#ArtículoBananero “Si votar sirviera para cambiar algo, ya estaría prohibido”

En nuestro querido Ecuador nos levantamos cada día con la esperanza de evitar el contagio, conservar nuestro empleo y, aun así, encontrarle el lado positivo a nuestra existencia. Lidiamos con las contradicciones que nos plantea la vida pero no perdemos nuestro ímpetu por salir adelante. Alexander Von Humbold nos describía a los ecuatorianos como “seres raros que duermen tranquilos entre volcanes activos, viven pobres entre tanta riqueza y se alegran con música triste”.

En las últimas semanas hemos sido testigos de una avalancha de denuncias por sobreprecios en la adquisición de insumos médicos, la sospecha de la corrupción y de la negligencia de las autoridades son la noticia del día. Parecería ser que muchos funcionarios públicos vieron en la emergencia sanitaria una oportunidad de negocio, mientras la pandemia le despojaba a nuestra gente de la dignidad que merecemos como seres humanos hasta para morir. Sin duda, esto nos ha generado una fuerte sensación de abatimiento y pesimismo sobre nuestro futuro como sociedad.

Estas circunstancias me llevan a una inexorable reflexión ¿cómo carajos escogimos a estos políticos de turno?, hoy les sentamos en el banquillo de los acusados y asistimos coléricos al escarnio público que pesa sobre ellos en los medios de comunicación, son su comidilla. Sin embargo, aunque me duela decirlo, esos políticos son hijos nuestros, son producto de nuestra sociedad, aquella que nosotros construimos diariamente con todos sus vicios y virtudes. No podemos desmarcamos de ellos tan fácilmente.

Parecería ser que nuestro sistema democrático no nos garantiza escoger a los mejores, más aptos y probos para asignarles los altos cargos y responsabilidades del servicio público que ostentan. Por los resultados a la vista, la respuesta parece obvia. Entonces, ¿en dónde están los ciudadanos honestos, profesionales, bien capacitados y con vocación de servicio que tiene el país?, tenemos muchos pero lamentablemente no están interesados en la política o no cuentan con los atributos para ganarse a la gente en las tarimas.

Los famosos, los importantes, los que la farándula atiende frecuentemente en su programación son los que ven en la política su siguiente proyecto. No importa si no tienen vocación, si nunca fueron voluntarios en trabajo social o dirigentes de barrio o de escuelas donde estregaron su trabajo gratuitamente; son famosos, conocidos, ilustres y con eso les basta. Son ellos los que aparecerán en las papeletas de votación para asumir los importantes cargos de la nación. Los ciudadanos poco escudriñarán sobre sus méritos académicos, profesionales o personales. Al fin y al cabo, lo importante es cumplir con el ejercicio democrático y sacar la papeleta de votación.

Debemos reconocer que somos un pueblo poco propenso a la discusión política sana en nuestro entorno familiar y social. Y cuando lo hacemos, estamos muy poco o mal informados por los chismorreos que vierten los medios de comunicación que también son quienes nos inducen a elegir ciertos candidatos. Entonces, ¿de quién mismo es la culpa?

No solo es el ciudadano que se lanzó a la política para mejorar su posición social y que ve en cada situación de servir una oportunidad de negocios, no es solamente el sistema que no establece requerimientos mínimos deseables para cumplir por parte de los candidatos, no es solamente el ciudadano mal informado que toma una decisión de elección a la ligera. ¡Somos todos¡

Mientras esto no cambie, seguiremos asistiendo cada 4 años a elegir a los mercaderes del servicio publico, a quienes gustosamente desacreditaremos y criticaremos para desfogar nuestras frustraciones mientras la TV los conduce al paredón para su juzgamiento mediático.

República del Banano.

Autoría fotográfica: Internet, atribución 3.0 Ecuador (CC BY 3.0 EC)

Un comentario sobre “#ArtículoBananero “Si votar sirviera para cambiar algo, ya estaría prohibido”

  1. Mas del 60% de los Guayaquileños son corresponsables por haber votado por C. L. Morales y porque Nebot les pidio el voto por este ladron. Entonces no se quejen por borregos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s