Emergencia sanitaria provoca que más de 590 mil trabajadores hayan sido suspendidos

el

Con el cambio de semáforo rojo a amarillo, las empresas nuevamente modifican su jornada laboral.

Algunas personas que estaban bajo la modalidad de teletrabajo, ahora son convocadas para retomar sus actividades en modalidad presencial.

Angie Alvarado luego de permanecer dos meses con teletrabajo ya se había adaptado a esa rutina, pero desde que Guayaquil pasó a semáforo amarillo le toca aceptar nuevas reglas, al igual que otras personas a quienes incluso les cambiaron los horarios.

Según el Ministerio de Trabajo, a 32 954 trabajadores se les modificó la jornada laboral hasta el pasado 27 de mayo.

Antes de que las ciudades empiecen a cambiar su semáforo a amarillo se registró un aumento de 13 285 colaboradores a esa modalidad.

Actualmente, 1 679 empresas privadas lo aplican. La mayor concentración es en Quito con 13 324 trabajadores, 6 005 en Guayaquil y 1 870 en Cuenca.

Durante el confinamiento, la suspensión laboral ha seguido creciendo y es la modalidad más usada por los empleadores en esta emergencia sanitaria.

Son 591 867 trabajadores suspendidos, 159 628 más de los registrados en abril. La mayoría están en Quito con 202 426 empleados, le sigue Guayaquil con 136 236; Cuenca con 120 255; Machala con 52 950.

Son 21 679 compañías dentro de esta figura entre públicas y privadas.

Hasta el 27 de mayo, 420 131 trabajadores se registraron bajo la modalidad del teletrabajo. 5 927 empresas se acogieron: 262 públicas y 5 665 privadas. Esta modalidad aumentó en casi un mes más de 50 000 colaboradores.

Solo una diferencia de más de 42 000 trabajadores separa Quito y Guayaquil. La primera registra 126 830 colaboradores y la segunda 84 513 teletrabajadores emergentes. Mientras que Cuenca tiene 21 360 teletrabajadores y 18 032 en Loja.

En tanto, 7 099 empresas se acogieron a la reducción de la jornada laboral, que contempla hasta 30 horas semanales, una disminución del 25%, y ahora con la Ley de Apoyo Humanitario se establece hasta el 50 % por cuatro años.

Actualmente, son 222 666 trabajadores que tienen reducida su jornada laboral. De ellos 116 225 son de Quito; 40 809 de Guayaquil; y 27 396 de Cuenca.

Pero a esta situación se suma la del despido intempestivo. Solo en este caso el Ministerio de Trabajo registra 9 175 actas de finiquito a escala nacional desde el 12 de marzo hasta el 27 de mayo del 2020.

Pichincha alcanza los 3 529 despidos, le sigue Guayas con 2 846 y Orellana con 721.

La encuesta tendencias globales de capital humano de Deloitte señala que el 84 % de encuestados necesita reimaginar su experiencia para mejorar la productividad. El uso de plataformas digitales es una alternativa.

Fuente: Pichincha Universal, República del Banano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s