El Gobierno de Moreno, la estaca podrida del Ecuador

Opinión

Lejos de que termine la pesadilla del Covid 19 en Ecuador, su rebrote se acentúa y toma más fuerza en varias provincias del país, dejando miles de enfermos más y otro tanto en muertes. El gobierno de Moreno calla, ni se le escucha, como cuando empezó toda esta pandemia, que no le escuchábamos y solo veíamos a un joven inexperto vice-presidente recorrer el país con su fotógrafo a  mano para hacerle el “selfish” perfecto.  Como diría Siset, ¿que no ves la estaca donde estamos todos atados? ¡Si no podemos deshacernos de él nunca podremos caminar!

La verdad es que la gente, nosotras y nosotros ya no sabemos cuál es el mal mortal si es el Covid-19 o la presunta corrupción indecentes y más canalla que nunca, que ha regresado y que sin descaro mete mano en las arcas públicas del estado para un enriquecimiento fraudulento o ilícito, o como le llama la ley, actos de peculado. Aún más indecente, si cabe, al robar en medio de una grave crisis sanitaria en donde cada centavo cuenta para salva una vida, Sin embargo, en el lenguaje de los oligarcas y corruptos recalcitrantes, salvar vidas no se incluye, ellos y digo ellos pues son el claro ejemplo del capitalismo patriarcal salvaje que, solo vela por sus intereses privados y claro está, presuntamente apoyado por la alta esfera gubernamental. En la prensa y los distintos medios digitales se escuchan como la mano “derecha” de Lenin Moreno, Paula Romo presuntamente hace y deshace con las instituciones del Estado. Instituciones, recordemos, que pertenecen a la soberanía de la ciudadanía ecuatoriana, por tanto deberían estar al servicio del pueblo. No obstante, la realidad nos muestra otra esfera que viola sistemáticamente el compromiso del estado con su gente, el Estado de Derecho. Y que es el Estado de Derecho, bueno, ante la ley y según la Organización de Naciones Unidas (ONU)

el estado de derecho puede definirse como «un principio de gobernanza en el que todas las personas, instituciones y entidades, públicas y privadas, incluido el propio Estado, están sometidas a leyes que se promulgan públicamente, se hacen cumplir por igual y se aplican con independencia, además de ser compatibles con las normas y los principios internacionales de derechos humanos. Asimismo, exige que se adopten medidas para garantizar el respeto de los principios de primacía de la ley, igualdad ante la ley, separación de poderes, participación en la adopción de decisiones, legalidad, no arbitrariedad, y transparencia procesal y legal». (Informe del Secretario General sobre el estado de derecho y la justicia de transición en las sociedades que sufren o han sufrido conflictos)  (S/2004/616).

Pues según este concepto, Ecuador no estaría cumpliendo con la legalidad estatal, es más estaría actuando con arbitrariedad y falta de transparencia procesal y legal entre otros, al no aclarar los graves casos de corrupción que se ha desatado en todo el Estado ecuatoriano, no hay rincón de la patria que no haya sufrido el expolio en medio de la grave crisis sanitaria y aun la ciudadanía no tiene, ni responsables civiles ni legales ni políticos. Al parecer, no pasa nada. Odioso ejemplo el que la justicia, la presidencia y  la asamblea están dando a la ciudadanía. Al parecer robar e impunidad van de la mano, como pretenden que el pueblo tenga confianza en las instituciones si las instituciones son las primeras en romper el pacto social. La corrupción enquistada desde hace un siglo y con claros tintes mafiosos en la oscura década de los 70´s 80´s y 90´s no nos dejan caminar. Como dice el cantautor, esa estaca bien carcomida debe estar. En este país pocas son las fortunas que lo gobiernan y muchos los cuerpos que lo padecen, esta terrible pandemia lo ha demostrado. Los ricos se han salvado gracias a sus fortunas de décadas de explotación humana y natural, por el robo y la corrupción ¿y los pobres? Los pobres fueron condenados a muerte por falta de insumos, medicamentos, personal sanitario o lo más importante por causa de un desmantelamiento veloz y fratricida de los hospitales y centros de salud. El Estado de Derecho está siendo violado continuamente bajo la mirada pasiva de la justicia, el incumplimiento a los principios internacionales de derechos humanos se ha convertido en un asunto constante y cotidiano desde que empezó la supuesta crisis económica y que se ha agudizado por motivos de la pandemia. Escuchamos como viejas familias presuntamente corruptas del pasado han vuelto con más fuerza como son los Bucaram.

