Fundamedios emite comunicado en defensa de Bonil por amenaza de Jacobito Bucaram

La ong defensora de la libertad de expresión en el Ecuador, Fundamedios, ha «instado a las autoridades a activar los mecanismos necesarios para garantizar la seguridad» de Bonil, el caricaturista del diario El Universo, después que Jacobo Bucaram Pulley, lo amenazara en su cuenta de Twitter.

«Dios te salve y te proteja», ha respondido Jacobo a una caricatura de Bonil difundida en Twitter el 6 de agosto.

Jacobo Bucaram Pulley, hijo del expresidente Abdalá Bucaram Ortiz, tiene una orden de prisión ordenada por un juez de Guayaquil, después de ser vinculado al proceso que investiga una supuesta red de corrupción en los hospitales del IESS de Guayaquil.

Fuente: La República EC

Comunidad Israelita responsabiliza a Gobierno de Moreno por muerte de Shy Daha

Circula en redes una supuesta imagen en la que la comunidad Israelita estaría culpando al Gobierno del Presidente Lenin Moreno, por el asesinato del Israelí Shy Daha, testigo clave de un caso de corrupcion en el Ecuador.

Abg. Vanegas afirmó que escoltas de Sonnenholzner dieron credenciales a israelíes

▶️#IMPORTANTE Héctor Vanegas, abogado de Sheinman Oren asegura que quienes entregaron credenciales falsas de la DEA a ciudadanos israelíes, fueron entregadas por escolta de exvicepresidente Otto Sonnenholzner. 👇Video: #LaPosta #ElPeorGobiernoDeLaHistoria #Ecuador

Valencia (‪@anto_v25) saca un comunicado aclarando tuit malintencionado de Vivanco

Según reportó el periodista Luis Eduardo Vivanco, afirmo qué el israelí Sheinman Oren, operaba en uno de sus departamentos, sin indicar su fuente.

Posterior la abogada del futbolista Antonio Valencia confirmó que su cliente tiene un total de 12 departamentos en Quito esto en relación al ciudadano israelí Sheinman Oren asesinado en la Penitenciaría y que nombró a Jacobo Bucaram como uno de sus proveedores.

Antonio Valencia, publicó un comunicado con las mismas aclaraciones realizadas por su abogada.

#CaricaturaBananera| Sociedad Anónima por David G. Jiménez

#CaricaturaBananera| Sociedad Anónima por David G. Jiménez

#ArtículoBananero| Aires de libertad del Fuehr Roldán por Luis A. Castillo

Gran alivio causó la semi partida de Santiago Cuesta, pero para nuestro doble pesar quedó Juan Sebastián Roldán. Sí, el de la mesa chica, el de la mesa de la trama fascistoide sobre la cual se barajan reputaciones y vidas por los enanitos que, a estas alturas de haber basureado al país, les importa un bledo, o, si aún son incrédulos, pregúntenle al banquero.

Ya para ellos todo “es igual, lo mismo un burro que un gran profesor”. Sin pelos en la lengua, el despreciable se desguaza. Salió a lo ramplón de barrio a amenazar e intimidar públicamente, iniciando la última arremetida contra el correísmo. ¡Ojo!,para ciertas cosas, el desquiciado cumple con lo que promete.
En ciertas cosas nomás, porque  cuando se trata de lealtad, de entereza, de mesura, Roldán cascabelea para todo lado. No hace mucho elevó al altar a su patrón de turno, Rafael Correa. “Nosotros creemos en el presidente… creemos en el proyecto”. Pero después de ver otra tajada más fresca y prometedora en el derroche del poder, mordió la mano que le dio de comer; insultó, se tragó sus alabanzas pasadas; repudió y, con descaro, con cara de Ruptura25, pontifica desde el lado de la traición. “No hay que tenerles miedo… hay que apresarlos”.
No es para menos su enfado. Los correístas ayudaron a propinarle su merecido. No el de 36 votos, que obtuvo Romo, la señora del maletín de $ 90 mil y más, la que antes del baile se emborrachó en la ficción del poder. Ya entusiasmada pagó a los músicos antes de la cumbiamba, pero estos, al ver el relajo, se le fueron a otra parranda. No, no ese voto, sino el de los pírricos y vergonzosos 12 votos. Siendo así, pues “¡ya qué chu…!”, quiere terminar la consigna macartista (represión política) de la traición barriendo, desinfectando el “virus correísta”, que anda enquistado “por todas las instituciones públicas”.
Los ideales de los ‘revolucionarios modernos’, de los que a boca llena denunciaban con su canto de sirena de “¿quién jodió el país?”, hoy se cristalizan en la atolondrada desmesura de un payaso despreciado que ve que en su show, de hueca grandilocuencia, la audiencia indignada se le va. Ya no le creen. Con el 92 % de desaprobación, no hay paciencia para el disco rayado.
Luis Alfredo Castillo
Articulista
Prensa República Del Banano