Cuando ser policía no solo se trata de Obedecer

Oficiales de la Policía Estadounidenses se solidarizan con manifestantes.

Las imágenes potentes y llenas de simbología de miembros de las fuerzas de seguridad de Estados Unidos, arrodillándose ante los manifestantes como muestra de solidaridad ante el horrendo asesinato racista de George Floyd, dan la vuelta al mundo.

Según informa AFP y Reuters, desde la manifestación en Coral Gables (Florida), el domingo, policías de varias ciudades como  de Nueva York, Atlanta, Portland, Michigan y varias ciudades de California se han sumado al gesto simbólico de arrodillarse en señal de solidaridad con los manifestantes.

Tom Hanson, Oficial de Policia de Brentwood se dirigió a la manifestación pacífica y dijo:

“Llevo en esta ciudad 28 años, ¿vale? Os aprecio, chicos. Tienen razón de venir aquí y protestar pacíficamente. Sois increíbles. Estamos escuchando lo que dicen y les apreciamos y les amamos. Sé que algunos no piensan eso y creen que estamos para hacerles daño. Les digo, he sido, 34 años oficial de Policía y he ayudado a mucha gente, nunca he hecho daño a nadie, ¿ok? Quiero que lo sepan y que no nos metan a todos en el mismo saco, ¿ok?  Mi departamento de policía les quiere, ellos les quieren. Trabajamos duro para estar seguros y mantenernos seguros y les apreciamos por venir aquí y aceptarnos y hacerlo de la forma correcta. Lo apreciamos y les oímos. Vamos hacer algunos cambios.”

Imagen que contrasta con la de su mandatario Donald Trump, quien indico en su discurso a la nación que movilizará el ejercito para sofocar las protestas. Mientras que, en el exterior de la Casa Blanca la Policía Militar, alineados detrás de escudos antidisturbios, cargaba contra los centenares de manifestantes congregados pacíficamente, ayudándose con gases lacrimógenos y arropados por agentes a caballo, para abrir una vía en la plaza de Lafayette. Minutos después, el presidente pasaba con una pequeña comitiva caminando hasta la iglesia de Saint John, cuyo sótano ardió en las revueltas del domingo por la muerte de George Floyd, para fotografiarse a las puertas del templo sujetando una Biblia en la mano, antes de regresar a su residencia, según informa El Pais.com.

No obstante, esta contradictoria manera de actuar re-abre un debate inconcluso en América del Norte con respecto a la igualdad racial, la justicia y la vida. Para el resto del mundo, nos dejan una imagen amable de las fuerzas del orden en donde la solidaridad y el respeto tuvo prioridad en medio de este amargo panorama.

Gabriela Padilla, República del Banano

Fuentes: AFP, Reuters, El Pais.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s