La avioneta accidentada con Daniel Salcedo y supuestas maletas llenas de dinero, Alfredo Adum, ex ministro de energía en el gobierno de Abdala Bucaram, implicado pues esa avioneta era de su propiedad. Juez emite órdenes de captura para Dalo Bucaram, Gabriela Pazmiño y Michel Bucaram sin embargo los implicados están prófugos pidiendo asilo político en Estados Unidos, Abdala Bucaram y Morales trasladados a la fiscalía sin ser esposados y con adeptos a las puertas, como presuntos implicados en los sobreprecios en los hospitales de la provincia del Guayas.

Esto y más son los titulares con los que cada día las ecuatorianas y ecuatorianos nos levantamos, mucho ruido y pocas nueces, pues los presuntos criminales son trasladados a la fiscalía en medio de un gran revuelo mediático para que en pocas horas sean liberados y sin dar ninguna declaración a la fiscal. Puro teatro.  Aun la fiscalía no determina responsabilidad penal ni civil, la asamblea sigue sin exigir el cese de las labores de Richard Martínez como Ministro de Economía, aún no ha se ha destituido a asambleístas por supuestas repartición de puestos públicos, ni se le investiga a María Paula Romo por presunta repartición de las instituciones de salud, aún seguimos sin saber sobre INAPAPER el caso de corrupción que involucra por entero al Presidente Lenin Moreno. ¿Cuánto más se debe tolerar? Nuestro Estado democrático basado en la soberanía del pueblo y el cumplimiento de la normativa legal y constitucional está siendo pisoteado cada día. La confianza en las instituciones cada vez tiene peligrosamente menos confianza. Si las instituciones dejan de funcionar por causa del silencio de la justicia nacional a los ataques en términos de corrupción que ha contaminado todo el sistema, ¿cómo la ciudadanía se desarrollará, que se pretende? ¿Qué sea la gente de a pie quien cubra de manera privada lo público?,  que pretenden hacer de este país, ¿el lejano oeste, en donde el ojo por ojo o por la fuerza todo vale?

Como dice el cantautor, Siset, ¿que no ves la estaca donde estamos todos atados? ¡Si no podemos deshacernos de él nunca podremos caminar! Si tiramos todos ella caerá y mucho tiempo no puede durar, seguro que cae, cae, cae, bien carcomida debe estar ya. Si yo le estiro fuerte aquí y tú la estiras fuerte allá, seguro que cae, cae, cae y nos podremos liberar.

Con memoria, ni olvido ni perdón, otro Ecuador es posible, más justo, solidario, respetuoso de sus leyes y los derechos humanos. La ciudadanía civil debe despertar.

República del Banano

Fuente: fotografia: diario.ec, noticias: primicias.ec, el universo.com

2 comentarios sobre “El Gobierno de Moreno, la estaca podrida del Ecuador

  1. Buena Noche. Nos comimos el “cuento” 3 años de chismes y como R Correa le quitó todo privilegio (conquistas laborales y negocios particulares dentro de las instituciones del estado, cobro de impuestos, IESS a tod@ emplead@, horarios de trabajo completos) les tocó los bolsillos y por ODIO a CORREA optaron por dejar QUEBRAR al PAÍS ¿o será por cobardía?.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s