les domina el odio. Pero ya se les ha de acabar sus prevendas más pronto que tarde. No son eternos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s